Dos botellas y un termo

Recuerdo que esa tarde Juan C. tenía los ojos muy abiertos, con el tiempo descubriría que era su costumbre cuando platicaba sobre anécdotas que lo entusiasmaban. Aquella ocasión me decía sobre el cumpleaños de su mamá y lo que planeaba obsequiarle. Unos pastelillos… yo lo he dicho de una forma poco ilustrativa, pero Juan C. no lo dijo como lo he dicho yo, no, Juan C. podía describir cualquier platillo de una manera atractiva y exquisita. Sus ojos tan abiertos como siempre, describiendo el color del pastelillo, la textura de la cubierta, el sabor de cada elemento que lo componía, así como el motivo por el que eligió esa pastelería en particular. Tiempo después me di cuenta que no era su manera de describir platillos lo que era atractivo… era él.

La última vez que vi a Juan C. bebimos un par de cervezas, dos botellas retornables de caguamas y unos cuartitos. Bebimos, nadamos y compensamos el tiempo que no habíamos conversado. Su complexión había cambiado pero seguía hablando con ese entusiasmo magnético. Cedía a su proyección, yo no era más que una polilla atraída por su incandescencia. Lo escuchaba y me gustaba amarrar el hilo de su voz ya seca, con los sonidos mojados del mar en el que nadamos. Escuchaba palabras: La Prohibida, trabajo, fumar, música, pago, Guaymas, hermano, casa, renta, fruta, barco, pizza, rico, morro… supongo que a veces se me notaba que estaba buscando algo en su mirada mientras él hablaba porque de la nada soltaba un “¿qué?”. Me preguntaba con una sonrisa nerviosa. Yo solo inventaba algo coherente con las palabras y gestos que tenía registrados mientras lo veíescuchaba.

Ese último día, atrapé a Juan C. observándose en el espejo, algo común de él… es Leo. El caso es que era un espectáculo, como si se tratara de alguien moldeando el barro, pero el moldeaba su sonrisa. Me causaba cierta repulsión ver los malabares de sus gestos. Me burlaba, le pregunté “¿por qué haces esa cara cuando te ves al espejo o cuando te tomas selfies?”, siempre me decía “No se”, y yo le creía, porque siento que en ese performance de muecas, él solo se buscaba. No estaba tranquilo, tal vez. La mayoría de sus fotos tenían esa sonrisa performativa… hoy creo que sonríe de esa manera porque su sonrisa natural es melancólica y llena de pasillos. Creo que es ahí donde a veces Juan C. se pierde al verse en el espejo, y no lo culpo, a veces yo mismo me he perdido al querer acercarme.

Hace un mes que Juan C. dejó su termo, dos botellas que ahora son mías y un par de dudas que no se a quién le pertenecen.

Botella de Oporto y Vidrio 1919, Pablo Picasso (Museo de Arte de Dallas)

La “Botella de Oporto y Vidrio” de Picasso de 1919 ejemplifica al segundo periodo del cubismo—el cubismo sintético—que data de aproximadamente 1912, y en el caso de Picasso, duró hasta su estilo clásico monumental de los 1920s. En el cubismo sintético, los artistas buscaban la liberación del arte a partir de la imitación de la naturaleza, haciendo referencia a los elementos básicos de percepción y notación pictórica. El perfil de la copa de vidrio tiene una calidad parecida a la de un dibujo primitivo. La pipa y bolsa de tabaco están altamente simplificadas, casi esquematizadas. Las palabras y letras (una característica y elemento esencial de la exploración de la realidad y de creación de imágenes de los cubistas) se introducen en la composición en un pasaje central, un tanto pintoresco, que parece estar suspendido del lado central izquierdo. La forma tan compleja de Picasso de jugar con distintos niveles de la realidad es aparente en su introducción de algún marco color blanco o margen, que contiene su firma del lado inferior derecho.

DailyArt App

Episodio 4- Gabriela Clementina (Actriz)

Les comparto el contenido del cuarto episodio del podcast. Fue una charla muy rica en información y anécdotas sobre teatro, actuación y mucho más.

Descripción del episodio:

Gabriela Ainza o también conocida como Gabriela Clementina es actriz que ha colaborado en una amplia variedad de obras teatrales y proyectos socioculturales a través del teatro. Forma parte del área administrativa de la Compañía Teatral del Norte, la compañía más sólida del noroeste de México que lleva más de 25 años de actividad. Beneficiaria del FECAS 2017-2018 dentro del rubro “Jóvenes creadores”. En este episodio nos cuenta un poco sobre cómo llega al teatro (o de cómo el teatro llegó a ella), platicamos sobre el teatro para bebés y la importancia del plan financiero de los artistas.  Sin duda, un episodio que no te puedes perder. 

