Miguel Ángel, el poeta. Más allá de lo plástico

El contenido que estoy por compartirles lo encontré en una revista de arte llamada “Saber Ver, Lo contemporáneo del arte” No. 31 Nov-Dic de 1996. Este número se lo dedican a Miguel Ángel, y no tanto al pintor, ni escultor, ni dibujante, sino al Miguel Ángel poeta. Es una revista que aprecio mucho ya que los poemas vienen acompañados de los dibujos y bocetos del artista. Aún no termino de dedicarle bien mi tiempo a cada poema, pero hasta ahora tengo estos cuatro sonetos de los cuales uno de ellos está inconcluso y un cuarteto. Los cinco poemas me han gustado mucho, espero que ustedes también.

“Saber Ver Lo Contemporáneo del Arte” No. 31 – 1996
Continúa leyendo Miguel Ángel, el poeta. Más allá de lo plástico

“El siglo” (Poema de Osip Mandelstam)

el siglo

mi siglo, mi bestia, ¿hay alguien
que pueda escudriñar tus ojos
y con su propia sangre fundir
dos centurias
que justifiquen tu osamenta?
la sangre creadora mana desde la garganta terrenal,
y los parásitos tiemblan
en el umbral de los días por venir.

en tanto la criatura se mantenga con vida,
la médula debe darse a luz,
mientras la columna oculta
distrae el oleaje.
han restituido la cima de la vida
como el cordero ofrecido en sacrificio,
como el dócil cartílago de un niño—
el siglo de la infancia de la tierra.

para liberar la época de su confinamiento
para generar un nuevo mundo,
los desavenidos, los enmarañados días
deberían sonar al unísono como una afinada flauta.
es el siglo que mece las mareas
con la desesperación de la humanidad,
en la maleza el aliento de una serpiente
es la dorada medida del siglo.

aun los retoños se embravecerán
y los inmaduros pimpollos brotarán
pero ¡tu columna vertebral es aplastada,
mi fantástico y despreciable siglo!
en lunática beatitud
miras atrás, cruel y debilitado,
como la ágil bestia que fuiste,
las huellas dejadas por tus pies.

la sangre creadora mana
desde la garganta terrenal
el indiferente cartílago de los océanos
salpica con la desesperación del pez buscando la costa.
y la albanega del pájaro se despliega en las alturas
de las húmedas piedras azul cerúleo,
corrientes de agua inundan la inevitable apatía
de tu única herida mortal.


Osip Mandelstam, Varsovia, 15 de enero 1891 – Vladivostok, 27 de diciembre 1938
Traducción: Silvia Camerotto

Hablemos del espacio

Poema en verso libre

El verso libre es una forma de expresión poética que se caracteriza por su alejamiento intencionado de las pautas de rima y metro que predominaron en la poesía occidental hasta finales del siglo XIX. Por tanto es una forma muy próxima al poema en prosa y la prosa poética, de los que se distingue visualmente por conservar la disposición tipográfica en líneas sangradas propia del verso. 

HABLEMOS DEL ESPACIO

Hablemos del espacio, ese que queda entre tu almohada 

y tus sueños, entre el antojo y el apetito; 

entre la sed y el deseo. 

Ese espacio temporal entre septiembre y mayo; 

entre las siete de la mañana y las once doce de la noche; 

o entre los minutos que te tardas en leer 

una página del testamento. 

Hablemos cómo me arrastro entre los días 

para ser la pluma donde te recuestas 

y juntos sobrevolar el mar abierto. 

Digo juntos porque yo no soy nada, 

soy un par de alas que se encuentran pegadas a ti, 

que te envuelven… soy una carga de tu ligereza. 

Por eso te propongo que hablemos sobre el espacio, 

ese que hay entre cada pluma que me compone, 

o la distancia de tus labios entreabiertos cuando piensas; 

los milímetros que hay en la tierra como en el cielo, 

la longitud de tus suspiros,

o sobre la verdadera distancia que existe en un metro.

