¿Cómo le explico a mi sobrina lo que es un feminicidio?

El día de ayer 01 de junio, marché junto a mujeres y hombres que salieron a las calles de Hermosillo, protestando contra la violencia de género y a exigir justicia por los feminicidios ocurridos en el estado. Uno de estos casos de feminicidio fue el de Itzel Nohemí Quiroa. Imagina que una niña de siete años, un día sale a jugar y ya no regresa. Ese fue el caso de Itzel, quien luego de haber sido secuestrada, la violaron y asesinaron. Pero para una síntesis de estos feminicidios y ataques, les dejo el siguiente vídeo, ya que más allá de hablar sobre estos actos de odio, me interesa reflexionar acerca de eso que llaman “atacar el problema desde la raíz” y el reto que podría implicar para la familia, el explicar este tipo de acontecimientos a los más pequeños.

Reporte de noticias Milenio, acerca de los feminicidios ocurridos recientemente en Sonora. 01/06/19

Ni al marido ni al patrón ¡mi cuerpo es mío y sólo mía la decisión!

¿La raíz del problema?

Una vez que los marchantes arribaron al Congreso del estado de Sonora, uno de los puntos del discurso de Silvia Núñez Esquer, integrante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, fue el de educar a los niños y jóvenes, hacerles entender que “no es no”. Estoy más que de acuerdo. Esa idea me llevó a pensar sobre algunas cosas:

  • Pensé sobre las niñas y niños que marchaban,
  • Pensé en mis sobrinas y sobrinos, y me pregunté
  • ¿Cómo le hacen los padres y madres de familia para explicar lo que es el feminicidio?
  • ¿A qué edad se acercan al infante para hablar de estos temas?
  • ¿Cómo provocar la reflexión, evitando que domine el terror?
  • ¿Cómo mantener fuerte el discurso de empoderamiento femenino frente a estos actos de odio y violencia?

Señor, señora, no sea indiferente, ¡se matan a mujeres en la cara de la gente!

Es horrible pensar que los casos de Ámbar e Itzel, son contra mujeres que rondan la edad de mi sobrina y mi hermana; en cómo la voz de mi hermana se hunde entre los discursos de los hombres y su voz se difumina ante el miedo; en mi hermana mayor que es acosada por un ex marido que por mucho tiempo intentó reprimirla y obstaculizar la búsqueda de encontrarse a ella misma; en el miedo que día a día viven las mujeres.
Ante todo eso, también es grato pensar que por cada mujer, hay una voz de otra mujer está dispuesta a representarla, alzar la voz por ella y enseñarle a salir adelante.

Creo que la raíz del problema está en dos generaciones que involucra a hombres y mujeres: en la generación que aún muestra secuelas al emular una generación obsoleta en donde las mujeres atravesaban una fuerte represión y en la educación de las nuevas generaciones. Tenemos la oportunidad de educar y es esencial atacar el problema desde cómo se educan a los estudiantes. También es importante la re-educación como un factor determinante al momento de hablar sobre cambios sociales, para ya no repetir las conductas que se tenían sobre la mujer y los roles de género.

Mi sobrina

Tema permanente

Me parece que afrontar la realidad es la única solución, encararla, platicar, dialogar, “incomodar”, todo es un proceso y es algo por lo que se atraviesa al hacer una revaloración de nuestros ideales.

No son muertas, ¡son asesinadas!

A veces cuando mi mamá le manda a hacer algo a mi sobrina, ella le contesta “Uy, no soy la Mujer Maravilla”. No se quién le habrá hecho pensar eso, pero tal vez sea cierto, si atendemos a la mera ficcionalidad del personaje. Pero es ahí cuando digo “Bueno, tal vez no seas la Mujer Maravilla, pero sí una mujer que haga maravillas”.
Anhelo que mis sobrinas crezcan en un entorno que las eleve, que las impulse a alcanzar lo que deseen, así como también anhelo que mis sobrinos sean catalizadores y no inhibidores del trayecto femenino. Espero que mis sobrinos aboguen por el respeto hacia la mujer y por cuestionar y reformular toda conducta que involucre lo contrario.

Me habría encantado saber la respuesta al título de este post, pero no la tengo. Sólo se que le seguiré diciendo que ella merece ser tratada con respeto, que ella puede lograr lo que deseé y que si quiere ser policía para atrapar a la gente que roba dinero y a niños, lo puede ser.

PD: No sabía bien cómo aproximarme al tema del feminicidio y es por eso que decidí abordarlo desde otro ángulo.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

El ente creativo y otras notas con el Mtro. José Ramón Enríquez [Entrevista]

Conferencia magistral sobre el actor como ente creativo

¿Ser o no ser? Ese fue uno de los mucho planteamientos y cuestiones que se gestaron durante la conferencia “El actor como ente creativo” impartida por el poeta, dramaturgo, director de escena, actor, pedagogo y crítico de teatro, ensayista y editor: José Ramón Enríquez Alcázar. Hace años que el maestro no venía a Hermosillo y hoy la ciudad del sol lo recibe en El Mentidero, dentro del marco de las Fiestas del Pitic, para hablar de teatro. Una vez concluida su charla, el maestro me regaló unos minutos para hablar un poco sobre literatura, cine, actuación, la obra que presentará este sábado 25 de mayo, entre otras cosas.

O: ¿Cuál sería la diferencia entre el actor como “un ser creativo” y el actor como “un ente creativo”?

JRE: Filosóficamente el ente puede ser o no ser, y el ser, es. Entonces, si se viera al actor como ser creativo estamos dando por sentado que es creativo, y como ente, puede serlo o no. Hay actores que son seres creativos y actores que no. Lo que yo defiendo es la posibilidad de que el actor sea creativo.