Instagram: @gabrielaclementina

Instagram: @teatraldelnorte

Instagram: @elmentideromx

Facebook: El Mentidero Mx

Recuerden seguir la página de Instagram del podcast.

Pueden escuchar el episodio en Anchor o en Spotify.

Da clic en el reproductor para escuchar episodio completo.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Episodio 3- Isaac Chau (Bailarín)

Estoy emocionado porque en el archivo tengo listo otros dos episodios. En esta ocasión les comparto la entrevista que tuve con el maestro Isaac Chau. Espero que les guste y por favor, no olviden compartir 🙂
Descripción del episodio:

Issac Chau es bailarín en la compañía independiente de Hermosillo Sonora, Antares Danza Contemporánea, fundada en 1987. 

En este episodio hablamos sobre si incorporación en la compañía, las enseñanzas de sus maestras y maestros, las obras de Antares por las que tiene mayor inclinación, la forma en la que convivió su vida académica y artística, y mucho más.

De verdad es un episodio rico en referencias dancísticas y llena de premisas para reflexionar sobre la danza. Instagram de Isaac Chau: @chau74 Instagram Antares: @antares_danza Facebook Antares: Antares Danza

¡Nos vemos en el próximo episodio!

Recuerden seguir la página de Instagram del podcast.

Pueden escuchar el episodio en Anchor o en Spotify.

Da clic en el reproductor para escuchar episodio completo.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

[Podcast] 03- Escritoras: la reestructuración del canon literario. Entrevista con Elvia Castro

En este tercer episodio la instructora de club de lectura, Elvia Castro, nos compartirá su experiencia impartiendo las sesiones de su club “Escritoras: la reestructuración del canon literario”, así como la importancia que tiene la visibilización de mujeres escritoras. Hablamos acerca de los descubrimientos de textos en el proceso de investigación para seleccionar el material de lectura para su club. recuerden que pueden encontrar esta información y mucho más en la página de Facebook de la biblioteca Fernando Pesqueira.

Pueden escuchar el episodio en Anchor o en Spotify.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

12 cursos gratuitos sobre arte para sobrellevar la cuarentena

El día de ayer se diagnosticó el primer caso de coronavirus en la ciudad donde vivo. Realmente no fui consciente del pánico que se puede generar hasta que salí a comprar huevos a un supermercado cerca de mi casa. Las filas eran largas, la gente caminaba a prisa entre los pasillos y había un caos omnisciente en el lugar. Las clases se suspendieron antes del tiempo previsto. Las personas nos hemos quedado con algo de tiempo libre, y si bien el #QuédateEnCasa no es posible para todos los sectores sociales, es importante tomar precaución.


Ante esta problemática, muchos museos han hecho un excelente trabajo por brindar una mayor accesibilidad a recursos digitales de su acervo cultural, así como una mayor productividad de contenido para abastecer sus plataformas en redes sociales. Decidí concentrar los cursos que me he encontrado en internet en un solo post, de instituciones como la UNAM, el Museo del Prado y el MoMA. Es importante llevar un registro previo en las respectivas plataformas donde se ofrece el curso (Moodle, Coursera y Miriadax) y dar clic en inscribirte sin necesidad de pagar la certificación del curso para llevarlo de manera gratuita. Si sabes de otros cursos en línea disponibles, escríbelo en los comentarios y hagamos más llevadera nuestra espera.


Continúa leyendo 12 cursos gratuitos sobre arte para sobrellevar la cuarentena

[Entrevista]”La poesía es preguntarse cosas y responderse”- Genov V. P. en su presentación de libro “Algo digno de compartir”

El pasado 08 de febrero a las 6:00 pm en las instalaciones de la librería Gandhi, se presentó el libro Algo digno de compartir escrito por Genoveva. Una presentación moderada por Diana Picot en donde se conversó sobre poesía y de las historias que hay detrás de este libro. Una cálida reunión en donde se reunieron la poeta acompañada de familia, amigos y lectores. Tuve una oportunidad de acercarme y hacerle unas preguntas a Genov acerca de su trayecto como escritora y su opinión acerca de la poesía.

Presentación del libro Algo digno de compartir escrito por Genov V. P.