Por favor, hablemos del espacio.


The lovers, René Magritte, 1928

[Entrevista]”La poesía es preguntarse cosas y responderse”- Genov V. P. en su presentación de libro “Algo digno de compartir”

El pasado 08 de febrero a las 6:00 pm en las instalaciones de la librería Gandhi, se presentó el libro Algo digno de compartir escrito por Genoveva. Una presentación moderada por Diana Picot en donde se conversó sobre poesía y de las historias que hay detrás de este libro. Una cálida reunión en donde se reunieron la poeta acompañada de familia, amigos y lectores. Tuve una oportunidad de acercarme y hacerle unas preguntas a Genov acerca de su trayecto como escritora y su opinión acerca de la poesía.

Presentación del libro Algo digno de compartir escrito por Genov V. P.

Para ti, ¿qué es la poesía?

Para mí la poesía es un salvavidas, es la forma literaria más deliciosa y libre de todas las formas literarias. Es la que más se me acomoda con mi personalidad. La poesía es preguntarse cosas y responderse. La poesía se presta para ser demasiado ecléctico: creer en todo y en nada. Para mí, la poesía es la mejor forma de arte literaria.

¿Cómo ha sido el trayecto para convertirte en la poeta que eres hoy?

A trancazos. Siempre fui escritora, pero hasta hace un año me la creí. Siempre he escrito, desde diarios, cartas, poemas. En mis berrinches utilizaba ese recurso sin que nadie me lo dijera. Tuve muchos ejemplos malos de violencia y para mí la poesía fue todo lo contrario, fue toda la paz. Me voy a otro lugar, trasciendo. Cuando estoy haciendo poesía soy otra persona que me gusta y que me cae bien. Todo lo tenía escrito, pero atreverme a publicarlo fue todo un boleto distinto: desde cómo va a ser la portada, el dinero, materializarlo. Sí fue difícil pero nunca me faltó apoyo, la neta fue autogestionado, pero nunca estuve sola. El proceso fue muy rico. Así que depende de cómo me preguntes, si es sobre el proceso de publicar o el de escribir.

¿Qué le dirías a un poeta novel que tenga dudas o insegurx sobre lo que escribe?

Lo que más me ayudó a mí fue ver la diversidad como algo bonito, quitarme los estándares de belleza en todos los aspectos y empezar a ver todas las diferencias que tenemos como lo más bonito que hay en la humanidad. Cada quien tiene su historia de vida y es igual de valioso, aunque seas un matón, un narcotraficante, hayas hecho lo que hayas hecho, si hay algo a lo que se presta la humanidad es a ser diverso: ser oscuridad, ser luz. No hay porqué dudarlo porque ya lo eres. Como que nos esforzamos mucho en ser persona, pero ya lo somos. Ya podemos compartir. Si hay alguien que esté atorado en dar el pasito, se trata de un saltito de fe y de confianza. Va a llegar ese momento.

¿En dónde encuentras inspiración?

En la cotidianidad, en las fiestas, en los momentos incómodos, en los momentos silenciosos, en un camión… en realidad, ahorita podría escribir, siempre hay algo de qué escribir. No es como que “Ay, necesito inspirarme”, para mí ha sido un ejercicio muy fácil el escribir sobre cualquier cosa. De cualquier cosa se puede desarrollar un pensamiento, lo puedes ir desbaratando y nomas escribirlo. Creo que lo que nos bloquea es el querer ser perfectos y que todo se vea muy estructurado. Como que todos los que han estudiado literatura dicen “Ay, la ortografía es lo que me impide” o el querer ser como los ejemplos de antes, cuando en realidad el lenguaje es dinámico. Evolucionamos, ya no es lo mismo que antes y es igual de válido. Esto en cien o doscientos años va a ser una joya también. Hay que quitarnos ese chip de “no ser suficiente”. La vida no es buena, la vida no es mala; la vida es. Ahí encontré la inspiración, en darme cuenta de que somos una roca en el universo, flotando, con un chingo de seres adentro. Si no hacemos cosas ahorita, pues qué vamos a hacer o cuándo.

