Estudio literatura y no leo tanto como creen

—¿Y qué estudias?

Oscar podía sentir hacia donde desembocaba esa conversación, pero aun así contestó.

—Literaturas hispánicas— dijo mientras esbozaba una sonrisa.

Tres.

Dos.

Un…

—¡Ah, qué padre! ¿te gusta leer mucho, entonces?

Oscar sigue sonriendo, lo bueno es que ya ha vivido varios momentos como estos.


Confesión de un literato

La conversación anterior suele ser común y se entiende que la gente dé por sentado o reitere lo que a veces parece ser obvio. Pero también entiendo que habrá quien se pregunte «¿literatura? ¿qué es eso?» como un interés genuino por saber al respecto o curiosidad. Seguido de eso se preguntarán «¿por qué alguien estudiaría algo así?» y aquí ya todo es más subjetivo. Entré a la carrera con intenciones de escribir, (des)afortunadamente las cosas se dejan claras desde un principio y nos dicen que la universidad tiene un enfoque a la do-cen-cia. Y no es que me moleste eso, en realidad me gusta mucho, ademas de que hay otras especialidades muy interesante: investigación, crítica, promoción cultural, edición y corrección de estilo.

Aunque es curioso que a pesar de que el perfil del aspirante a la carrera debe incluir un gusto por la lectura, el perfil de egreso de varios es de no tener el mismo ahínco por la lectura como solían tener. Comentaba con una amiga que muchos de los egresados de la carrera no leen tanto y no hablan de literatura. Claro, esto es desde un aspecto generalizado y que tal vez se deba a que varios de los egresados no se dedican a áreas de especialización con las que salen de la universidad.

Anteriormente escribí acerca de esto en ¿Cómo llegué al quinto semestre de la licenciatura en literatura hispanoamericana sin haber leído a Juan Rulfo? y me doy cuenta que la lectura es un aspecto que funciona tanto como maestro y escritor. Gracias a la lectura, las ideas surgen; se estimula un aspecto creativo en el imaginario mientras leemos, tanto en la construcción abstracta del mundo que se construye en la narración o el poema y el imaginario propio que parte del mismo espacio-tiempo del texto. En ¿Qué deberían leer nuestros próximos alumnos? se hace un listado de cuentos que pueden ser un buen inicio para acercar a los estudiantes a la literatura. Y es aquí donde la lectura, el aumento del acervo literario y las referencias cumplen con un papel importante en cualquier área a la que se desea dedicar un estudiante de literatura. Pero hasta ahora solo he mencionado lo que estaría bien leer y lo que se debería hacer como docente y escritor: leer.

Decir es una cosa, hacer es otra

No leo tanto. A veces no leo más de una hora al día, a veces no leo más que artículos en Medium o mensajes de Whatsapp (o alguna otra cosa «banal»). Pero si alguien me pregunta si me gusta leer, no lo dudaría ni un segundo y le diría que sí. Las novelas del romanticismo han sido mis favoritas en la carrera y no se me dificulta nada, leer novelas de ese género. Entonces quiero pensar que aun conservo el toque para ser ese aspirante eterno de ser un literato.

pexels-photo-46274
Imagen: Pexels

PD: Perdón por escribir esta entrada que fue como confesión y palabras de incertidumbre ante la duda de haber perdido mi lado lector.

Reza por presa

Ruge en el silencio de tus decisiones.

Elige a la más débil carnada,

Zorra sigilosa o hiena enfurecida,

Ahoga el temor y arrebata la vida,

Para juntos destrozar sus almohadas y

Ocultar sus pesadillas en botellas.

Reza conmigo mi vida que las

Presas son astutos seres,

Reinan en monótonos quehaceres

Engendrando luces de patéticas estrellas.

Salgamos esta noche a cazar una presa,

Aclama a Dios por nosotros, calla y reza.

