[Poema] Silencio de Francisco Luis Bernárdez

francisco_luis_bernardez_2501

Francisco Luis Bernárdez 
Argentina:  1900-1978

Silencio


No digas nada, no preguntes nada.
Cuando quieras hablar, quédate mudo:
que un silencio sin fin sea tu escudo
y al mismo tiempo tu perfecta espada.

No llames si la puerta está cerrada,
no llores si el dolor es más agudo,
no cantes si el camino es menos rudo,
no interrogues sino con la mirada.

Y en la calma profunda y transparente
que poco a poco y silenciosamente
inundará tu pecho de este modo,

sentirás el latido enamorado
con que tu corazón recuperado
te irá diciendo todo, todo, todo.

PD: Fuente: Ciudad Seva. Recomiendo mucho esta página a los que disfrutan de la poesía. Da clic aquí y suscríbete a su boletín donde te enviarán un poema al día
.

[Poema] Si has de Amarme… de Elizabeth Barrett Browning

ebb

 Elizabeth Barrett Browning 
Inglaterra:
1806-1861

Si has de amarme que sea solo
por amor de mi amor. No digas nunca
que es por mi aspecto, mi sonrisa, la melodía
de mi voz o por mi dulce carácter

que concuerda contigo o que aquel día
hizo que nos sintiéramos felices…
Porque, amor mío, todas estas cosas
pueden cambiar, y hasta el amor se muere.

No me quieras tampoco por las lágrimas
que piadosamente limpias de mi rostro…
¡Porque puedo olvidarme de llorar

gracias a ti, y así perder tu amor!
Por amor de mi amor quiero que me ames,
para que habite en los cielos, eternamente.

PD: Fuente: Ciudad Seva. Recomiendo mucho esta página a los que disfrutan de la poesía. Da clic aquí y suscríbete a su boletín donde te enviarán un poema al día.

[Poema]Cuando tengas ganas de morirte de Jaime Sabines

jaime_sabines_250

Jaime Sabines

México:
1926-1999

Cuando tengas ganas de morirte
esconde la cabeza bajo la almohada
y cuenta cuatro mil borregos.

Quédate dos días sin comer
y verás qué hermosa es la vida:
carne, frijoles, pan.

Quédate sin mujer: verás.
Cuando tengas ganas de morirte
no alborotes tanto: muérete y ya.

PD: Fuente: Ciudad Seva. Realmente recomiendo esta página a los que disfrutan de la poesía. Da clic aquí y suscríbete a su boletín donde te enviarán un poema al día.

 

Entrevista a Gabriel Ledón, ganador del Premio nacional de poesía Alonso Vidal 2015

image-35
El presidente municipal de Hermosillo, Manuel Ignacio Maloro Acosta, acompañado por su epsosa y presidenta de DIF Hermosillo, Martha Antúnez de Acosta y Margarita Torres Ibarra, directora del Instituto municipal de cultura y arte (IMCA), haciendo entrega del Premio nacional de poesía Alonso Vidal 2015 al autor Gabriel Ledón. Fuente/Foto: Central Informativa.

Era un día en el que luego de haber leído varios tuits; me topé con uno en el que salía el ganador del premio nacional de poesía Alonso Vidal 2015. No conocía nada sobre él y es así como decidí buscarlo en Twitter para felicitarlo. Pensé en la probabilidad de una entrevista; así que le mandé un mensaje directo preguntándole si podía contestar algunas preguntas que le escribiría; a lo que Gabriel Ledón dijo que sí. Realmente no tenía idea sobre qué preguntas serían las adecuadas pero intenté que fueran una especia de oscilación entre su vida personal y su vida creativa. A continuación les dejo la entrevista al autor tijuanense.

  1. En términos así generales, sólo para conocernos mejor, escribe un poco de ti ¿cuántos años tienes? ¿dónde radicas? ¿en qué trabajas o qué proyectos te encuentras planeando actualmente? Algo así como un currículum exprés.