Creo que hay gente que empezó siendo creativa que encontró una formulita y se aprovecha de ella.

O: ¿Cuáles serían las cualidades de un actor creativo?

JRE: Aquí lo que hago es abrir no solamente al actor sino al hecho artístico en general, osea también esto puede ocurrir con el pintor, con el dramaturgo, con el poeta. Puedes tener fórmulas que te permitan salir, hacerte famoso y escribir bestsellers que no sean creativos; o de verdad puedes enfrentarte a tu personaje, enfrentarte a una serie de cosas y permitir que se dé el hecho creativo ¿Cuántos de los escritores, novelistas, poetas, reconocidos realmente no tienen formulas para sacar todos los años una novela nueva? Ahí no hay un ser creativo. Creo que hay gente que empezó siendo creativa que encontró una formulita y se aprovecha de ella.

O: ¿Cuál o quién sería un ejemplo de esa dinámica de fórmulas?

JRE: Yo creo que habría muchos. Yo puse como ejemplo el círculo que se da de la mímesis a la catarsis, o’sea el momento de la fecundación al momento del parto. Cuando se da este proceso de que tú como artista, permitas ser fecundado, viene lo que decían los antiguos: las musas. Puse el ejemplo de Ion de Platón. Sócrates le dice a Ion “tu no sirves para nada porque tú no haces las cosas, sino Homero quien habla por ti” y Ion le dice “Sí, pero yo permito que Homero hable por mí”. Cuando se permite y se da hasta llegar al otro punto que es el parto: cuando el rapsoda, Ion, enloquece a las multitudes. De seguro ya es algo que saben todos porque está recitando La Ilíada y La Odisea, todo mundo las conoce. No es como en la modernidad de si ya se el final, ya no quiero verla. Es más bien como el evangelio, nadie va a la vida de Jesús preguntando “¿lo crucifican o no lo crucifican?”. El suspenso forma parte de lo comercial. Cuando el artista permite que se de este proceso de la mímesis a la catarsis, se está dando el artista creativo. Cuando el proceso está falseado , buscado por una serie de fórmulas que te resuelven tal y cual, sí puede funcionar, se vuelven ricos y los otros se mueren pobres, nadie los conoce. A Kafka nadie lo leyó y lo lees ahora y dices ¡uuuyy!

También ocurre lo mismo con los actores. El actor que simplemente utiliza una serie de fórmulas que le dieron en la escuela, de métodos, técnicas, etcétera, etcétera, para hacer “como que”… es diferente al que de verdad entra, dialoga y se pelea con el personaje, lucha contra el personaje y se da el personaje. La lucha con el ángel, como Jacob luchando con el ángel, es el momento de la fecundación para luego llegar a la catarsis.

O: Me llamó mucho la atención cuando hablaba acerca de la lectura como medio para conectar con ciertas emociones. Más allá de buscar bagajes y vivencias personales, sino buscar a partir de lo externo, como en la literatura. Mencionaba a Dostoievski, por ejemplo.

JRE: Puse el ejemplo de Dostoievski porque yo creo que alguien que se haya leído entero Los hermanos Karamazov o El príncipe idiota, que haya leído estos monumentos, de verdad ha sido agarrado por Dostoievski. Los rusos en general, todo este mundo eslavo tan terrible: Chejov, Gogol, todo ese mundo lleno de historia no te permite trampear. Si te leíste entero En busca del tiempo perdido, de verdad tienes que haber salido tocado. En ese momento empiezas a encontrarte con el ser humano en lo más profundo. El amor de Mishkin por Natasha (del libro El príncipe idiota), es una cosa muy compleja, no puedes decir si es bueno o malo, si la quería o no, si Natasha lo quería a él o no, es muy complejo. Llega un momento en que te rompen todos los esquemas para de verdad encontrarte encuerado con la realidad humana.

O: ¿Tiene algún libro de cabecera?

JRE: Creo que Seis personajes en busca de autor de Pirandello es una lectura indispensable. Pirandello, como es discípulo de Bergson, lleva toda esta cuestión de la intuición a la práctica, al escenario. Me parece que Pirandello es fundamental. Ahora, qué libro me llevaría a una isla desierta: Cántico Espiritual de San Juan de la Cruz. Toda la vida lo volvería a leer y leer, porque es un ser, un corazón latiendo, “¿Adónde te escondiste, amado, y me dejaste con gemido?” (fragmento del libro Cántico Espiritual), desde luego, pero no es teatro.

O: ¿Alguna película que haya visto recientemente y que recomiende?

JRE: Para lo que estábamos hablando, la película de Mi semana con Marilyn, con Kenneth Branagh y Eddie Redmayne. Creo que es una película espléndida que justamente trata de este problema, del actor inglés y el método, la tortura  que le supone el método y como le sacan dinero y se aprovechan de ella. Creo que está basada en el libro del personaje que hace Eddie. Es un niño bien que quiere hacer producción y le encanta el teatro. Al principio lleva de una lado a otro a Marilyn y después se enamora de ella. No conozco el libro, no se si se haya publicado en castellano. Hay películas que han sido extraordinarias. La tonalidad de películas como Ida, por ejemplo, son esas con las que no puedes quedar igual después de haberla visto, no puedes decir “esto no me tocó”. Ahí no hay mentira. Mi semana con Marilyn no es una gran película, es una película menor, pero tiene que ver con lo que estoy diciendo: el encuentronzao entre un actor inglés y el método de Strasberg. No de Stanislavski, de Strasberg, porque la palabra método no lo usó Stanislavski. Ida sí es una película que te quita el aliento, ¿la viste?