-Oscar Mares

20170901_092538-01

Querido sexto semestre

Querido sexto semestre,

Quisiera empezar por hablarte de mi relación anterior con el quinto semestre. Las cosas no estuvieron muy bien, aunque quedamos en buenos términos. Cuando empezamos a salir, todo parecía indicar una exitosa relación. Platicábamos, salíamos al siglo XVIII, fuimos a Perú, nos decíamos miles de cosas románticas, le escribía cartas y leía las suyas, íbamos al cine, me tomaba de la mano y me pedía que leyera; que le leyera «Lee, lee», me decía. Hubo un momento en la que caí a sus pies llorando, hubo otros en los que pensaba en el suicidio, pero eso era demasiado romántico, más tarde descubrí que ella intentaría arrojarse a las vías del tren. Viajamos al Siglo de Oro, le recité los más hermoso poemas y me di cuenta de que la femme fatale estaba en todas partes. Me fue infiel múltiples veces. Al final, a pesar de que sentía que todo iba a nuestro favor, al culminar nuestra relación me di cuenta que fue la relación más baja y vil que había tenido en la universidad.

Te escribo esto para que entiendas mi fatiga, pero a pesar de eso, me gustaría que viajemos a otro siglo, llévame a conocer otras letras, otras páginas, nuevas historias y mundos que me apoyen en el descubrimiento del nuestro. Llévame a Cuba, Argentina, Uruguay, viaja conmigo a México, a su siglo XIX y descubre conmigo los secretos aun por descubrir. Pasemos por el romanticismo y así otorgarle una nueva oportunidad. Vayamos a Rusia, a Japón, Francia donde nadie conozca de nosotros. Querido sexto semestre disfrutaré de ti porque siento que hay más por venir.

Te odio 💚

Atentamente,

firmaCAD

 

📚Joyas de 20 pesos💚[Diario de un estudiante de letras]

Querido *,
No acostumbro a compartir las compras de los libros que voy adquiriendo; y es que con todo eso del estilo de vida minimalista, se supone que ya no compraré tantos libros como antes. Entonces creo que aprovecharé más estas ocasiones para mostrarte mis adquisiciones. Si bien transmito el mensaje de los préstamos, creo que esta compra fue excelente. Aunque el libro está algo viejo,su contenido se parece a las clases de literatura española que llevé en el tercer y cuarto semestre ¿sabes lo emocionante que es encontrar un libro que te ayude a repasar o que sintetiza lo que viste en dos semestres? yo siento que me saco la lotería porque es conocer bibliografía y encontrar lo mismo, pero dicho de otra forma. El título original del libro es Literatura española. Tercer curso de español. Manual para uso de los alumnos de segunda enseñanza escrito por Soledad Anaya Solorzano, maestra en letras graduada en la Universidad de México y profesora de español en las escuelas secundarias de México. El libro se imprimió el 12 de agosto de 1968 y su primera edición se escribió en 1941, la edición que tengo es la vigésima edición. Es de la editorial Porrúa. Entre sus página hay ilustraciones de Imelda Calderón.

Te dejo algunas fotografías de su índice para que te des una idea de su contenido:

20170618_10032520170618_10033920170618_10034920170618_100401

El libro está rayado, tiene estampas y dibujos. Es un libro viejo que ha pasado ya por algunas manos. Es en sí uno de esos libros que ubicas de manera rápida por el contenido que tiene. Este es un libro que reúne el panorama de la literatura española que desde su primera edición fue pensada para servir a maestros y alumnos para cubrir el “tercer curso de literatura española”. Habría que reflexionar cómo eran construidos los programas de literatura española en aquel entonces, ya que el contenido del libro estaba destinado para alumnos de secundaria. Yo nunca vi temas de ese tipo en la secundaria. Es ahora en la universidad y en la carrera de literaturas hispánicas donde veo algunas de las cosas que este libro presenta. Me gusta porque al ser un manual de “temas por ver”, tiene la ventaja de argumentar cada tema nuevo que se empieza. No digo que mis maestros no hayan sido buenos, pero creo que libros como este pueden ser un complemento para sus clases.

