Cita del prólogo «de la naturaleza»

La razón es el instrumento de que ha provisto al hombre la naturaleza para que se defienda de ella misma. Madre y madrastra a la par, la naturaleza ha creado en el hombre su víctima o su domeñador; lo ha puesto en condiciones de conseguir el bien supremo, la felicidad, o de querer lo opuesto y precipitarse en el abismo de la miseria. El hombre quiere, el hombre es libre, es artífice de su destino; y esta libertad, que puede parangonarlo con los dioses, hace de él también la criatura maldita del mundo.

.

Extraído del prólogo escrito por Concetto Marchesi en el libro de Tito Lucrecio Caro de la naturaleza.