Para ti, ¿qué es la poesía?

Para mí la poesía es un salvavidas, es la forma literaria más deliciosa y libre de todas las formas literarias. Es la que más se me acomoda con mi personalidad. La poesía es preguntarse cosas y responderse. La poesía se presta para ser demasiado ecléctico: creer en todo y en nada. Para mí, la poesía es la mejor forma de arte literaria.

¿Cómo ha sido el trayecto para convertirte en la poeta que eres hoy?

A trancazos. Siempre fui escritora, pero hasta hace un año me la creí. Siempre he escrito, desde diarios, cartas, poemas. En mis berrinches utilizaba ese recurso sin que nadie me lo dijera. Tuve muchos ejemplos malos de violencia y para mí la poesía fue todo lo contrario, fue toda la paz. Me voy a otro lugar, trasciendo. Cuando estoy haciendo poesía soy otra persona que me gusta y que me cae bien. Todo lo tenía escrito, pero atreverme a publicarlo fue todo un boleto distinto: desde cómo va a ser la portada, el dinero, materializarlo. Sí fue difícil pero nunca me faltó apoyo, la neta fue autogestionado, pero nunca estuve sola. El proceso fue muy rico. Así que depende de cómo me preguntes, si es sobre el proceso de publicar o el de escribir.

¿Qué le dirías a un poeta novel que tenga dudas o insegurx sobre lo que escribe?

Lo que más me ayudó a mí fue ver la diversidad como algo bonito, quitarme los estándares de belleza en todos los aspectos y empezar a ver todas las diferencias que tenemos como lo más bonito que hay en la humanidad. Cada quien tiene su historia de vida y es igual de valioso, aunque seas un matón, un narcotraficante, hayas hecho lo que hayas hecho, si hay algo a lo que se presta la humanidad es a ser diverso: ser oscuridad, ser luz. No hay porqué dudarlo porque ya lo eres. Como que nos esforzamos mucho en ser persona, pero ya lo somos. Ya podemos compartir. Si hay alguien que esté atorado en dar el pasito, se trata de un saltito de fe y de confianza. Va a llegar ese momento.

¿En dónde encuentras inspiración?

En la cotidianidad, en las fiestas, en los momentos incómodos, en los momentos silenciosos, en un camión… en realidad, ahorita podría escribir, siempre hay algo de qué escribir. No es como que “Ay, necesito inspirarme”, para mí ha sido un ejercicio muy fácil el escribir sobre cualquier cosa. De cualquier cosa se puede desarrollar un pensamiento, lo puedes ir desbaratando y nomas escribirlo. Creo que lo que nos bloquea es el querer ser perfectos y que todo se vea muy estructurado. Como que todos los que han estudiado literatura dicen “Ay, la ortografía es lo que me impide” o el querer ser como los ejemplos de antes, cuando en realidad el lenguaje es dinámico. Evolucionamos, ya no es lo mismo que antes y es igual de válido. Esto en cien o doscientos años va a ser una joya también. Hay que quitarnos ese chip de “no ser suficiente”. La vida no es buena, la vida no es mala; la vida es. Ahí encontré la inspiración, en darme cuenta de que somos una roca en el universo, flotando, con un chingo de seres adentro. Si no hacemos cosas ahorita, pues qué vamos a hacer o cuándo.

Durante tu presentación hablaste acerca de tus pilares, para ti ¿qué significado ha tenido la familia y el feminismo?

Bendito feminismo, we. Dentro del feminismo está el darnos valor como mujeres. Estamos en un sistema en donde la mayoría son autores, las mayorías de muchas cosas son varones. Como que las morras somos más sensibles y se dice “Ay no, cuando hablas de tus sentimientos, no es válido”, pero ¡¿por qué no es válido?! Es lo más válido, bonito y auténtico que tenemos. Entonces sí ha sido un pilar muy chilo el feminismo. Y pues mi familia es muy grande, siempre me han hecho sentir muy deseada; con un “vente a comer”, o sea, no necesitaba hacer mucho. Nomás con que estuviera yo con mi carita ahí, con eso estaban felices. Aparte de eso la psiquiatría, el somatizar la ansiedad, el sentir, apretujar los dientes, el estar apretada corpóreamente cuando todo está bien, fue como un “órale, puedo hablar mucho de esto, no todos saben hablar de esto y en realidad, todos podemos sentir esto”. Ser un paciente psiquiátrico también fue un pilar.

¿Hay algún artista o poeta que te inspire?