Espero te encuentres bien *. Hasta pronto.

firmaCAD

20170618_100308

PD:Insisto que los libros de segunda mano son cajas misteriosas en las que nunca sabes qué puedes encontrar. Te invito a que ubiques y visites algún espacio similar 🙂

La semblanza dios-hombre en «Anfitrión» de Plauto

Mucho se ha hablado acerca del determinismo de los dioses; mandatos preestablecidos para el beneficio del individuo que suplica el favorecimiento de los dioses, para un conjunto de tropas durante la guerra o bien, todo un imperio quien le implora a los dioses los debidos favores de protección, a los que este cede o no; según las circunstancias. En la obra adjudicada al comediógrafo latino Plauto; Anfitrión, el tema sobre los designios de los dioses se transporta al género cómico del teatro. Como lo menciona Mercurio en un inicio de la obra, al haber dioses involucrados en la trama, no puede ser totalmente comedia ya que es una falta grave, reírse de un dios; lo cual en este caso sería Zeus, uno de los participantes de la obra. Por este motivo se le adhiere una especie de mezcla de tragedia y comedia; Mercurio lo llamaría: la tragicomedia.

El determinismo y los designios, son en esta obra dónde su valor se vuelve, hasta cierto punto, trivial. Zeus desea estar con Alcmena, esposa de Anfitrión quien al principio de la obra se glorifica ante el triunfo de sus tropas tebanas durante una reciente batalla. Zeus tendrá la ayuda de su hijo Mercurio para llevar a cabo su plan, el cual implica a Zeus tomar la forma de Anfitrión y Mercurio el del esclavo de Anfitrión, Sosia. Este acto abre la posibilidad de generar un tema de conversación que ya ha sido dialogado muchas veces: el estatus y las semejanzas. Dentro de la obra, el poder supremo de Zeus sería el que ocupa el lugar más alto de lo que llamaremos “la cadena alimenticia”, en este caso, justo debajo de él está su hijo Mercurio; hasta aquí podríamos decir que la continuidad de este esquema pasa hacia los humanos, pero en este caso no es necesario porque el hecho que los dioses hayan tomado la forma de estos hombres, no fue lo único que se refleja en ambos dioses durante su imitación. El otro factor que es transferible o “imitable” por los dioses además de la forma, es el comportamiento; el trato del superior hacia su inferior, como Anfitrión-Sosia, siguiendo ese esquema se evidencia un comportamiento semejante de sometimiento por parte de Mercurio hacia su padre, en este caso ¿el gesto de sumisión fue para la interpretación de Sosia o fue del hijo? Según la obra Mercurio intentó ayudar a su padre a lo cual éste rechaza.

La semejanza por parte de los dioses es fuerte, si se crea un flujo de acción las flechas serían iguales. Llamaremos “flujo” a toda aquella acción recreada por el personaje o acción de la cual se esté consciente del cómo han sucedido los hechos. Zeus se apoya en su hijo Mercurio, tal como Anfitrión se apoya de Sosia; Zeus y Anfitrión han estado con Alcmena, quien resulta ser el centro del conflicto pero se presenta igual de consternada ante la confusión, ya que al estar en el centro se percibe un flujo semejante por parte de las dos formas de Anfitrión. Todos tienen conflicto de duda hasta el mismo Sosia y Anfitrión, al verse reflejado en otro ser idéntico a ellos. En este caso solo los mortales son quienes padecen de esto ya que ambas figuras del lado derecho del diagrama, los dioses, son conscientes de lo sucedido desde un plano más amplio en donde las diferencias sí son percibidas.