Durante tu presentación hablaste acerca de tus pilares, para ti ¿qué significado ha tenido la familia y el feminismo?

Bendito feminismo, we. Dentro del feminismo está el darnos valor como mujeres. Estamos en un sistema en donde la mayoría son autores, las mayorías de muchas cosas son varones. Como que las morras somos más sensibles y se dice “Ay no, cuando hablas de tus sentimientos, no es válido”, pero ¡¿por qué no es válido?! Es lo más válido, bonito y auténtico que tenemos. Entonces sí ha sido un pilar muy chilo el feminismo. Y pues mi familia es muy grande, siempre me han hecho sentir muy deseada; con un “vente a comer”, o sea, no necesitaba hacer mucho. Nomás con que estuviera yo con mi carita ahí, con eso estaban felices. Aparte de eso la psiquiatría, el somatizar la ansiedad, el sentir, apretujar los dientes, el estar apretada corpóreamente cuando todo está bien, fue como un “órale, puedo hablar mucho de esto, no todos saben hablar de esto y en realidad, todos podemos sentir esto”. Ser un paciente psiquiátrico también fue un pilar.

¿Hay algún artista o poeta que te inspire?

¡Sí! Yo quisiera ser la Elvira Sastre de Hermosillo, ella.

Me podrías compartir una recomendación personal de una pieza artística: película, obra de teatro, un canal de YouTube, un libro, lo que sea.

Celdas rosas, es algo que me inspiró mucho. Es de Silvana Arvizu, ahorita está en el CERESO de aquí de Hermosillo. Es una mujer que compiló historias de las mujeres de la cárcel y la suya. Es una narración muy sencillita, muy rica, es muy disfrutable y te hace apreciar el estar en la libre, estar en libertad. Celdas rosas me inspiró a empezar una novela, que es la que estoy haciendo. Es de un hospital psiquiátrico, porque ella escribe tan ameno, tan libre, tan cero pretensioso y te llega al corazón, que dije “¡Fierro, yo también puedo hacer esto!”. Yo creo que también puede inspirar a otras personas a que también escriban o que de perdida tengan una vida más amena.

Las Celdas Rosas

¿Cuál crees que es el papel de la poesía dentro de una sociedad turbia y ante movilizaciones sociales feministas, de grupos LGBT+, problemáticas del cambio climático…?

La poesía matiza todas estas controversias, lima esperezas y une. De hecho, hay un poema que se llama “Los viajantes de adentro” y siento que muchos le sacamos la vuelta a la poesía porque las cosas que tocan el alma siempre duelen. Y esas cosas, aunque sean chingonas, les sacamos la vuelta, pues. Estamos en esta sociedad y estamos adormecidos. No lo veo como algo mal, porque recuerda que la diversidad es preciosa, pero siento que hay cosas que son puro ruido, puro adormecerte, atontarte, no pensar, estar en un cuadrito empírico, no tener consciencia. La poesía es eso que todos tenemos, sí estamos despiertos y se me hace muy necesaria. La poesía es incluso poquito menospreciada, cuando en realidad es algo súper chingón que debería tener más valor, que debería haber más poemas y que debería ser más popular. Me gustaría un chorro que la poesía fuera más popular que los narcocorridos, que también tienen su validez, pero me gustaría que fuera más popular que eso. Ahorita creo que “bendita poesía” y que nos va a hacer mucho bien.



¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

“Espero curarme de ti” – Jaime Sabines [poema]

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

-Jaime Sabines


pd: en una semana recrearemos cada pecado capital, evento en fb…

[Entrevista] “Convivencia, espacio y comunidad” Diana Picot respecto al 2do Benemérito Slam de Poesía


A pocos días de que se lleve a cabo el 2do Benemérito Slam de Poesía, en la que se elegirán a 12 ganadores para ser publicados en una antología de jóvenes poetas sonorenses, tuve la oportunidad de conversar con Diana Picot, coordinadora del evento. Como sede en uno de los espacios culturales más activos en la ciudad de Hermosillo, la librería Hypatia una vez más, abre sus puertas para funcionar como foro a la creación artística local.

Luego de una breve charla y después de haberse fumado un cigarro cerca de una de las ventanas en un rincón de la librería, le pregunté a Diana acerca de esta convocatoria, que por cierto, sigue abierta.


“La idea de mostrar un trabajo tiene que ver el cómo conectar con los demás”

O: ¿Cuál es el objetivo y dinámica de este slam poético?

D: Lo que se ha tratado de perseguir es crear comunidad. Tenemos muy presente la idea de dar foro y espacios, porque hay personas, hay creación dentro del estado y lo que queremos es crear espacios alternativos para que podamos desarrollar un poquito más esto. El slam es algo que ya tiene mucho tiempo y diferentes escuelas lo han manejado a nivel internacional y para no quedarnos atrás, decidimos tomar postura.

O: Si yo nunca he ido a un slam, ¿cómo suele ser la dinámica de un evento así?

“Las evaluaciones de este año van a ser tres: la interpretación del poema, la conexión que establece con su alrededor y con el público, y el verso como tal”

D: Uy, pues hay diferentes formas de manejar el slam, nosotros lo comenzamos a través de público y por lo que va decidiendo la gente. En esta ocasión como el objetivo es armar una antología, tenemos un jurado. Este jurado se conforma por profesionales del área que se dedican y preocupan respecto a la temática. Las evaluaciones de este año van a ser tres: la interpretación del poema, la conexión que establece con su alrededor y con el público, y el verso como tal. Entonces es una cuestión de mostrar, de exhibir, de fuerza, por así decirlo.

O: Digamos que tengo mis poemas por ahí, pero estoy nervioso y como que sí quiero pero no. Qué le dirías a esas personas que han visto el evento y que tienen curiosidad pero que no se han animado del todo.

“Los nervios existen porque de alguna manera nos sentimos exhibidos”

D: Antes que nada, la idea de los slams y todo esto es compartir. La escritura es un ejercicio que hemos hecho a oscuras y que de alguna manera siempre escribimos para nosotros, para sacar emociones. Entonces, una forma de entrar en contacto con los demás y de entendernos a través de lo que es tu perspectiva, es a través de tu trabajo. Los nervios existen porque de alguna manera nos sentimos exhibidos. Yo les diría que como ellos ven y piensan, son formas que todo mundo comparte. Que no se sientan mal, que no existan estas barreras que muchas veces tiene que ver con lo propio, de como uno valora su obra, que estén seguros de su obra, que trabajen lo que tengan que hacer y que no tengan temor de lo que van a mostrar. Es muy importante y al final de cuentas son palabras, memorias, escritos que van conformando lo que es parte de nosotros, como sujetos que forman parte de una comunidad y una forma de relacionarnos. La idea de mostrar un trabajo tiene que ver el cómo conectar con los demás. Buscar la empatía a través de las artes es algo precioso.

O: ¿Requisitos? ¿Qué debo tener o hacer?

D: Ser menor de treinta años únicamente. Las cuestiones de evaluaciones corren por parte del jurado.

O: ¿Y cómo me inscribo?

D: A través de mi número celular que es 662 403 4647, me pueden localizar con ese número, me pueden mandar un Whatsapp, me pueden buscar en redes sociales y pues aquí andamos.

O: ¿Cómo surgió la idea de que en esta edición hubiera una antología como resultado de los doce ganadores?