¡Sí! Yo quisiera ser la Elvira Sastre de Hermosillo, ella.

Me podrías compartir una recomendación personal de una pieza artística: película, obra de teatro, un canal de YouTube, un libro, lo que sea.

Celdas rosas, es algo que me inspiró mucho. Es de Silvana Arvizu, ahorita está en el CERESO de aquí de Hermosillo. Es una mujer que compiló historias de las mujeres de la cárcel y la suya. Es una narración muy sencillita, muy rica, es muy disfrutable y te hace apreciar el estar en la libre, estar en libertad. Celdas rosas me inspiró a empezar una novela, que es la que estoy haciendo. Es de un hospital psiquiátrico, porque ella escribe tan ameno, tan libre, tan cero pretensioso y te llega al corazón, que dije “¡Fierro, yo también puedo hacer esto!”. Yo creo que también puede inspirar a otras personas a que también escriban o que de perdida tengan una vida más amena.

Las Celdas Rosas

¿Cuál crees que es el papel de la poesía dentro de una sociedad turbia y ante movilizaciones sociales feministas, de grupos LGBT+, problemáticas del cambio climático…?

La poesía matiza todas estas controversias, lima esperezas y une. De hecho, hay un poema que se llama “Los viajantes de adentro” y siento que muchos le sacamos la vuelta a la poesía porque las cosas que tocan el alma siempre duelen. Y esas cosas, aunque sean chingonas, les sacamos la vuelta, pues. Estamos en esta sociedad y estamos adormecidos. No lo veo como algo mal, porque recuerda que la diversidad es preciosa, pero siento que hay cosas que son puro ruido, puro adormecerte, atontarte, no pensar, estar en un cuadrito empírico, no tener consciencia. La poesía es eso que todos tenemos, sí estamos despiertos y se me hace muy necesaria. La poesía es incluso poquito menospreciada, cuando en realidad es algo súper chingón que debería tener más valor, que debería haber más poemas y que debería ser más popular. Me gustaría un chorro que la poesía fuera más popular que los narcocorridos, que también tienen su validez, pero me gustaría que fuera más popular que eso. Ahorita creo que “bendita poesía” y que nos va a hacer mucho bien.



¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Las posibilidades comunitarias y de diversidad expresiva en el K-pop

Era una noche como cualquier otra, pasé junto al edificio del poder judicial del estado, cuando vi a ese grupo de personas bailando al ritmo de lo que se conoce como K-pop. Cada vez que pasaba y los veía bailar, yo quería bailar también. Un día, las ganas de bailar fueron tan grandes que me acerqué a una de las muchachas que en ese momento descansaba y le pregunté “¿Sabes quién es la encargada del grupo o dueña/dueño de la bocina?”, fue ahí cuando señaló hacia Albeira, una de las integrantes del grupo Soul Dance. No imaginaba que ahí en ese espacio, conocería a personas tan simpáticas, agradables y fiesteras (porque, hago un énfasis especial, a través de ellos he asistido a un par de fiestas en donde me la he pasado genial. Mejor que cualquier fiesta de artes escénicas, que en su momento pensé que solían tener fiestas chidas) que he conocido. Pero más allá de las fiestas, he pensado que mi comodidad alrededor de estos grupos se debe a dos cosas muy importantes: 1) comunidad y 2) la diversidad de expresión.

Así es un domingo de KT (Catedral, porque antes solían bailar más cerca de la Catedral y cuando se reubicaron, mantuvieron el nombre. Aunque esto no es información verificable, me gusta pensar que ese es el motivo)

Aquella noche me prestaron su sonido y bailé una canción. Me sentía muy bien y empecé a visitar a este grupo de manera esporádica. Tiempo después, empecé a hablar más con Albeira. Resulta que habíamos estudiado lo mismo: literaturas hispánicas. Aparte de que sentíamos la misma necesidad de bailar y que muy probablemente, sienten todxs esas personas que se reúnen cada domingo en esa plaza. Fue en una de esas visitas que me habló sobre Soul Dance. Luego de un tiempo, empecé a darme cuenta de la atmósfera interpersonal que se generaba en esos espacios. Las siguientes palabras parten desde mi perspectiva: una persona que ha compartido momentos y escenario con este grupo.