O: Sí, recuerdo lo bonito que era su fotografía…

JRE: Te cambió la cara cuando la recordaste…

O: Finalmente, maestro, ¿qué me puede decir sobre “El Guérber”, monólogo que dirige y que presentará en El Mentidero en la XIII Muestra Nacional de Teatro de Península a Península dentro del marco de las Fiestas del Pitic?

Es mi última obra y pretendí prescindir de todo. Quise la experiencia, no de minimalismo, sino de ir a lo esencial de este encuentro del actor con su personaje. Aquí prescindo de todo, es un personaje solo, contado su historia al público y no hay nada. No tiene en qué apoyarse más que en su verdad. Espero que vengan a verla y espero que tiren tomates o bueno, no le tiren tomates al pobre actor, él no tiene la culpa, que me los tiren a mí.

El Guérber / Sábado 25 de mayo a las 8pm y 9pm en El Mentidero / Sin Costo


PD: Tal y como lo dice Paulo Galindo, no se pueden perder “El Guérber”, en mi caso, muero de curiosidad por ver cuál es el resultado del actor que el maestro Enríquez dirigió.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento


bailar, romper y apostar

así como se lanza el dado y gira, cuando cae y alza el vuelo para volver a caer, uno, dos, tres y un-dos-tres y un-dos-tres, caen siete pecados capitales menos un cuerpo.

te escribí una carta de amor, ¡de verdad! me movía para acariciar el aire e invocar tu espíritu. por eso te emocionabas, sin importar donde estuvieras. leías algo, recordabas aquello, sentías que un ritual se llevaba a cabo y sólo abrías los ojos en asombro.

tracé las formas de tu piel sobre las hojas secas de los árboles profetas. tú habitaste mi cuerpo durante algunos minutos y deseabas quemarte ahí mismo porque los tambores hacían que te retorcieras de lo que ellos llamaban catársis y que tú lo pronunciaste en un sonido, en un alivio que salió de tus labios a través de esa exhalación tibia y ajetreada.

yo bailaba, escribía, te extrañaba, te recreaba y te amaba de nuevo.

ante la torre de cartas que construyen mi cuerpo, bastó el murmullo de una bocina para derrumbarme…

ahí tirado las apuestas se escriben con saltos, círculos y líneas, espacios violentados, la suspensión de lo que creíamos haber sido y que sólo fue una carta: la reina de espadas.

te escribí una ceremonia sobre el azar de mis movimientos, jugué con el vacío y ahora sigo lleno de apuestas personas que vigilan el sueño de la danza que solíamos bailar…

View this post on Instagram

Tal vez valga shit el vídeo por copyright pero meh, les cuento algo… Hace algunos días subí un igtv vídeo hablando sobre las intervenciones en la calle. Visité el IMCA y me informaron de que se debe someter un proyecto que debe reunir ciertos requisitos y bla bla bla, algo medio complicadon. Gracias a @rennierpinero tuve una perspectiva alterna a las posibilidades de actos escénicos, partiendo de lo que hizo en el mercado en donde intervino con música y ópera en el local (tienen que verlo si aún no lo han checado, lo tiene en su perfil). Él en lugar de someter un proyecto, entabló una comunicación directa con los dueños del mercado. El acto fue todo un éxito. Ayer @prettyguardiann , una de las integrantes de @souldancemx es quien me ayudó a grabar el vídeo que comparto. Ella me ha hablado de más o menos cómo han sido sus domingos de kpop en KT, en donde se reúnen varios grupos de kpop para bailar música de este género. Ellos son constantes y les agradezco que cada que puedo visitarlos los domingos, me proporcionen un espacio para presentarme. Creo que a lo que voy es sobre lo que Piñero me decía, los circuitos y estructuras del área artística en Hermosillo, está muy maleable e inconstante. Llega a ser complicado para un artista, rastrear algún foro para ensayo a menos que siga en la uni y vaya en la licenciatura en escénicas. Estas pequeñas trabas son las que me hacen cuestionar ciertas cosas. Creo que habría que normarlizar las manifestaciones artísticas en la calle y proponer más a menudo que los trabajos de la universidad tengan un foro callejero. Me alegra que haya indicios de avance, pero aún hay mucho por hacer. En fin, feliz Navidad (: 🕺🎄💃 🎼 "Fire on fire"- Sam Smith . . . . . #ballet #danceclass #fireonfire #championship #dancers #balletdancer #danceshoes #sportsphotography #actionphotography #instaballet #pointe #choreography #samsmith #sportphotographer #dancestudio #dancerecital #dancefloor #dancelife #justdance #dancer @samsmith