Soy Gabriel Ledón, mi trabajo conjuga la danza contemporanea, las artes plásticas y la literatura.  Tengo 30 años  y vivo  en  ciudad Triste Tijuana, de acá soy.  Desde hace un par de años dirijo la compañía de danza contemporánea Cuarto Fractal, es una plataforma que me permite accionar desde el cuerpo diversas manifestaciones artísticas. Por la tarde-noche, escribo en mi casa.  Actualmente trabajo en una novela cuyo título todavía no lo sé, pero tiene que ver con pulpos y sistemas de producción masiva.

A manera exprés obtuve

En 2013 el  Premio Binacional de Novela Joven Frontera de Palabras /Border of Words, por la novela Cuando todo el mar (Fondo editorial Tierra Adentro)

En 2015 el Premio Nacional de Novela Ignacio Manuel Altamirano por la novela Óleo sobre el tiempo (Ediciones Arlequín)
En 2015 Mención honorifica en el concurso de cuanto corto Agustín Monsreal

Y en 2016 el Premio Nacional de Poesía Alonso Vidal, por el poemario El dron de Nonaka

Premio estatal de la juventud 2013 y he sido beneficiario del PECDA en las emisiones 2009 y 2012, y otros mas que tienen que ver con danza y artes plásticas.

https://www.instagram.com/p/BD1GLc_G9Vu/?taken-by=ledonart

 

  1. Estudiaste la licenciatura en danza escénica en el Instituto universitario de bellas artes de la Universidad de Colima ¿cómo es tu excursión o primer acercamiento a la literatura?

Mi primer contacto con las letras fue a través de mi abuelo, él era  amante de los libros y tenía una enorme biblioteca,  el problema era que sólo lo visitábamos en verano y todavía recuerdo la ansiedad por llegar a su casa en Nayarit. No era un abuelo cálido ni complaciente, supongo que profesaba su amor a través de la lectura.

Un momento importante en mi vida fue cuando decidí estudiar danza y no otra cosa, puesto que, según mi reloj biológico, si no estudiaba danza, no podría hacerlo después. El aprendizaje de la danza en términos de desarrollo y maduración corporal, es una carrera contra el tiempo  y yo dije, bueno, ahora bailo, después escribo.

  1. ¿Cómo fue que de novelas premiadas pasas a hacer poesía?

Soy  enemigo de las limitantes formas establecidas, tampoco me llevo bien con las  etiquetas. Apuesto a  los procesos creativos que parten  de la necesidad y de la intuición para hacer preguntas dentro de las preguntas, y tomar el camino recorrido como una respuesta, si es que la hay, si es que existe.

También hay filtros. Por general me pregunto ¿Qué quieres hacer y de qué forma quieres llevarlo a cabo? Y entonces los caminos se van abriendo o se nublan y entonces sí, me pongo a llorar.

 

  1. ¿Tienes algún poema favorito, así que te guste mucho?

Siempre he tenido problemas con este tipo de preguntas, canciones, libros, películas, etcétera.  Soy pésimo recomendando cosas. Me gusta que la gente haga sus propios descubrimientos, y me gusta hacer los propios.

Pienso en la posibilidad de expectativa, es decir, aunque suene cursi, mis cosas favoritas son las que todavía no he experimentado.

  1. ¿Has tenido proyectos en las que hayas utilizado algún texto literario para armar o inspirarte para la realización de una pieza escénica? Platícame de ello.

La compañía de danza Cuarto Fractal surge de la necesidad de manifestar una estética donde  el   lenguaje corporal se acciona  a partir  de la conjunción, experimentación,  precisamente de textos, imágenes, voz,  en la palabra, medios audiovisuales, etcétera.

La mayor parte del repertorio es una constante exploración que va por los caminos de la interdisciplina, que tampoco es algo nuevo, pero es nuestro hit.  Por otra parte para materializar una idea son necesarios ciertos recursos, a veces intelectuales, a veces materiales o financieros, en ese sentido trato de valorar lo que tengo y lo que puedo hacer a partir de ello.