A lo largo de la obra se intenta llevar esta confusión a una resolución por parte de Sosia, Anfitrión, Alcmena y el que abogaría por intentar resolver el conflicto, pero quien eventualmente también se da por vencido, al ser otro mortal que percibe una alta semejanza en el flujo de los hechos. Si bien los dioses nunca se ven en la necesidad de explicaciones, ni de interrogar sino más bien de ser interrogados, es esta la característica que denota cierta supremacía de roles y el único indicio de quién es dios y quién no.

En Anfitrión se repite el determinismo el cual conlleva al daño sentimental o físico del hombre. Pero dentro de ese flujo, ¿qué tan semejante es Zeus y Anfitrión o Mercurio Sosia? Fuera de los fantásticos medios utilizados por los dioses para confundir al humano ¿no es Anfitrión dueño de un hogar en dónde hay esclavos que le obedecen, no es glorioso en el combate, no es respetado por los que combatían a su lado?  El flujo de conocimiento de hechos y el poder de copiar la semblanza física es una ventaja de los dioses debido a su estado mismo de deidad, pero ¿Mercurio no es el mensajero a disposición de su padre y otros dioses, sabemos que es un dios por sí mismo, pero esa característica de disponibilidad casi obligada no la porta Sosia también? A lo cual lleva a considerar la semejanza entre los dioses y los hombres de la obra (Zeus-Anfitrión y Mercurio-Sosia), parecidas en cuestión de temperamento y acción, contribuyendo al conflicto y dificultando el proceso de identificación.

Flujo

Finalmente, la conclusión de la obra es una resolución hecha por el mismo Zeus, quien al ver la perturbación de los hombres por la semejanza de flujos, le brinda a Anfitrión, una explicación desde su perspectiva de deidad. Anfitrión se muestra agradecido y el desenlace de la obra resulta abrupta. Si bien el hecho que los dioses obtengan o imiten formas diversas es algo constantemente aludido, pero hay dentro de cada caracterización una luz por parte del dios que se percibe; en este caso, al ser el dios semejante al hombre imitado, resulta más complicado identificar las diferencias entre el flujo de los hechos. Pero son los dioses y el lector quien percibe esa diferencia.

 

 

 

“Ni Júpiter en persona ni todos los dioses juntos,
por más que se empeñen, podrán impedirme que
ponga por obra lo que me he propuesto”- Anfitrión*

 

 

 

Por: Oscar Fabian Jimenez Mares

 

*Aquí, Anfitrión denota su ansiedad y desespero de haber sido menospreciado en su propia casa siendo él quien debe tener el poder en su hogar, ¿cambiarían las cosas si cambiamos el nombre de Júpiter por el de algún otro dios y pusiéramos Júpiter o Zeus como el autor de la cita?

 

 


Si durante la lectura de este texto has notado alguna falta de ortografía, por favor házmelo saber en los comentarios; te lo agradecería bastante.

Fotografía: Preparando el jardín de letras para el XII FIELL

Escribo esta entrada a unos minutos de la inauguración de la XII edición del Foro Internacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura. Veo personas muy bien arregladas, a los de intendencia limpiando el jardín, a los estudiantes comentando, a las personas de la presa de la Universidad, personas nuevas y se siente un ambiente agradable y tranquilo. Empecemos.

Mi maestro de fotografía le dio el visto bueno a la fotografía que tiene a la señora que está embelleciendo el lugar.

img_20160217_084136.jpg

https://www.instagram.com/p/BB5I5Tkw92m/?taken-by=oz.mares

¿Tiene alguna fotografía en donde intentas encuadrarar muchas cosas?

Hoy inicia el décimo segundo Foro Internacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura

slogan

Hoy a las nueve de la mañana da inició el décimo segundo Foro Internacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura, mismo que promete una alta variedad de temas en las ponencias y mesas que componen este evento, que se llevará a cabo los días 17, 18 y 19 de febrero.

El siguiente documento Issuu contiene el programa del evento en donde se puede apreciar la variedad de temas lingüísticos y literarios que se estarán abordando.