“Lo que apunta esta antología es crear una convivencia, espacio y comunidad. Que como público, pidan y como creadores, den”

D: La idea es unificar y dar espacio. De alguna manera, si no son premios si no han sido por publicaciones dentro de la universidad o de otras instituciones, pues no ha habido divulgación. De repente uno va a los floris (evento cultural que se lleva a cabo en el departamento de letras y lingüística) y a diferentes partes, y nos damos cuenta de que hay talento, presentaciones y trabajo. Una de las inquietudes es ver qué pasa después de todo eso. La idea de la mitocondria de que sean menores de treinta años es brindar un espacio en donde todos esos chicos que van en pininos y todo esto, es que su obra tenga una seriedad en el objeto-libro. Tenemos la intención de una divulgación nacional y atravesar algunas fronteras. Todavía estamos en proceso pero de que va haber impacto, va haber impacto.

O: Habría que asistir, participen o no, me parece una idea genial y que se esté dando un paso más a una segunda edición…

D: Es la segunda edición del slam, pero es la primer antología juvenil. Es muy emocionante. La participación va a constar de veinticuatro, los que pasen a la segunda ronda que van a ser doce, son los que automáticamente ya están publicados. El proceso que continúa en las demás rondas y la final es para elegir al ganador, pero los que pasen a la segunda ronda, ya están dentro de la antología.

O: ¿Cuándo se llevará a cabo este segundo slam?

D: Va a ser el 21 de marzo de 6pm a 9pm, vamos a tener tres espacios dentro de Hypatia, tres escenarios para desarrollar, tenemos sorpresas para la presentación. Va haber lectura, música, presentaciones, ¡es todo una fiesta! Una fiesta que está celebrando la creación, que está celebrando a la gente, a los artistas y a los escritores .

Ubicación de librería Hypatia:

O: ¿Hacia dónde te gustaría que se dirigieran estas dinámicas del slam poético a futuro?

D: Uy, pues yo le tengo todo el corazón. Le tengo mucha, mucha fe. Yo creo en lo que se está haciendo y en la perspectiva que tenemos acá. Ahorita lo podemos convertir en algo local, tenemos invitados de diferentes partes. Queremos llevar la antología a diferentes lugares. Más que nada es provocar, provocar a los escritores a decir “sabes qué, quiero participar, quiero un lugar”. Y otra cosa es crear público. Un público que diga “sabes qué, ¡esto! yo se que esto se está haciendo y se está haciendo con calidad, son gente que están a mi alrededor”. Tenemos una distancia, muchas veces hacia los creadores y demás instituciones. Lo que apunta esta antología es crear una convivencia, espacio y comunidad. Que como público, pidan y como creadores, den.

Dar espacios a esas voces. Y que no sean como luces fugaces, que aparecen y de repente desaparecen. Yo creo que aquí el trabajo es la constancia y así seguir moviendo y organizando.

O: Y que de alguna manera va acorde a lo que han hecho aquí en Hypatia…

D: Sí, fíjate. Tenemos un compromiso tanto cultural, por ejemplo desde los libros, los clientes, desde un carácter de “sabes qué, tengo tales inquietudes, me gustaría saber más sobre esto, etc.”. Acabamos de terminar un curso de introducción a la filosofía, empezamos con la poética del sahuaro, que recogía la tradición y después vimos diferentes formas de poesía: métrica, cuestiones de rítmica, ahorita estamos con las cuatro transformaciones en la que viene el Dr. Gustavo Lorenzana, maestro de la universidad. Y que gracias a las personas y al interés, hemos tenido respuesta.

Diana Picot, coordinadora del 2do Benemérito Slam de Poesía

PD: Una de las consideraciones a evaluar es que se pase sin la hoja, pero Diana me comentaba que no importa si lo leen directamente del papel, en todo caso lo que importaría más es cómo se lee el poema y su respectiva interpretación de lectura en voz alta.