  1. ¿Qué representa Tijuana para ti en el área creativa?

Tijuana es una ciudad que, partiendo de su estructura multicultural, te permite visualizar un amplio margen de campos de acción. Una conjunción de conceptos que se mezcla ante tus ojos y te permite tomar un poco de esto y un poco de aquello.

  1. Felicidades de nuevo por tu Premio Nacional de Poesía Alfonso Vidal 2015. En tu poemario usaste el seudónimo “Liebre ártica”, ¿existe alguna anécdota o motivo en especial referente al uso particular de ese seudónimo?

Muchas gracias, sí, si existe una anécdota.  Es uno de los recuerdos valiosos que conservo de mi padre.  El automóvil con el que viajábamos de Tijuana a Nayarit se descompuso en pleno desierto, en Sonora. Era tarde y mi padre no tuvo más remedio que caminar hasta la próxima población, mi mamá y mis hermanas nos quedamos en el auto. Yo tenía mucho miedo porque conocía ya la oscuridad y el frío que pronto nos envolvería. Cuando se lo comenté, mi padre me dijo, “No tengas miedo, sé una liebre ártica”. Me lo dijo en relación a un documental de Nat Geo  de  liebres árticas, que sobreviven al peligroso frío (no hibernan) gracias a sus diversas adaptaciones fisiológicas y de comportamiento. Aquella noche me convertí en una, una muy blanca que nunca tembló.

  1. Tu poemario ganador “El dron de Nonaka”, me decías será publicado entre octubre o noviembre, en rasgo generales y sin spoilers ¿con qué nos encontraremos en ese poemario?

Creo que verá la luz el próximo año. Lo que nos podremos encontrar  es una serie de retazos intimistas, de exploración formal, cuya poética  propone, a manera de álbum fotográfico, explorar la relación entre la tecnología y la identidad. El contraste entre las primeras fotografías de Kingo Nonaka, en una Tijuana de 1924, las radiografías de las rodillas de mi papá, y las fotografías en full 4K de un dron que vuela sobre la frontera, son el pretexto para  articular el poemario.

  1. ¿Cómo sabe Gabriel Ledón que es hora de escribir poesía? ¿Tienes algún ritual o proceso creativo?

En este momento estoy esperando mi lonche de comida china. He pedido pollo con piña y arroz con camarón. La señorita que cobra en caja tiene los ojos rasgados, al fondo en la cocina, un mexicano cocina, los meseros también son mexicanos,  pero es comida china. No he viajado a china y no puedo comprobar su sabor. A través de la ventana de derecha a izquierda se puede leer Chinese Fud. De tijuana, pero chinese.

De existir un ritual o proceso creativo, te podría decir que  podría ser muy similar a comprar  comida china. Todo ese cúmulo de incertidumbre literaria se lleva muy bien con la gastronomía oriental.

  1. Miré que en tu cuenta de Instagram tienes pinturas y dibujos de gatos ¿cómo o por qué llegaste a ejercer esa actividad?

Las artes plásticas te permiten diversos tratamientos de expresión a partir de un canal visual, sensorial. Para mí ha sido muy importante complementar mi actividad artística con  estudios teórico prácticos de pintura y dibujo. Me ha permitido acercarme a  una idea desde diferentes ángulos, es  una constante generación de posibilidades. Abres nuevos filtros en la comunicación, exploras sensibilidades.  Fíjate, a veces cuando no puedo terminar un cuento, o cuando lo escribo pero no me gusta del todo, termino haciendo una pintura, un boceto y viceversa.

https://www.instagram.com/p/qcJX9FG9Yl/?taken-by=ledonart

  1. ¿Tienes gatos? ¿Cómo se llaman?

Tengo un gato o él me tiene a mí. Su nombre es King Mishu.