K-pop como generador de comunidad

No se realmente cómo se conocieron, ni cómo empezar, pero cuando pienso en Soul Dance, pienso en comunión. Y tal vez me refiera mucho a este grupo que hace covers de coreografías del K-pop, pero ha sido con el que más contacto he tenido. Si no mal me equivoco, también es de los que más tiempo tiene. Resulta que ya ha habido la conformación de otros grupos y me atrevería a decir que la comunión es el elemento constante en estos grupos. Bailan juntos, conviven y se enfiestan juntos. Estoy seguro que la certeza de saber que perteneces a un grupo que te respalda, ha de ser de las cosas más cool que una persona puede sentir.

Cuando me tocó colaborar con ellxs para bailar “News” de Nine Muses, me la pasé muy bien. Un gran porcentaje de los ensayos se iba en risas. Recuerdo que para sacar la canción, había momentos en los que requería un empoderamiento, y en donde se decían comentarios como “No eres Oscar, eres Oscarina”. Es por eso que reafirmo lo que digo, porque a pesar de no ser un integrante del grupo, me hacían sentir que lo era.

Aunque el evento en donde nos presentamos no me gustó, tengo bonitos recuerdos de los ensayos y la oportunidad de haber compartido el escenario con ellxs.

K-pop como catalizador de la diversidad

Quisiera referirme a diversidad como una cuestión de estilos, personas y sexualidad. Los estilos tal vez se ven apoyados por la estética de los íconos K-poperos y eso es lo que me hace pensar que este género musical provoca una emulación por parte de sus seguidores. No digo que el K-pop como tal, abogue por la diversidad (aunque muy probablemente sí lo haga), sino es a través de la apropiación en donde se descubre lo monótono que es el mundo. Una vez dentro de un vídeo musical de alta producción, como suelen ser los vídeos del K-pop, ¿quién querría regresar a lo aburrido del mundo real? Es por eso que en el entorno, K-popero, los colores y lo “extravagante” es el común. Me parece que esta aceptación se replica en otras áreas, llegando a la sexualidad de los que conforman el grupo, porque el juicio queda “suspendido”, por lo menos en ese espacio. De esta manera, un nuevo integrante, tiene la seguridad de una incorporación orgánica y que con el tiempo, se reafirma gracias a la comunidad que puede llegar a surgir entre la persona y el grupo.

Los covers del K-pop no se quedan en la mera imitación

Si algo aprendí al momento de colaborar con Soul Dance, es el darme cuenta que montar un cover de un vídeo tiene sus complejidades. Cuando los veo bailar en KT, noto como la esencia de cada persona se deposita en la representación que hacen. Cuando la persona que baila se apropia de la melodía, se vuelve creador. Claro que habrá ejemplos de personas que no se permiten crear y que reflejan su “sigue este paso” en la cara, pero suele ocurrir con personas que a penas se están acercando a esto. He visto como algunxs muchachxs pasan de no lucir en el espacio, a volverse una estrella acaparadora del escenario. Siento que este género musical y la dinámica de los covers de baile, tienen un potencial para que las personas reconozcan sus capacidades y adquieran confianza en sí mismos. Creo que si esa confianza escénica se reproduce en el día a día escolar, en casa, en donde sea; el K-pop estaría formando personas que realmente crean que pueden contra todo. No lo se, tal vez como el caso de Andrea, una integrante de Soul Dance quien ahorita está en Ciudad de México en busca de ser artista y que siendo la que produce los vídeo covers, es evidente que su conocimiento en edición y grabación ha evolucionado y seguirá evolucionando.

Vídeo grabado por Andrea

Andrea es un ejemplo de cómo el K-pop, la comunidad y la colaboración, generan material creativo.

Nota final

El primer acercamiento que tuve hacia el K-pop, fue a través de una amiga de la preparatoria, en su momento se me hacía hasta repulsivo, y ahora estoy aquí, abogando por el K-pop y por las posibilidades que ofrece para crear comunidades incluyentes. Tal vez sea cursi, o ni siquiera sea el caso, pero recuerden: perspectiva.


PD: Hace mucho tiempo que quería dedicarle una entrada a estas reflexiones. Tal vez regrese a ellas un día y las desarrolle más. Por lo pronto, me pregunto si Soul Dance pensará en estas cosas que aquí he escrito.

PD II: Estos son algunos clips que tengo por ahí, de las veces que he bailado con los chicxs K-pop. Y aunque no baile K-pop (aunque sí colaboré con ellos en alguna ocasión), igual me gusta ver la entrega y la fuerza con la que bailan.