A post shared by oscarmares (@soyoscartero) on

View this post on Instagram

el caso es que tengo un problema con la improvisación porque de primer momento pareciera ser el concepto más adecuado que describe lo que hago, pero no termina de convencerme. el proceso es sencillo: me gusta la canción, me acerco y busco desmenuzar los sonidos y conocer a detalle sus secuencias rítmicas; de ahí viene lo plástico: imaginarme cómo podrían ser los movimientos, el lugar ideal para interpretarlo (parque, bodega, estacionamiento, junto a un árbol, en un puente, casa abandonada, cuarto vacío o cuarto lleno y un largo etcétera de posibilidades), las personas y acciones secuenciales de lo narrativo (en caso de que tenga letra o de construirle una narración si es que no la tiene). tal vez “improvisación” no sea el término adecuado o por lo menos, no totalmente. when the party is over, cuando sólo quedan los escombros, las botellas vacías, la música reproducida y las envolturas en el suelo. cuando la fiesta termina podemos fingir que no sentimos vacíos al intentar cubrir la infelicidad y nos aferramos a eso en el nombre de todos. espero poder hacer más registros similares a estos a futuro, porque no es lo mismo el escenario, el presentarte frente a gente a hacerlo solo, a no tener nada a tener objetos catalizadores de movimiento, así como nunca será lo mismo construir o deconstruir en el proceso, en un intento por querer ser o liberarse de lo que se cree ser. 🎵: when the party is over 🎤: @wherearetheavocados 📽: @danielfuentesfotografia gracias por la ayuda! . . . . . #copycat #dancer #instaballet #dancelife #bellyache #dancefloor #ballerina #blackandwhite #championship #balletdancer #danceshoes #pointe #improvisar #choreography #dancerecital #justdance #danceclass #actionphotography #oceaneyes #dancestudio #mondaymotivation #dancers #billieeilish #whenthepartysover #bailarcontigo

A post shared by oscarmares (@soyoscartero) on


PD: La danza es algo que con el tiempo ha cobrado una mayor importancia en mi vida, es un medio de expresión y un lenguaje que me ha gustado explorar y experimentar partiendo desde mis sentimientos y valores. Realmente le desearía a cualquier persona poder tener ese espacio íntimo en la danza o en cualquier arte, porque nos vuelve y nos desenvuelve más sensibles. Feliz día internacional de la danza 🙂


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

[Entrevista] “Convivencia, espacio y comunidad” Diana Picot respecto al 2do Benemérito Slam de Poesía


A pocos días de que se lleve a cabo el 2do Benemérito Slam de Poesía, en la que se elegirán a 12 ganadores para ser publicados en una antología de jóvenes poetas sonorenses, tuve la oportunidad de conversar con Diana Picot, coordinadora del evento. Como sede en uno de los espacios culturales más activos en la ciudad de Hermosillo, la librería Hypatia una vez más, abre sus puertas para funcionar como foro a la creación artística local.

Luego de una breve charla y después de haberse fumado un cigarro cerca de una de las ventanas en un rincón de la librería, le pregunté a Diana acerca de esta convocatoria, que por cierto, sigue abierta.


“La idea de mostrar un trabajo tiene que ver el cómo conectar con los demás”

O: ¿Cuál es el objetivo y dinámica de este slam poético?

D: Lo que se ha tratado de perseguir es crear comunidad. Tenemos muy presente la idea de dar foro y espacios, porque hay personas, hay creación dentro del estado y lo que queremos es crear espacios alternativos para que podamos desarrollar un poquito más esto. El slam es algo que ya tiene mucho tiempo y diferentes escuelas lo han manejado a nivel internacional y para no quedarnos atrás, decidimos tomar postura.

O: Si yo nunca he ido a un slam, ¿cómo suele ser la dinámica de un evento así?

“Las evaluaciones de este año van a ser tres: la interpretación del poema, la conexión que establece con su alrededor y con el público, y el verso como tal”

D: Uy, pues hay diferentes formas de manejar el slam, nosotros lo comenzamos a través de público y por lo que va decidiendo la gente. En esta ocasión como el objetivo es armar una antología, tenemos un jurado. Este jurado se conforma por profesionales del área que se dedican y preocupan respecto a la temática. Las evaluaciones de este año van a ser tres: la interpretación del poema, la conexión que establece con su alrededor y con el público, y el verso como tal. Entonces es una cuestión de mostrar, de exhibir, de fuerza, por así decirlo.

O: Digamos que tengo mis poemas por ahí, pero estoy nervioso y como que sí quiero pero no. Qué le dirías a esas personas que han visto el evento y que tienen curiosidad pero que no se han animado del todo.

“Los nervios existen porque de alguna manera nos sentimos exhibidos”

D: Antes que nada, la idea de los slams y todo esto es compartir. La escritura es un ejercicio que hemos hecho a oscuras y que de alguna manera siempre escribimos para nosotros, para sacar emociones. Entonces, una forma de entrar en contacto con los demás y de entendernos a través de lo que es tu perspectiva, es a través de tu trabajo. Los nervios existen porque de alguna manera nos sentimos exhibidos. Yo les diría que como ellos ven y piensan, son formas que todo mundo comparte. Que no se sientan mal, que no existan estas barreras que muchas veces tiene que ver con lo propio, de como uno valora su obra, que estén seguros de su obra, que trabajen lo que tengan que hacer y que no tengan temor de lo que van a mostrar. Es muy importante y al final de cuentas son palabras, memorias, escritos que van conformando lo que es parte de nosotros, como sujetos que forman parte de una comunidad y una forma de relacionarnos. La idea de mostrar un trabajo tiene que ver el cómo conectar con los demás. Buscar la empatía a través de las artes es algo precioso.

O: ¿Requisitos? ¿Qué debo tener o hacer?

D: Ser menor de treinta años únicamente. Las cuestiones de evaluaciones corren por parte del jurado.

O: ¿Y cómo me inscribo?

D: A través de mi número celular que es 662 403 4647, me pueden localizar con ese número, me pueden mandar un Whatsapp, me pueden buscar en redes sociales y pues aquí andamos.

O: ¿Cómo surgió la idea de que en esta edición hubiera una antología como resultado de los doce ganadores?