  1. Ahora, pasando a otro tema. Según la Encuesta Nacional de Lectura y Escritura 2015 los mexicanos leen en promedio 5.3 libros al año. Eso es un promedio un poco más alto que en encuestas anteriores ¿qué opinas al respecto?

    Que el costo de 5.3 libros supera también un montón de salarios mínimos.

 

14. Si te digo: ¡Piensa en un escritor mexicano! ¿Quién es el primer personaje que se te viene a la mente?

Juan José Arreola, un poco por trampa, porque ayer adquirí una edición de narrativa completa y no he podido clavarle el ojo. Es un pendiente ¿sabes?

Ahora, ¡Un poema romántico! 

Cualquiera de romancero gitano, de Lorca.  Menos preciosa y el aire, ese está en otra orbita.

  1. ¡Uno para llorar!

Ese me queda difícil.

  1. Ya para terminar ¿tienes algún blog, página web o redes sociales en donde podamos seguir tu actividad artística?

Tengo facebook  es Gabriel Ledon.


Agradezco de nuevo a Gabriel por tomarse un poco de su tiempo en responder estas preguntas. Sólo para complementar la respuesta de la última pregunta; también está Twitter.

https://twitter.com/gabriel_ledon/status/700112212485013504

 

«Los nadies» de Eduardo Galeano y el trabajo de ética

eduardo_galeano
Eduardo Galeano

(Eduardo Hugues Galeano; Montevideo, 1940 – 2015) Escritor y periodista uruguayo cuya obra, comprometida con la realidad latinoamericana, indaga en las raíces y en los mecanismos sociales y políticos de Hispanoamérica.

Se inició en el periodismo a los catorce años, en el semanario socialista El Sol, en el que publicaba dibujos y caricaturas políticas que firmaba como Gius. Posteriormente fue jefe de redacción del semanario Marcha y director del diario Época. En 1973 se exilió en Argentina, donde fundó la revista Crisis, y en 1976 continuó su exilio en España. Fuente: Biografías y vidas

 

El siguiente poema nos lo recitó la maestra de ética. La actividad que actualmente estamos llevando a cabo es la elaboración de propuestas para la composición de algún «código de ética» del literato o del licenciado en literaturas hispánicas/lingüística. Los temas abarcaban el feminismo, justicia política, justicia social y muchos otros. Dice ella que el poema de Galeano encapsula varios si no es que todos los temas que debemos abordar para la elaboración de ese código de ética.

En nuestro equipo comentamos acerca de la labor y el compromiso social que tiene el literato con su mundo. En donde funge como una figura y ejemplo que debe tener siempre una opinión y si es posible, hasta una labor activa en las problemáticas que enfrente su entorno. Por consecuencia, la investigación y el crecimiento constante es otra característica a la que el literato se compromete. El caso es que en base a cada uno de los temas que abordamos durante las exposiciones debemos extraer un punto para añadir a nuestras propuestas para la elaboración del código de ética.

Bueno, eso es un poco de la tarea de hoy. Les dejo el poema de este autor que descubrí hoy, gracias a la maestra.


Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los na-

dies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto

la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la

buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en

lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los na-

dies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se le-

vanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de

escoba.

Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada.

Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la

Liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos:

Que no son, aunque sean.

Que no hablan idiomas, sino dialectos.

Que no hacen arte, sino artesanía.

Que no practican cultura, sino folklore.

Que no son seres humanos, sino recursos humanos.

Que no tienen cara, sino brazos.

Que no tienen nombre, sino número.

Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica

Roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.


 

¿Qué te parece?