¿Qué es una disco sopa y qué impacto tiene contra el desperdicio de alimentos? [Entrevista]

El domingo 02 de junio del 2019 se llevó a cabo el primer Disco Sopa en Sonora. Al llegar a la cafetería Otros Mundos, en Hermosillo, me encontré con personas que estaban picando y pelando verduras. Estaba medio perdido, así que me acerqué a quien parecía saber qué estaba pasando: Laura Ochoa, organizadora del evento. Le pregunté si debía confirmar mi asistencia en una lista o algo, a lo que ella respondió “No, no, cáele… si quieres deja tu bici allá”, luego me asignó un espacio para apoyar a los demás a picar pepinos. El siguiente clip muestra esta etapa del proceso.

Pero aún y cuando estaba picando los pepinos y veía cómo los demás picaban zanahorias y tomates para la ensalada, seguía sin entender la dinámica. Decidí acercarme a Laura, quien me regaló unos minutos para explicarme un poco más acerca de esta iniciativa.


Laura: Tengo un programa de divulgación en radio, se llama CienciaFM y cuando estaba estudiando la maestría, parte de mi trabajo era evitar la pérdida de un fruto, el melón cantalupo. Entonces cuando empecé a buscar las cifras de pérdida en México, me encontré con un documento de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura) que hablaba de ciertas alternativas que había en el mundo para evitar el desperdicio de alimentos.

L: Para empezar, desperdicio y pérdida, no son la misma cosa. La pérdida se da por motivos que podrían ser comerciales, por plagas y hongos; esto hace que la comida no sea apta para consumo. El desperdicio se da cuando la comida es apta para consumo y aún así por motivos de forma y color que no entran en los estándares de calidad o que simplemente se les acaba la vida de anaquel, ya no se venden y no se consumen. Es como la comida que tú tienes en casa y que dices “Ay, está fea la lechuga” y ¡traz!, la tiras completa; o la zanahoria que ya ves fea, también se va a la basura. Eso sería desperdicio.
Entonces, uno de las alternativas que viene en el documento es la disco sopa, que empezó en Alemania en el 2012, creo. Después los franceses lo toman y lo hacen a modo de fiesta. En Alemania fueron 200 personas que ayudaron a recolectar alimentos y lo que hicimos aquí es tratar de replicarlo. La disco sopa ya se había hecho en México, pero en Sonora no, este es el primero que se hace.

L: Lo que hicimos fue hablar con diferentes fruterías y distribuidores de comida que son cercanos a nosotros como el primo de un amigo y cosas de esas. El sábado, ellos nos dieron la merma de lo que se juntó en la semana y hasta ahorita que son casi las 6 de la tarde, llevamos 97 kg de comida. La premisa de disco sopa es que no tienes idea de lo que te van a dar, el menú se hace con base a lo que se recolecta. Ahorita la idea es consumir nosotros la comida junto con los que están ayudando a picar y preparar, una parte también se irá a Red Solidaria, el chiste es que nada se desperdicie.
Hay algunas cosas que recuperamos que no sirven para consumo, pero sirve para composta, lo cual es menos comida que se va a la basura. Se dice que si el desperdicio alimentario fuera un país, sería el tercer país más contaminante del mundo, incluso causa más emisiones de carbono que los automóviles. Es tan grande el problema que son más de 1,300 millones de toneladas anuales de lo que se desperdicia en alimentos y hay 821 millones de personas que padecen hambre e inseguridad alimentaria. En latinoamérica se dice que por persona, desperdiciamos más o menos, 200 kg de comida anuales. Las cifras son muy preocupantes. Mucho de esto se debe a los patrones de consumo, porque cuando vemos un mango ya maduro o un tomate que no pudiera ser útil, se descarta y no se compra. También es curioso que vas a las fruterías y ves a lo plátanos, la gente no suele llevarse a los que están fuera del racimo y esos plátanos solos, son difíciles que se vendan y la mayoría termina en la basura. Hay muchas comidas que se podrían utilizar y no se usan por paradigmas y conductas que nos enseñaron. Otra cosa es que a veces pensamos o existe una falsa idea, que proviene sobre todo de nuestros papás (o de esa generación), que el refri debe estar siempre lleno. Muchas veces no se usa todo lo que está en el refri. Hasta los mismo restaurantes suelen usar solo las partes que se ven “bonitas”.

Los pepinos fueron licuados en aguas de pepino con hielo que fueron servidos a los asistentes.