“Lo que apunta esta antología es crear una convivencia, espacio y comunidad. Que como público, pidan y como creadores, den”

D: La idea es unificar y dar espacio. De alguna manera, si no son premios si no han sido por publicaciones dentro de la universidad o de otras instituciones, pues no ha habido divulgación. De repente uno va a los floris (evento cultural que se lleva a cabo en el departamento de letras y lingüística) y a diferentes partes, y nos damos cuenta de que hay talento, presentaciones y trabajo. Una de las inquietudes es ver qué pasa después de todo eso. La idea de la mitocondria de que sean menores de treinta años es brindar un espacio en donde todos esos chicos que van en pininos y todo esto, es que su obra tenga una seriedad en el objeto-libro. Tenemos la intención de una divulgación nacional y atravesar algunas fronteras. Todavía estamos en proceso pero de que va haber impacto, va haber impacto.

O: Habría que asistir, participen o no, me parece una idea genial y que se esté dando un paso más a una segunda edición…

D: Es la segunda edición del slam, pero es la primer antología juvenil. Es muy emocionante. La participación va a constar de veinticuatro, los que pasen a la segunda ronda que van a ser doce, son los que automáticamente ya están publicados. El proceso que continúa en las demás rondas y la final es para elegir al ganador, pero los que pasen a la segunda ronda, ya están dentro de la antología.

O: ¿Cuándo se llevará a cabo este segundo slam?

D: Va a ser el 21 de marzo de 6pm a 9pm, vamos a tener tres espacios dentro de Hypatia, tres escenarios para desarrollar, tenemos sorpresas para la presentación. Va haber lectura, música, presentaciones, ¡es todo una fiesta! Una fiesta que está celebrando la creación, que está celebrando a la gente, a los artistas y a los escritores .

Ubicación de librería Hypatia:

O: ¿Hacia dónde te gustaría que se dirigieran estas dinámicas del slam poético a futuro?

D: Uy, pues yo le tengo todo el corazón. Le tengo mucha, mucha fe. Yo creo en lo que se está haciendo y en la perspectiva que tenemos acá. Ahorita lo podemos convertir en algo local, tenemos invitados de diferentes partes. Queremos llevar la antología a diferentes lugares. Más que nada es provocar, provocar a los escritores a decir “sabes qué, quiero participar, quiero un lugar”. Y otra cosa es crear público. Un público que diga “sabes qué, ¡esto! yo se que esto se está haciendo y se está haciendo con calidad, son gente que están a mi alrededor”. Tenemos una distancia, muchas veces hacia los creadores y demás instituciones. Lo que apunta esta antología es crear una convivencia, espacio y comunidad. Que como público, pidan y como creadores, den.

Dar espacios a esas voces. Y que no sean como luces fugaces, que aparecen y de repente desaparecen. Yo creo que aquí el trabajo es la constancia y así seguir moviendo y organizando.

O: Y que de alguna manera va acorde a lo que han hecho aquí en Hypatia…

D: Sí, fíjate. Tenemos un compromiso tanto cultural, por ejemplo desde los libros, los clientes, desde un carácter de “sabes qué, tengo tales inquietudes, me gustaría saber más sobre esto, etc.”. Acabamos de terminar un curso de introducción a la filosofía, empezamos con la poética del sahuaro, que recogía la tradición y después vimos diferentes formas de poesía: métrica, cuestiones de rítmica, ahorita estamos con las cuatro transformaciones en la que viene el Dr. Gustavo Lorenzana, maestro de la universidad. Y que gracias a las personas y al interés, hemos tenido respuesta.

Diana Picot, coordinadora del 2do Benemérito Slam de Poesía

PD: Una de las consideraciones a evaluar es que se pase sin la hoja, pero Diana me comentaba que no importa si lo leen directamente del papel, en todo caso lo que importaría más es cómo se lee el poema y su respectiva interpretación de lectura en voz alta.

Un club de lectura, propósitos de año y café

Un club de lectura siempre es una buena alternativa para complementar la meta de libros por leer. Se ha comprobado que realizar determinada actividad que implica un esfuerzo o alguna medida de reto, suele tener mayor efectividad de recurrencia si se hace en equipo. El club de lectura se caracteriza por ser un punto de reunión de personas interesadas en la lectura, en géneros literarios en particular o que simplemente se reúnen para compartir comentarios acercan de lo que están leyendo.

La siguiente información es de un club de lectura ubicado en Hermosillo, Sonora, México.El lugar en donde se hacen las reuniones es en la cafetería Starbucks en el bulevar Rodríguez, una de las calles más transitadas de la ciudad. Si no vives en esta ciudad, no te preocupes. Antes que nada, recomiendo que localices un club de lectura en donde vivas, tal vez haya más de los que tu crees. Asistir a un club de lectura es una oportunidad para crear un vínculo con personas que tienen interés por leer. Si no hay un club de lectura en donde vives, puedes armar uno, no necesita ser algo tan formal. Un club de lectura puede nacer a partir de citas con colegas, ya sea en casa o algún café. Ahí pueden discutir sobre sus lecturas o dedicarle un momento a una lectura en grupo. Las posibilidades son muy amplias.

Club de lectura para adultos

El miércoles 16 de enero del 2019 inicia el club de lectura para adultos por parte de MiLibroMx a las 6pm. Junto con ello vienen los propósitos de año nuevo ¿cuántos libros leerás este año?

Cabe aclarar que se específica como “adulto” debido a que este mismo café es sede del club de lectura para jóvenes adolescentes (los martes a partir de las 6pm) y el club de lectura infantil (los sábados a las 5pm).

Fechas de reunión

A diferencia de la reunión semanal que se tiene en el club de jóvenes, el de adultos sólo tiene una reunión al mes. La finalidad es que entre cada margen mensual que hay de reunión y reunión, los lectores tengan la posibilidad de realizar una lectura a su propio ritmo. A continuación les comparto la candelarización de las reuniones, para que lo anoten en sus agendas y vean a cuántas reuniones pueden asistir.