 

Lo que se escucha por el pasillo

Desde finales del año pasado, el FIELL se ha estado mencionando, es más desde que el Coloquio de literatura en donde sólo participaron maestros o estudiantes de maestría, se nos mencionaba mucho acerca de este foro. Han sido días en la los alumnos de semestres más alto han estado invitando a otros alumnos a reseñar las mesas, en donde se han estado comentando acerca de algunas ponencias, el floricanto, la ceremonia de inauguración, en fin, de cosas buenas y malas. Realmente no sabría decir nada acerca de sus ediciones pasadas, espero poder escribir acerca de lo que fue el evento en general. A pesar de no poder asistir a todas las ponencias debido a que trabajo, muchos de mis compañeros se harán presentes.

Para más información acerca de este foro, da clic en el siguiente enlace: Foro Internacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura.

Si no es ahora ¿cuándo?

20160112_142213.jpg
Si no somos nosotros ¿quiénes? | Si no es ahora ¿cuándo?

Lo importante es planear y estimar un futuro, a pesar de que algunos no estén de acuerdo; considero que mientras más claro tengas un objetivo, las acciones a realizar para alcanzar dicho objetivo también lo serán.

En mi caso, sé que quiero ser escritor y tener una vida artística multidisciplinaria ¿qué hago para acercarme a dicho objetivo? Intento aprender más acerca de mis gustos, leo, me involucro con personas que ya están enrolados en un ambiente de acción en torno a las áreas artísticas que deseo practicar, busco información, me rodeo de personas soñadoras, sueño, comparto mis sueños, escucho el de los demás, busco cumplir mis metas, busco que los demás también los cumplan e intento inhibir el miedo nervioso para poder sacarle provecho a las oportunidades. Es importante hacer lo que te apasiona, prepararte y si ayudas a que los demás también alcancen sus metas; el camino resultará mucho más agradable. Recuerda:

Si no somos nosotros ¿quiénes? | Si no es ahora ¿cuándo?

 

La fotografía superior es el jardín que está en el departamento de letras y lingüística, de la Universidad de Sonora, Hermosillo, Sonora, México. Editado en la aplicación móvil "Pixlr". 

Palabras escondidas en el área de literatura y lingüística

20160113_144716
Varillas de madera (?), una estructura que mantiene las enredaderas adheridas a la pared.

Hoy en la tarde, luego que el área del departamento de letras se había despejado. A la hora de las pláticas sin rumbo pero acogedoras, entre amigos que se quedan a procrastinar, uno de ellos encontró unas frases en las orillas de unas varillitas de madera que sostienen las enredaderas del jardín. Eran tres frases, que por momentos creí y llegamos a considerar que eran continuas o hasta frases sin ningún vínculo entre ellas. Las últimas dos sí parecían ir relacionadas, probablemente la primera también lo esté, pero quién sabe, quizá puedan encontrar algo más que se nos pudo haber pasado por alto.

la primera

20160113_144616
A mi más bella

la segunda

20160113_144643
Yo cuento tus pestañas en secreto

la tercera

20160113_144706
con cada una, susurro «Te amo»

 

Palabras escondidas

Fue escrito con marcador permanente, algunas palabras parecen haber sido marcadas con solo una pasada del marcador, aunque el último «I love you» resalta por encima de lo demás. Lo padre de esto es imaginar a la persona que pudo haberlo escrito, su historia, sus pensamientos o hasta a la persona a la que bien, puede que se lo haya dedicado. Otra cosa interesante es el área en el que decidió escribirlo, no en la puerta del baño, en la pared, en las mesitas detrás de las aulas o en las de la cooperativa, sino un lugar discreto, que solo puede ser descubierto si te recuestas debajo de uno de los arcos que caracteriza esta área, que es la manera en la que mi amigo lo descubrió.

 ¿Te imaginas, dentro del mundo de las posibilidades (como dijera mi profe de estudios literarios), alguna historia con este escrito?