Reseña: «Poesida» de Abigael Bohórquez

20160321_105451.jpg
Poesida. 1991

Autor: Bohórquez, Abigael
Título: Poesida
Título original: Poesida
Fecha de publicación: 1991
País: México
Formato: Físico
No. Páginas: 91 páginas
Género: Poesía

 

Sinopsis

Escrito en 1991, Poesida es el testamento poético del más vital, original y transgresor artista literario nacido en Sonora: Abigael Bohórquez. En este documento “cruel pero solidario”, el poeta nos confronta con “todas las palabras de que es capaz un hombre para pedir comprensión infinita” para las víctimas del sida. La portentosa obra de quien ha sido llamado el poeta del norte —repartida en intensos poemarios, ensayos y textos dramáticos—, digna heredera del siglo de oro español y memorables poetas mexicanos, ofrece en este libro un conmovedor y descarnado alegato vivencial en que se manifiesta, una vez más, que el poeta amó con terrenal potestad la vida.

Lo que pienso…

Poesida será el primer libro de poesía que reseño y algo que me agobia es el proceso. Hoy 21 de marzo es el día mundial de la poesía, en mi clase de introducción a los estudios literarios; estamos analizando poesía. Considero que mis palabras son subjetivas, semánticas y, las ofrezco con humildad y confianza. Cuando hablo de un autor muy reconocido, recae en mí un peso predeterminado de que el autor debe ser bueno y no es que Bohórquez sea malo, no; estoy hablando en planos más generales, así que ya advertidos los invito a que lean mi informal reseña.


 

 

Nunca había leído a Abigael Bohórquez, fue hasta a finales del año pasado que lo conocí; primero, por medio de una amiga y más adelante, por la feria del libro de Hermosillo 2015. El primer poema que leí de él fue en la biblioteca del Colegio de Sonora, precisamente iba con un par de amigos y aunque no recuerdo el nombre del poema, lo que si recuerdo es la sensación de querer indagar más acerca de este autor sonorense. Fue ahí cuando mi amiga me dijo que me prestaría un libro de él: Poesida.

Ganador del premio Internacional de Poesía organizado por el CONASIDA, los poemas que me encontré fueron excursiones no de lástima hacia las víctimas del sida, sino más bien de un cuadro representativo que trasciende hasta cierta compasión. Con palabras rotas, como una figura que se quiebra en un intento por devolverle belleza al objeto en donde no sabes cómo será el resultado final, si feo o bello; creo que Bohórquez logra reunir los trozos y nos brinda por medio de su poesía, una perspectiva amena del sida, en las que se evidencia las partes rotas de sentimientos varios, las que fueron sanadas, las que fueron mal colocadas y las piezas imposibles de percibir por lo perfecto que fueron reestablecidas.

En lo particular me gustaron los poemas: «Cantares», «Mural», «Duelo» y los últimos dos poemas de «Retratos».

Fragmento de «Retratos».

Cuando el alba aletee otra vez
y vuelva al mundo la claridad,
y quizá yo no exista,
y los jóvenes asuman nuevamente
la fuerza comosea del amor
en el sexo cualquiera,
y el AIDS sea un slogan de los ochentas,
habré de ver qué digo
de donde esté:
Lázaro resucita cada día
entre los minerales del estiércol,
y la paloma de la masacre
volverá a hacer pichones
bajo el cielo.

Puntuación

Realmente no tengo mucho qué decir porque la poesía es un terreno aun, medio desconocido para mí y del que aun sigo descubriendo pasadizos. Lo que Poesida me dejó es una puerta para conocer un poco más acerca de este escritor sonorense, otra puerta para tener mínimo un libro de poesía incluido en mis lecturas y una última que es la de escudriñar más reseñando libros de poesía. Al libro le puse tres estrellas, pero eso sólo es un número, ya que creo que es un libro que vale mucho la pena explorar 🙂

3

¡Feliz día mundial de poesía!

 

 

 

¡Que vergüenza que te lean!

Querido *,

Hoy en el Olimpo 15.9 nos reunimos yo y algunos compañeros de una revista literaria perteneciente al departamento de letras. Te escribo para que seas testigo de la vergüenza y angustia que sentí, como todo un escritor novato.