Espero tengan la posibilidad de ir y platicar sobre libros. De momento les dejo algunas preguntas: ¿cuál es tu dinámica favorita en un club de lectura? ¿por qué sí o por qué no te gustan estos clubs dedicados a los libros?


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Naves, robots y los escenarios posibles de lo fantástico

Portada Los visitantes

Autora: Reina, Claudia
Título: Las visitantes
Fecha de publicación: Abril, 2017
País: México
Editorial: Color
Formato: Físico
No. Páginas: 96 páginas
Género: Narrativa, cuento, fantástico, ciencia ficción.

Sinopsis: En este compendio de cuentos Claudia Reina privilegia la escritura mediante la imaginación fantástica y los escenarios posibles. Cada uno de los textos comprende un mundo de historias entrelazadas por la consistencia de los enigmas. Más allá de una postura mística, la narrativa fantástica de Los visitantes nos comunica los cuestionamientos que nos hemos hecho todos, alguna vez, respecto a la realidad. ¿Qué fue lo que vi? ¿Soy un afortunado? ¿Me estoy volviendo loco? ¿Qué está pasando allá afuera? ¿Colonizar para qué? Estas y otras preguntas nos hará Claudia Reina para sujetarnos con el cinturón narrativo a su film interpretativo de la sociedad, respecto a los conflictos que nos visitan a diario. Nos «queda poco tiempo». Empecemos.

Reseña

“También [tengo] un libro de cuentos que se llama Los visitantes, pero la fecha de publicación de este libro es incierta”, decía la escritora sonorense, Claudia Reina (Nogales, Sonora, 1980) durante una entrevista en el 2016 para la revista Pez Banana. Hoy sabemos que fue casi un año exacto, el tiempo que transcurrió entre la fecha de la entrevista y el momento en el que su libro se terminó de imprimir en los talleres gráficos de la Editorial Color en la Ciudad de México.

Claudia Reina es reconocida por mantenerse al margen de las relaciones públicas del mundo literario lo que repercute en un escaso número de entrevistas o páginas que permitan conocer un poco más de cerca a la escritora. Si bien la autora se mantiene reservada, es su pluma la que atrae los reflectores. Gracias a su habilidad e interés por contar historias y crear mundos, Claudia Reina ha sido acreedora de varios premios literarios. Algo que es importante destacar sobre Reina, son los temas y espacios en las que decide desarrollar sus relatos. Siendo Sonora uno de los espacios geográficos por antonomasia de la literatura fronteriza, algunas generaciones no han podido deslindarse de los espacios desérticos y su respectivo imaginario, o han tenido un mínimo interés en hacerlo. Y aunque en La visita del  señor Morhl (Fondo editorial Tierra Adentro, 2012), novela escrita por Reina, se hace mención a Sonora pero más que nada como un elemento subordinado a las meras características esenciales del espacio pertinente para la obra “Nunca menciona el nombre de la capital, ni el de la playa donde fue rescatado: al igual que Roberto Bolaño alude a Sonora como un lugar abarcador. Daniel llega a su destino, cuyo intolerable calor parece ser su rasgo más notable” (Gil, 2013). Si bien esta novela ha llegado a ser un vehículo de reconocimiento luego de ser galardonado por el III Premio Nacional de Novela para Escritoras Nellie Campobello, Reina ya había demostrado en el 2007, su dominación por la escritura, siendo ganadora del Concurso del libro sonorense en tres categorías: teatro, cuento y novela. Los visitantes, llega en un momento justo para poner el nombre de Claudia Reina sobre la mesa junto a diversos cuestionamientos de lo que se está escribiendo actualmente. Este texto pasa a ser un elemento más que contribuye al proceso de consolidación de la autora.

Las 96 páginas que conforman Los visitantes transitan en el campo de lo fantástico, género que ya ha sido excursionado por la autora en obras anteriores. Algo importante de resaltar es que por medio de los cinco cuentos  que conforman la obra, no sólo se abordan los temas fantásticos, sino que además propone espacios y elementos de la ciencia ficción. De este modo, la obra genera un punto de convergencia entre ambos géneros. La literatura fantástica, partiendo del planteamiento que Todorov establece en Introducción a la literatura fantástica, tiende a evolucionar y cambiar conforme a las nuevas propuestas. Entonces “un texto no es tan solo el producto de una combinatoria preexistente, sino también una transformación de esa combinatoria” (Todorov, 08). Pero a pesar de que Todorov prevé la hibridación y la evolución del género fantástico, cabe leer a Ana María Barrenechea en “Ensayo de una Tipología de la Literatura Fantástica” en donde argumenta sobre los parámetros establecidos por Todorov, mismos que no han logrado seguir las manifestaciones contemporáneas de lo fantástico: “los requisitos de Todorov hacen que sólo haya un período histórico muy reducido en el que florece la literatura fantástica pura (desde fines del XVIII con Cazotte, hasta fines del XIX con Maupassant [..])” (Barrenechea, 295). Los cambios eran de esperarse ya que “La literatura se crea a partir de la literatura” (Todorov, 10), según la cita que hace Todorov de “Ethical Criticism: Theory of Symbols” de Frye. Por este lado, Reina ha dejado claro que su escritura surge a raíz de sus lecturas y su trabajo se desenvuelve en una reformulación narrativa, brindándonos este agradable  conjunto de cuentos.