L: En México, más del 30% de los residuos, son deshechos orgánicos que perfectamente pudieron haber sido compostables. Se habla que hay un desperdicio en este país de más del 30% de comidas, eso equivale a más de 12 millones de pesos que se van directamente a la basura. Entonces la idea es, primero: visibilizar el problema, luego que esto pueda trascender y que la gente vea que se puede reutilizar la comida que quizá piense que está fea o mala.

Oscar: En la invitación al Disco Sopa, se mencionan cosas o utensilios que los asistentes podrían traer…

L: Sí, como no tenemos todo a la mano, era básico que de preferencia trajeran su tabla, su pelapapas, su cuchillo…

O: ¿Podrías explicar el proceso que llevaron a cabo empezando por el acopio de alimentos?

L: OK, pues la dinámica fue la siguiente: se hizo la recolección el día sábado, durante la tarde y tarde-noche; después se separó la comida que se iba a utilizar y la que se iba a composta; luego lo que se eligió, se lavó y desinfectó ¡Ah! Antes de esto pesamos todo, luego empezamos a separarla y procesarla. En el transcurso que llegaba la comida, los cocineros empezaron a pensar qué íbamos a hacer. Ahorita vamos a consumir y de lo que se preparé, parte de ello se irá a Red Solidaria.

O: ¿Tienen pensado repetir el evento a futuro?

L: Sí, tenemos también variables. Queremos, por ejemplo, nos decíamos “por qué no lo hacemos con personas que están en situación de calle o llevarlo junto con un albergue”. En otros países, este movimiento es tan grande que ha suscitado que, en Chile, por ejemplo, ya haya una ley contra el desperdicio alimentario. En México hay una ley que está en el Senado, pero no ha salido en el diario oficial ni se ha tomado mucho en cuenta, y le faltan bastantes cosas, por ejemplo, lo que dice la ley sobre los restaurantes es que los restaurantes te deberán dar la comida para llevar en recipientes biodegradables, cuando bien pudieras pedirle al restaurante que fuera más sustentable con su proceso. Entonces le falta todavía mucho, pero no falta mucho para que sea ilegal desperdiciar.
Sí tenemos pensado seguirle, hacer de todo esto una red grande, para empezar, de información y de visibilización del problema. Aquí se han dado casos que si a los agricultores no les da el precio de cierto producto, le pasan el tractor encima para no cosecharlo, porque sale más costoso de lo que ganaría. Ese tipo de prácticas está muy fatal porque también hay mucha gente con hambre. Aparte, si acaso fuimos a diez fruterías, de donde sacamos los 97 kg, te estoy hablando de menos de 10 fruterías. Imagínate juntar lo de los mercados y los restaurantes.

O: ¿Entonces no se acercaron a los mercados municipales?

L: Fueron algunos puestos, pero no en su totalidad. Otra cosa es que ni siquiera tocamos los súpers, o sea, es bastante potencial el que tiene el evento de crecer. Esto sólo era para ver cómo iba a funcionar y cómo iba ser la dinámica, que a pesar que hayamos visto un chorro de vídeos, no es la misma haberlo vivido. También era ver cómo lo adaptábamos a los hermosillenses, si les gustaba la idea o si no.


Realmente no tenía idea a lo que iba, sólo me llevó el instinto de que tal vez tendría que ver con algo sobre el medio ambiente. La disco sopa terminó siendo una tarde muy agradable. Hubo ensalada, tacos de papa, un caldito picoso que estaba ufff 10/10, guacamole, salsa y unas aguas muy ricas de pepino y de mango. Además, fue un espacio propicio en donde coincidieron personas que se preocupan por el planeta. Este tipo de actividades me entusiasman y creo que todos en algún momento debería vivir la experiencia de una disco sopa.

Photo by Pixabay on Pexels.com

PD: En el evento hubo un pequeño espacio en donde algunas personas hablaron sobre la dinámica de la disco sopa, la contaminación y diversas iniciativas y grupos en Hermosillo, Sonora, que se dedican al cuidado del medio ambiente. Yo no sabía que había tantos (estos son algunos)…


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¿Cómo le explico a mi sobrina lo que es un feminicidio?

El día de ayer 01 de junio, marché junto a mujeres y hombres que salieron a las calles de Hermosillo, protestando contra la violencia de género y a exigir justicia por los feminicidios ocurridos en el estado. Uno de estos casos de feminicidio fue el de Itzel Nohemí Quiroa. Imagina que una niña de siete años, un día sale a jugar y ya no regresa. Ese fue el caso de Itzel, quien luego de haber sido secuestrada, la violaron y asesinaron. Pero para una síntesis de estos feminicidios y ataques, les dejo el siguiente vídeo, ya que más allá de hablar sobre estos actos de odio, me interesa reflexionar acerca de eso que llaman “atacar el problema desde la raíz” y el reto que podría implicar para la familia, el explicar este tipo de acontecimientos a los más pequeños.

