Un zombi y 10 temporadas de The Walking Dead

Joel se acordaba de Cristina cada que se saltaba los diez segundos de diálogo que él ya predecía como aburrida. Iba en la temporada 6 de una serie que solo quería acabar porque estaba muy cerca de terminarla. Quién lo diría que terminaría con Cristina antes de concluir la serie, que en ese entonces iba en la temporada 9… hoy son 10, «la temporada final». Cuando decidía ver los capítulos en una velocidad x1.5, se preguntaba a qué velocidad estaría corriendo su vida, porque hace un segundo Cristina estaba a su lado, anticipando sus reacciones de los capítulos que ella ya había visto. Todo se unificaba, ya no sabía distinguir los sucesos entre temporadas, así como ya no sabía el motivo del por qué esa noche decidió serle infiel a Cristina. Sí lo sabía, era cuestión de hacer una pequeña búsqueda, pero no quería buscar algo que le incomodaba creer.

Joel pensaba más en zombis que en Cristina. A ella la recordaba cuando estaba solo, completamente solo. Algo que pocas veces pasaba porque Joel siempre se acompañaba de un «pendiente», «una meta», «un monólogo», «un chiste». Cuando andaba por las calles, estuvieran vacías o llenas, Joel se preguntaba a qué lugares podría correr para estar a salvo, o comenzaba a medir su fuerza para estimar si tendría la suficiente fortaleza para romper el cráneo de un muerto. «Estas personas estarían frescas, sus cráneos estarían más duros que los que llevan rato pudriéndose en vida», «Mi condición física tal vez me permita correr hasta el edificio sin menor interrupción», «¿Qué tan difícil sería huir de estas 37 personas que hay aquí dentro?». A veces terminaba preguntándose por Cristina, las cosas no terminaron como él le habría gustado… tal vez por eso seguía viendo The Walking Dead, esperando un final de su agrado.

Sigue leyendo Un zombi y 10 temporadas de The Walking Dead