Reto lector 2019. 12 meses | 12 libros

Una amiga está por alcanzar (o ya alcanzó) los 50 libros leídos para este 2018, entre lecturas de la escuela y lecturas personales, ella ha logrado lo que yo no. Hace dos o tres años me propuse leer 50 libros y no lo logré. Ella al igual que yo hice hace un par de años, se subió a bordo de la app de Goodreads para ir registrando los libros leídos. Ella junto a otros compañeros y amigos del salón fueron subiendo y actualizando cada una de las lecturas que iban teniendo, logrando así, un mayor dinamismo en el proceso de lectura.

Hoy les quiero compartir una imagen que subió MiLibroMx a su cuenta de Instagram y que me pareció genial para aquellos que 50 libros les parece mucho pero que aún así les gustaría participar en un reto de lectura. Se trata del Reto lector 2019 (12 meses | 12 libros) y como lo señala el subtítulo, son 12 libros que se leerán a los largo de los doce meses. Habría un margen de todo un mes entre cada lectura.

Hay algunas categorías que no me llamaron tanto la atención, como es el caso del mes de abril que dice «Un libro de economía o de política». Y comparado con otro reto de lectura que es el de Guadalupe Reyes, me parece que hace falta un mes donde se promueva la lectura exclusiva de una escritora del país propio. Algo que me llama la atención es el libro para colorear, que en lo personal lo cambiaría por una novela gráfica. Y saben qué más… poesía, hace falta algo de estrofas en el reto. Esos serían algunos de los ajustes personales que le haría.

En fin, creo que si el reto lo empiezan en grupo, así como lo hizo mi amiga, es mucho más probable que cumplan el reto y puede que hasta sobrepasen los 12 libros. De igual forma, te invito a que si las categorías no son de tu total agrado, puedas sentirte con la total libertad de ajustarlo, el chiste es leer.

Comparte este post y la imagen a todas las personas que creas estén interesados en este reto lector para empezar con todo este 2019.

¡FELIZ AÑO!

Guarda esta imagen y compartela para anotarte al reto

PD: … tal vez haga mi propio reto de lectura para el blog con las modificaciones que le haría a este, así que estén atentos.

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Suel(d)o

El edificio donde trabajo es de cuatro o cinco pisos. Desde arriba no hay vista bella si te posicionas dirigiendo la mirada al oriente; pero si lo haces hacia al poniente y si te encuentras en la hora indicada, puede que encuentres un atardecer abrazador. Me acuesto sobre el suelo sueldo.

No me gusta mi trabajo por ser monótono y repetitivo. Sólo que a veces me encuentro pensando si la vida no es justo eso.

 

20160409_183026.jpg
La foto contiene filtros de la aplicación de Pixlr. El filtro se llama Alex y me agradó por la simulación de textura semejante al de la Luna.

Conexión

DSC05151.JPG

Hoy en la mañana le ordené a Google que me hiciera compañía y me dijera cómo le podía hacer para no sentirme ajeno. A mi izquierda había cuatro libros: dos de poesía, una obra griega y un ensayo; a mi derecha: una manzana red delicious oxidándose. Conexión…

conexión
nombre femenino
  1.  
    Unión que se establece entre dos o más cosas (aparatos, sistemas, lugares, etc.) o personas para que entre ellas haya una relación o una comunicación.
    «conexión telefónica; se ha interrumpido la conexión; los puentes colgantes sirven de conexión entre las zonas altas en los Andes»
  2.  
    Puesta en funcionamiento de un aparato o un sistema mecánico o eléctrico al hacer contacto con una fuente de energía.

En este momento solo deseo que todo el sistema tenga un corto circuito y me deje leer a gusto durante la Semana Santa.

Oscar M.

 

 

Apaga la regadera

image

Me contaron que como era una regadera eléctrica, debíamos apagar el regulador cada vez que terminaramos de bañarnos. Este es el post it que… Bueno, es sólo un recordatorio que puso mi roommate para que no se le olvidara. Cada mañana al cepillarse, peinarse y contemplarse en el espejo del baño nos preguntaremos si el regulador está apagado.

10/Marzo/2016

Introducción al análisis de textos

Uno de las primeros temas abordados por el maestro al entrar a su clase, fue la introducción y explicación acerca de cómo analizaríamos los textos en clase.

Para aclarar el método de análisis el maestro anoto un esquema parecido al siguiente en el pintarrón.
Imagen1

Primer piso

En el primer piso del proceso de análisis está el texto por analizar, que estará constituido por un lenguaje literario, haciendo uso de recursos literarios como la repetición, la rima o la metáfora. Es en este nivel dónde encontraremos textos como la novela, el cuento, el poema y cualquier otro texto que haga uso de los recursos mencionados.

Estos textos harán uso de un lenguaje literario particular para narrar lo que se quiera decir, es por eso que en el análisis, no se podrá hacer uso de ese mismo lenguaje, ya que se pierde objetividad y sólo se estaría creando otro texto literario no un texto de análisis.

Segundo piso

Uno de los factores más importante del análisis es, como ya se mencionó, es evitar mimetizar el lenguaje del texto por analizar. El motivo por el que se recalca mucho esto es porque en el momento de leer el análisis, la voz del crítico se pierde entre la voz del autor, lo que conlleva a que la identidad de la persona que esté analizando, se difumine.

Los estudios literarios se apoyan en la utilización de ciertos términos o, como diría el profe, de una nomenclatura técnica; que sirven para contribuir a la objetividad. Otro de los elementos de apoyo para el análisis son la diversidad de disciplinas existentes utilizados para consultar, respaldar o ejemplificar la información; logrando enriquecer y complementar el análisis. Las disciplinas o campos de estudio más recurrentes por la literatura son la historia, la psicología, la sociología, la antropología, entre otras más que pueden ser de utilidad según el texto que se esté analizando. De las disciplinas se obtienen los términos para armar el discurso, atribuyéndolo al texto literario.

«Estamos obligados en el esfuerzo de entender los textos»- Dionisio del Olimpo 15.9