Llegue casi al medio día a la escuela, estuve dando vueltas por el Olimpo hasta que me encontré con el compañero que, podría decirse, coordina la revista y gracias a él pude dar con el lugar donde estaban los demás. Habíamos quedado en reunirnos para escoger los textos que pasarían a ser publicados en la XX edición de la revista, había cuentos, ensayos, poemas, poemas y más poemas por revisar. Pero el problema era que dentro de la pila de hojas había un trabajo mío que realmente ya no quería que estuviera ahí ¿Por qué?

Aproximadamente 10 días antes

Tengo ideas muy vagas acerca de la poesía, es un género que no he explorado mucho, pero que me agrada. Admito que he intentado escribir poesía, aquí mismo en el blog le dedico un espacio, pero me suele ser un poco difícil compartir mis escritos, porque en cierta forma considero que el acto de escribir puede llegar a delatar a las personas.
Pero ni mi propia ideología me detuvo en mandar uno de mis poemas a la revista, en ese momento pensé «Eh, pues… hmmm, no está tan mal, creo», entonces, antes de considerar lo contrario, di clic en Enviar y mi mensaje había despegado al correo que recibía los textos para la revista, pensé «Listo», todo parecía estar bien.

Tiempo después hubo un evento en la escuela donde conocí con más profundidad a la poesía, al arte poético, a la acción de pulir la palabra, moldearla, conocí su musicalidad, aprecié el arte de colocar cada palabra en su lugar para dar como resultado un poema capaz de abatir al lector. Fue durante esa reflexión en donde menosprecie mi creación enviada, me di cuenta que un poema es más que el primer instinto de escribir. Llegue a la conclusión de que tal vez se trata de reflexión, delicadeza, angustia, reproche, sentimiento filtrado, algo más que reacción instintiva.


Hoy

Yo no me había tomado tiempo en escribir lo que había enviado, empecé a asegurar de que mi poema no estaba a la altura como para ser publicado, de que tal vez podría ser mejor (estaba paranoico).

Cuando llegamos al cubículo donde estaba el resto del equipo, el coordinador sacó de su maletín muchas hojas blancas.

-¿Imprimiste todo?- preguntó una de las muchachas.
-Sí
-¡¿Todo los correos recibidos?!
-Todos.

Recordé mi poema y me dio ansiedad. Mi texto estaba en esa pila de hojas, quería encontrarlo… necesitaba recuperar mi «poema», ¿pero cómo?

Quise persuadirme diciéndome que todos necesitan recibir críticas, dije «Ni modo, que lo lean», pero sabía que en el fondo no quería que lo hicieran. Tomé unas hojas, no había probabilidad de tomar el mío. Empecé a leer los primeros poemas, todos con ideas muy buenas, pero la idea de que mi poema estaba por ahí no me dejaba en paz y por un momento volteé a ver a mis compañeros. Me preguntaba quién podría ser el que leyera el mío y diga algo como «No manches güey, checa esto», no exactamente en el tono de admiración sobre genialidad. Miré las hojas que tenía, empecé a hojear cada uno en busca de una posibilidad… luego observé la familiaridad de palabras, ahí estaba ¡había encontrado mi texto! Rápidamente lo separé de los demás, nadie iba a leerlo.
Mi problema no terminaba ahí, ¿cómo lo tomo sin que se den cuenta? ¿cómo lo guardo sin levantar sospecha?

Saqué un carpeta de mi mochila, la coloque debajo de todos los textos para poder «detener los trabajos», luego, cuando nadie volteaba, cuando todos estaban concentrados en alguna de las lecturas ¡zas! meto mi poema a la carpeta, ufff. Como sea ya dentro de la carpeta ya queda fuera del juego. Así fue.

Sentí un tipo de remordimiento pero lo considere necesario, no creo estar listo, además, el escrito era muy cursi.
Gracias al conjunto de experiencias ahora veo a la poesía con más seriedad, supongo que la magia misma pueda que se esconda en el moldeado del escrito.