Una taza caliente de estrofas y otras “Palabras de desayuno” [Reseña]

Autora: Laura Fernanda
Título: Palabras de desayuno
Fecha de publicación: 2018
País: México
Editorial: Grupo Rodrigo Porrúa
Formato: Físico
No. Páginas: 65 páginas
Género: Poesía

Sinopsis

Son todas las recetas de mis amores, inquietudes, respuestas y preguntas sin signos de interrogación
Los ingredientes son mis derechos, mis izquierdos, mis frentes que van en alto y las que van al borde de la zona donde crece mi cabello y mis locuras; son pizcas de mis miedos que nunca se atrevieron a salir y jugaban en mi cabeza a saberlo todo; cucharadas de mis ganas ahorradas e invertidas; son gotas de suposiciones y sus posiciones.
Son medicina sin prescripción y mi refugio sin descripción.
Son espacios separados de caracteres. Son espacios unidos de carácter.
Son palabras que alimentaron mis mañanas, sazonaron mi razón y nutrieron mi corazón.
Son para ti, lector. que desayunas cereal y rutina todas las mañanas, agarres y cocines tus huevos como te pegue la chingada gana.

Reseña

La mesa está servida entre las 65 páginas que conforman la variedad de platillos de este poemario. Publicado por el Grupo Rodrigo Porrúa, Laura Fernanda o como la llegué a conocer por Instagram, La Pinche Fer, nos presenta un texto como vía de escape de esta ajetreada realidad. Pero más allá de un “escape” es un camino a ver desde su fresca perspectiva y elección de palabras, esas situaciones que compartimos todos: ganas de ser fuertes, débiles, ganas de coger, de cuestionar o de mandar todo a la chingada. Laura toma algunos sentimientos y sensaciones universales y las ensambla de manera que tengamos un flashback a ese momento incómodo, a ese minuto placentero, a esa sensación de inutilidad, de plenitud y de inconsistencia. En una entrevista para el portal de Playboy México, Iván Montejo anota ” buena parte de los poemas siguen lo que Laura Fernanda llama “Polisemia Emocional”, un signo lingüístico donde una palabra tiene dos o más significados, las emociones no son las mismas”. Así, como en busca de nuevos sabores, Laura experimenta a través de la búsqueda para encontrar una estética sencilla, una propuesta agradable y fácil de digerir por las mañanas en el desayuno, durante el caos de la comida o el agotamiento de la cena.

Palabras de desayuno deja un espacio para esos pensamientos que a veces se oyen bien en nuestras cabezas y que no es hasta que lo leemos en papel cuando vemos que lucen mucho mejor. Es en ese momento cuando vemos que la sinceridad es poesía en sí misma.

Gracias

por abrirme
tu puerta
tu corazón

y tus piernas

——–apio y piña en cuadros

O ¿qué tal la reiteración de los hechos para superar los miedos?

Ya no me da miedo
saber que existes
y no saber quién eres
ni dónde estás.

——– media toronja y tostada con hummus

Tal vez hasta esa angustia irrazonable que narra “——–parfait de frutas” (fragmento):

En el momento que
acogí,
acepté
y amé
mi parte romántica
y cursi,
(esa parte que se comparte)
comprendí
que vivo el riesgo
de enamorarme
en cualquier momento.

Se puede observar mi afinidad por las frutas, partiendo de la selección de poemas que elegí, pero de igual forma hay otros más agridulces, salados y otros sin sabor (sin que este llegué a saber mal).

Ante la alta competencia entre los medios de comunicación para capturar al espectador, la estructura y forma de la poesía de Laura, se adhiere a las dinámicas fugaces y rápidas impuestas por las alternativas de entretenimiento. El libro como objeto se enfrenta a esta característica de “fugacidad” y el texto llega a suplir este aspecto para dar pie a las relecturas y redescubrimientos en las palabras de los poemas.