El cuentario inicia con “Noche estrellada”, la historia de Tomás López, un niño poco común que recibe el rechazo de sus compañeros y que su aparente extrañeza permea hasta perturbar a las personas adultas. Una narración que despega ante una aparente cotidianidad, para luego pasar al extrañamiento y terminar en la revelación final. Contada por una voz narrativa aparentemente adulta o consciente que rememora la interacción que tuvo con ese niño durante su niñez. Todo girará alrededor al secreto que el niño escondía y que ella llegó a conocer.

“Luces en el horizonte” nos brinda la historia de un hombre violento y alcohólico que murmura que “la vida iba más allá del espacio infinito”. Contada desde la voz de una mesera en modo de confesión y recurriendo a un hecho pasado. Ella trabaja en la cantina al que recurre este misterioso hombre, su relación tendrá origen a partir de esa frase que escucha murmurar al hombre. Al estilo de un escoltamiento similar al de Juvencio Nava en el cuento “Diles que no me maten” de Juan Rulfo, acá el hombre se lleva a la mesera y el cuento gira en torno a la incertidumbre de ella al no saber qué le hará ese sujeto; sólo para desembocar en un sorpresivo encuentro del que ahora ella también es testigo.

“R400” establece la dinámica entre el hombre y la máquina, Reina explora esta psicología desde la perspectiva de un hombre que no confía en estos seres metálicos que son cada vez más analíticos hasta llegar a conclusiones que chocan con las creencias humanas. Pero en este juego de máquina-hombre, las relaciones empiezan a asemejarse tanto que surgen preguntas acerca de quién es el hombre y quién es la máquina.

“Meteorito”, el cuento que en lo personal se me hizo el más entrañable, narra la historia de una pareja de adultos mayores, los López, y su cotidianidad. Los apellidos pueden ser un juego con el primer cuento, o no. Ante los sueños que parecen comunicarle algo, la señora López recurre al pasado, vive su presente, y recurre al futuro en sus sueños, en donde alguien le dice que “le queda poco tiempo”. Aún así, y en invierno, ella sigue saliendo a regar sus flores.

Finalmente “¿Qué harías si vieras naves espaciales en el cielo?”, brinda una continuidad al cuento anterior, respecto al espacio y tiempo. Se establece una atmósfera onírica y de realidad en donde se empieza a inclinar una cierta preferencia por el espacio onírico. Esto nos lo cuenta un narrador omnisciente con un enfoque en el personaje de María, una joven que vive una vida monótona y en donde sus sueños adquieren una realidad más agradable que la propia. Consciente de que el espacio al que recurre a manera de escape no es del todo “real”, la joven empieza a tomarle cariño a ese lugar que parece ser un Edén donde se resguardan sus padres ya fallecidos. Un día descubre que ese espacio de aparente ensoñación está regido bajo normas propias y que las consecuencias por haber accedido  a él puede llegar a ser más real de lo que cree.

Claudia Reina propone la narración de lo fantástico ante nuevos escenarios. La sutileza de su escritura permite un lectura fluida y envolvente. Las veces en las que los elementos de la ciencia ficción quedan expuestos de manera explícita, es porque el cuento lo amerita, pero en la mayoría de los casos, opta por alejar al presunto concepto. Este recurso de omisión configura la parte fantástica de sus relatos.

Gracias al estímulo del FORCA (Fondo Regional para la Cultura y las Artes del Noroeste) y su respectiva alianza de los organismos culturales que la conforman: Instituto Sonorense de Cultura, Instituto de Cultura de Baja California, Centro Cultural Tijuana, Instituto Sinaloense de Cultura, Instituto Sudcaliforniano de Cultura y la Secretaría de Cultura; se ha hecho posible que Los visitantes (2017), pueda ser adquirido en línea o librerías. Este cuentario se perfila como una propuesta a las posibilidades de lo que el centro del país se empeña en clasificar como “literatura fronteriza/del norte” y brinda las posibilidades de diálogo no sólo a lo fantástico sino que por medio de esta, se abren puertas a otros géneros. El libro crea una propuesta y amplía el panorama actual de la creación literaria sonorense y brinda una alternativa al encasillamiento de los géneros literarios que se basan en los espacios geográficos. Los visitantes se presenta ante los ojos de los críticos que han seguido a Reina, pero existe toda una audiencia de estudiantes y público en general, ansioso por conocer qué otras posibilidades brinda la literatura local.

Claudia Reina dictamina su escritura y los temas que ella desea abordar. La Universidad de Sonora, la institución literaria más grande de Sonora forma licenciados ejemplares, que se dividen en múltiples áreas pero que rara vez llegan a la escritura creativa. Se  ha etiquetado a nuestra literatura desde una perspectiva centralizada; son los casos como Reina y otros más los que brindan voz a la literatura del estado. Si queremos que nos escuchen, critiquen y que se generen diálogos en el área de la escritura creativa, se necesita formar y estimular figuras establecidas. También es necesario ver cómo se percibe la creación literaria en las instituciones y actuar por una reformulación de la misma y la presencia que esta tiene en los programas educativos, todo en busca de una voz como la de Reina y los creadores de Sonora.

Al final del día Los visitantes es propuesta, convergencia, ejemplo, irrupción, extrañamiento y cómo dice Barrenechea “el ámbito de los desconocido se reduce cada vez más con los avances de la ciencia, porque el psicoanálisis ha acabado con ciertos tabúes que alimentaban lo fantástico” (Barrenechea, 402) pero ella misma anota lo siguiente como un acto de fe a la continuidad del género “el miedo a la muerte inevitable continuará alimentando la posibilidad de imaginaciones fantásticas” (Barrenechea, 402). Reina ejemplifica esto y lo hace a su modo ante el género de la ciencia ficción, género que sigue captando la atención de los lectores. Los visitantes termina siendo, irónicamente, un texto digno de ser visitado.