Es curioso como suelo animar a las personas a que manden sus textos, siendo que yo a la hora de la hora me hecho para atrás. Ahora mi meta será leer más poesía y crear poseía con más seriedad (ojo, seriedad no es sinónimo de aburrido).


Algún día tendré que hacer público lo que escriba y puede resultar contradictorio ya que ahora mismo estoy escribiendo, pero esto es distinto ¿no? bueno tal vez no lo sea, entonces pueda que ya esté dando un paso hacia adelante.

Creo que la poesía necesita su propio poema.

Atentamente,

Firma

Estudiante de Letras.

Lorca y su «Corazón Nuevo»

Aún no dejo las sobres de la Iniciativa Regala un Poema en la plaza de la ciudad porque ha habido lluvias, pero espero poder hacerlo el día de mañana. Pero mientras tanto, hoy les vengo a compartir un poema hermoso, no suelo usar mucho esa palabra, pero eso es lo que fue para mi.

Estoy suscrito en una página que me manda un cuento y poema clásico por semana, que se llama Ciudad Seva. Sólo que se me han estado acumulando, debido a mi poca constancia de revisar mi correo. Pero fue entre los correos recibidos de ésa página donde encontré «Corazón Nuevo» un poema que me enviaron hace unos días, escrito por el renombrado autor español, Federico García Lorca (1898-1936), un poema que como dije se me hizo hermoso y que me ha gustado bastante. El poema es el siguiente:

Corazón nuevo

Mi corazón, como una sierpe,
se ha desprendido de su piel,
y aquí la miro entre mis dedos
llena de heridas y de miel.

Los pensamiento que anidaron
en tus arrugas, ¿dónde están?
¿Dónde las rosas que aromaron
a Jesucristo y a Satán?

¡Pobre envoltura que ha oprimido
a mi fantástico lucero!
Gris pergamino dolorido
de lo que quise y ya no quiero.

Yo veo en ti fetos de ciencias,
momias de versos y esqueletos
de mis antiguas inocencias
y mis románticos secretos.

¿Te colgaré sobre los muros
de mi museo sentimental,
junto a los gélidos y oscuros
lirios durmientes de mi mal?

¿O te pondré sobre los pinos,
libro doliente de mi amor,
para que sepas de los trinos
que da a la aurora el ruiseñor?


¿Verdad que es genial? Se lo leí a mi madre y al terminar de leérselo me preguntó «¿Cómo a quién se lo dedicarías? ¿Cómo para qué ocasión es?», le dije que no me gustaba porque me identificará con el o porque quisiera dedicárselo a alguien, sino simplemente porque las palabras me parecen perfectas en la manera que fueron acomodadas, por la rima, por el sonido de las palabras elegidas, por la posible incertidumbre y tristeza cuando dice:

Mi corazón, como una sierpe,
se ha desprendido de su piel,
y aquí la miro entre mis dedos
llena de heridas y de miel.

Me gusta por la metáfora y por lo bien que se oye la palabra «miel» cuando es contrastada por la palabra «herida».

Pero qué decir de ésta parte:

¿Te colgaré sobre los muros
de mi museo sentimental,
junto a los gélidos y oscuros
lirios durmientes de mi mal?

¿Dónde pones a un amor que deja heridas y miel, pero que al final de cuentas fue un amor, una historia? ¿En resentimiento? Lorca tiene una alternativa:

¿O te pondré sobre los pinos,
libro doliente de mi amor,
para que sepas de los trinos
que da a la aurora el ruiseñor?

Éste posiblemente se oiga mejor ¿Valdrá le pena esmerarse en buscar un lugar en especial o sólo se disfrutará del «Corazón Nuevo»?


¿Tú qué opinas? ¿Te gustó el poema? ¿No te gustó? ¿Por qué?

Nos leemos 🙂

Entrada 8 del "Reto de Escritura 1 pieza=1 entrada"