Palabras de desayuno es un buen libro para llevar, acompañar esos pequeños espacios vacíos del día y un buen sustituto a las pantallas pequeñas. Palabras que se adaptan a los desayunos tranquilos o apresurados. Tal vez, a los lectores habidos, el libro les llegue parecer breve, dependiendo que tanto quieran detenerse en cada platillo. Otra característica del texto es que lo considero como un buen inicio para los lectores interesados en la poesía y para aquellos que buscan sin intenciones de encontrar.

Pueden conseguir el libro en Otros mundos café dentro de Casa Madrid en Hermosillo, a través de la página oficial de la autora o mandando un mensaje directo a a su cuenta de Instagram. Es fácil de distinguir el libro con su color amarillo madrugador. En fin, no se pueden perder la oportunidad de leerlo y para cuando lo encuentren, les deseo un “buen provecho”.

PD: Sólo anoto que encontrar a autores es uno de mis hobbies favoritos. Laura Fernanda es originaria de Cananea, Sonora; muy cerca de “El Charco”, el nombre por el que conocemos a la ciudad donde nací: Agua Prieta, Sonora.

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Quiero que tengas un balcón [poema]

Quiero que tengas un balcón,
para ver a través de tu ventana,
para no cantarte esta canción,
que eso para ti es cosa vana.

Quiero que tengas un balcón,
para ver tus horas de alegría,
ver como suspiras de emoción,
desde abajo pasar la vida mía.

Quiero que tengas un balcón,
adornada de plantas y flores,
ver como nace en ti la pasión,
entre ramas y rosas de colores.

Quiero que tengas un balcón,
para verte pasar nuestro hoy.
Verás mi avergonzada confusión,
Sonrió, ¡tonto enamorado soy!

Quiero que tengas un balcón,
para que me sigas con tu mirada;
Ser súbdito tuyo sin decisión,
tú mi dueña, por siempre amada.

Quiero que tengas un balcón,
para verte en el atardecer del valle;
de sol bañada en dorada loción,
mientras soñador camino por la calle.

Quiero que tengas un balcón,
no porque seas una princesa,
lo quiero para verte a ti;
para contemplar tu belleza.

Algún balcón en Puebla

[Poema] “Amor constante más allá de la muerte” de Francisco de Quevedo

fdq

Francisco de Quevedo 
España: 1580-1645

Amor constante más allá de la muerte


Cerrar podrá mis ojos la postrera
sombra que me llevare el blanco día,
y podrá desatar esta alma mía
hora a su afán ansioso lisonjera;

mas no, de esotra parte, en la ribera,
dejará la memoria, en donde ardía:
nadar sabe mi llama la agua fría,
y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
venas que humor a tanto fuego han dado,
médulas que han gloriosamente ardido:

su cuerpo dejará no su cuidado;
serán ceniza, mas tendrá sentido;
polvo serán, mas polvo enamorado.

 

PD: Fuente: Ciudad Seva. Recomiendo mucho esta página a los que disfrutan de la poesía. Da clic aquí y suscríbete a su boletín donde te enviarán un poema al día

[Poema] “Tú crees en el ron del café” de Paul Verlaine

paul_verlaine_250

Paul Verlaine  
Francia: 1844-1896

Tú crees en el ron del café


Tú crees en el ron del café, en los presagios,
y crees en el juego;
yo no creo más que en tus ojos azulados.
Tú crees en los cuentos de hadas, en los días
nefastos y en los sueños;
yo creo solamente en tus bellas mentiras.
Tú crees en un vago y quimérico Dios,
o en un santo especial,
y, para curar males, en alguna oración.
Mas yo creo en las horas azules y rosadas
que tú a mí me procuras
y en voluptuosidades de hermosas noches blancas.

Y tan profunda es mi fe
y tanto eres para mí,
que en todo lo que yo creo
solo vivo para ti.

PD: Fuente: Ciudad Seva. Recomiendo mucho esta página a los que disfrutan de la poesía. Da clic aquí y suscríbete a su boletín donde te enviarán un poema al día