03/12/18

Hermosillo, Sonora.

Bibliografía:

  • Reina, Claudia. Los visitantes. Ciudad de México, México: Editorial Color, 2017.
  • Todorov, Tzvetan. Introducción a la literatura fantástica (1970). España: Editor digital 17ramsor ePub baser r1.0, 2014.

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Portada de Los visitantes

Me gusta este viaje pero me quiero ir a casa

“¿En qué estabas pensando?”

Esa fue la pregunta que me hice luego de convivir con la Ciudad de México durante las primeras semanas de mi estancia. Resulta que hace aproximadamente cuatro o cinco años, deseaba con todas mis fuerzas venir a estudiar al Distrito Federal, pfff, cuánta ingenuidad y desconocimiento de mi persona.

No es que no me haya gustado la ciudad, pero no me gustó la ciudad (qué cosas, ¿no?). Son esta clase de paradojas las que me hacen tener que explicar el origen del por qué me gusta y no me gusta a la vez. Convivir en una jungla de edificios y diversidad de personas hace que el ambiente urbano me abrume. Me hace desear a la naturaleza, pero me lleva a una realidad inminente: un espacio del todo natural también me resultaría igual de abrumante, creo.

Y no todo es queja, la ciudad tiene mucho movimiento cultural y eso es uno de los aspectos que más disfruto de ella. Sólo digamos que me siento como la vegetación urbana que irrumpe entre el asfalto, que destruye la armonía de las banquetas ante un desesperado “ya váyanse todos”. Pero al mismo tiempo me siento como un árbol decorativo y domesticado que se ve embellecido por la creatividad humana.

CDMX como estímulo creativo

Platicaba con una amiga que la Ciudad de México es un espacio que te estimula mucho de manera creativa. Pareciera que todo mundo está envuelto en algún proyecto cultural y eso está chido. El hecho de que haya gente moviéndose hace que también te den ganas de moverte o por lo menos así lo siento. La misma población padece la ciudad, siente un efecto que actúa sobre ellos. La urbe te encamina y estipula un ritmo de vida determinado o adquisición de comportamientos inconscientes. Es como querer pararte en los pasillos del metro durante las horas pico, porque alguien a fuerza pasará y te empujará, y estoy seguro que de empujoncito en empujoncito puedes llegar a tu destino. Si te avientas un clavado a las calles de la ciudad, nadas porque nadas.

Entonces como inspiración, está muy padre. Sinceramente no me gustaría vivir aquí, pero presiento que aunque no me guste, la Ciudad de México, seguirá siendo mi destino para otros viajes más. No hay manera de sacarle la vuelta, más aún cuando hay una fuerte concentración cultural en ella.

El eterno retorno

Estoy listo para regresar a Hermosillo, mi segunda casa. Regreso con una nueva visión, con nuevas historias, rostros que se quedarán tatuados en mi memoria, con las situaciones placenteras y vergonzosas, la gente, la comida, los lugares… en esta ocasión este ha sido un viaje amante, de culpa y silencios acompañados de pequeñas risas pícaras. Me quiero ir a casa para ver qué tanto me llevo, para recordar a la ciudad desde mis experiencias. Tal vez así, aprenda a quererla un poco más.

mi post data


PD: Mi prima dice que a ella le gusta mucho la ciudad porque es como un espacio grande con muchas mini-ciudades insertas en un solo punto. Tiene razón…

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

pexels-photo-604661
Photo: Rafael Guajardo (Pexels)

Reseña: “Las buenas noches de las vírgenes” de Cecilia Pablos

Autor: Pablos, Cecilia
Título: Las buenas noches de las vírgenes
Fecha de publicación: Abril 2017
País: México
Editorial: Instituto Sinaloense de Cultura. Serie Ex-Libris
Formato: Físico
No. Páginas: 92 páginas
Género: Narrativa, cuento, fantástico.

Sinopsis

Este libro de relatos explora un mundo que, en los límites de la realidad, parece desgajarse de entre los sueños y las pesadillas: todo aquello que percibimos, nos dice la autora, debe ser objeto de sospecha: en nada podemos creer ciegamente porque toda apariencia, como escribió Juan Filloy, oculta en su seno una serpiente.
Así, entre las derivas del desamor, el abandono y el silencio, los personajes de Las buenas noches de las vírgenes han asimilado la pesadilla como si se tratara de la vida misma y juegan con sus reglas sin cuestionarlas: somos nosotros, los lectores, quienes desde fuera de esta mascarada atestiguamos el absurdo del cual también formamos parte. Cecilia Pablos logra, en este libro de relatos, que la función poética se haga presente en la narrativa: al despertar no sabemos si el sueño y la pesadilla siguen acechándonos sin remedio.

Reseña

Compuesto por 16 cuentos y acompañado de 7 ilustraciones, Las buenas noches de las vírgenes es una exploración de voces poéticas que desnudan realidades para vestirlas de fantasía y construcciones oníricas. Cuentos que se pasean alrededor de diversas situaciones de violencia, amor y abandono. Vemos a la autora jugar con mundos propios y confeccionar otros mundos preexistentes en la literatura pero con el aporte de su estilo de voces enigmáticas y espacios etéreos. Cuentos que contorsionan al personaje bíblico David y a Alicia, la habitante de ese país de maravillas y les brinda nuevos matices en un cuento para cada uno. Leer más “Reseña: “Las buenas noches de las vírgenes” de Cecilia Pablos”