Miguel Ángel, el poeta. Más allá de lo plástico

El contenido que estoy por compartirles lo encontré en una revista de arte llamada “Saber Ver, Lo contemporáneo del arte” No. 31 Nov-Dic de 1996. Este número se lo dedican a Miguel Ángel, y no tanto al pintor, ni escultor, ni dibujante, sino al Miguel Ángel poeta. Es una revista que aprecio mucho ya que los poemas vienen acompañados de los dibujos y bocetos del artista. Aún no termino de dedicarle bien mi tiempo a cada poema, pero hasta ahora tengo estos cuatro sonetos de los cuales uno de ellos está inconcluso y un cuarteto. Los cinco poemas me han gustado mucho, espero que ustedes también.

“Saber Ver Lo Contemporáneo del Arte” No. 31 – 1996
Continúa leyendo Miguel Ángel, el poeta. Más allá de lo plástico

#15 “El día” de Efraín Huerta

Cuando empecé a salir con mi actual pareja, hubo un día que quise dedicarle un poema. No de mis propias palabras, sino tomarlas prestadas de algún poeta. Consulté mis poemas favoritos y todos eran de desamor. Me gustaban mucho porque me movían más que los que trataban de “amor”. Hace unos días, estaba ojeando Permiso para el amor de Efraín Huerta. En ese libro encontré uno poema que reunía algunas sensaciones que quería compartirle a mi novio. Sigo buscando ese poema que resuene más, pero por lo pronto, este me agradó.


El día

El día ha llegado a mis ojos.
El día que muere es una lluvia dorada.
El día es tierno como el agua. Como el amor que nace.
El días es delgado y dulce. El día es el amor.
El día es una espada. Una rosa caliente.
El día me dijo: Buenos días. Y amé al día.
El día estaba en tus ojos de fino oriente.
El día eran tus ojos oscuros. Tu clara sonrisa.
El día quiso decirme Adiós. Y no me dijo nada.
El día y tú habían llegado a mis ojos.
El día eras tú. Tú eras el Buenos días. Y el Adiós.
El día. Siempre el día. Es decir, siempre tú.


Efraín Huerta le dedicó este poema a Rosarito Ferré, yo se lo dedico a mi día, al niño que le gusta el color amarillo, quien revive plantas y quien también tiene ojos oscuros y una clara sonrisa.