Reporte de noticias Milenio, acerca de los feminicidios ocurridos recientemente en Sonora. 01/06/19

Ni al marido ni al patrón ¡mi cuerpo es mío y sólo mía la decisión!

¿La raíz del problema?

Una vez que los marchantes arribaron al Congreso del estado de Sonora, uno de los puntos del discurso de Silvia Núñez Esquer, integrante del Observatorio Ciudadano Nacional del Feminicidio, fue el de educar a los niños y jóvenes, hacerles entender que “no es no”. Estoy más que de acuerdo. Esa idea me llevó a pensar sobre algunas cosas:

  • Pensé sobre las niñas y niños que marchaban,
  • Pensé en mis sobrinas y sobrinos, y me pregunté
  • ¿Cómo le hacen los padres y madres de familia para explicar lo que es el feminicidio?
  • ¿A qué edad se acercan al infante para hablar de estos temas?
  • ¿Cómo provocar la reflexión, evitando que domine el terror?
  • ¿Cómo mantener fuerte el discurso de empoderamiento femenino frente a estos actos de odio y violencia?

Señor, señora, no sea indiferente, ¡se matan a mujeres en la cara de la gente!

Es horrible pensar que los casos de Ámbar e Itzel, son contra mujeres que rondan la edad de mi sobrina y mi hermana; en cómo la voz de mi hermana se hunde entre los discursos de los hombres y su voz se difumina ante el miedo; en mi hermana mayor que es acosada por un ex marido que por mucho tiempo intentó reprimirla y obstaculizar la búsqueda de encontrarse a ella misma; en el miedo que día a día viven las mujeres.
Ante todo eso, también es grato pensar que por cada mujer, hay una voz de otra mujer está dispuesta a representarla, alzar la voz por ella y enseñarle a salir adelante.

Creo que la raíz del problema está en dos generaciones que involucra a hombres y mujeres: en la generación que aún muestra secuelas al emular una generación obsoleta en donde las mujeres atravesaban una fuerte represión y en la educación de las nuevas generaciones. Tenemos la oportunidad de educar y es esencial atacar el problema desde cómo se educan a los estudiantes. También es importante la re-educación como un factor determinante al momento de hablar sobre cambios sociales, para ya no repetir las conductas que se tenían sobre la mujer y los roles de género.

Mi sobrina

Tema permanente

Me parece que afrontar la realidad es la única solución, encararla, platicar, dialogar, “incomodar”, todo es un proceso y es algo por lo que se atraviesa al hacer una revaloración de nuestros ideales.

No son muertas, ¡son asesinadas!

A veces cuando mi mamá le manda a hacer algo a mi sobrina, ella le contesta “Uy, no soy la Mujer Maravilla”. No se quién le habrá hecho pensar eso, pero tal vez sea cierto, si atendemos a la mera ficcionalidad del personaje. Pero es ahí cuando digo “Bueno, tal vez no seas la Mujer Maravilla, pero sí una mujer que haga maravillas”.
Anhelo que mis sobrinas crezcan en un entorno que las eleve, que las impulse a alcanzar lo que deseen, así como también anhelo que mis sobrinos sean catalizadores y no inhibidores del trayecto femenino. Espero que mis sobrinos aboguen por el respeto hacia la mujer y por cuestionar y reformular toda conducta que involucre lo contrario.

Me habría encantado saber la respuesta al título de este post, pero no la tengo. Sólo se que le seguiré diciendo que ella merece ser tratada con respeto, que ella puede lograr lo que deseé y que si quiere ser policía para atrapar a la gente que roba dinero y a niños, lo puede ser.

PD: No sabía bien cómo aproximarme al tema del feminicidio y es por eso que decidí abordarlo desde otro ángulo.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Escapar de la identidad o el no tener que ser gay las 24hrs

Photo by Sharon McCutcheon on Pexels.com

Me metí en una prisión terrible, que era ser gay las 24 hrs. Dejé de ser una persona y yo soy una persona. Como cualquier otra persona del mundo soy contradictoria, soy completa, soy compleja- Daniel Molina

Estaba escuchando la lista de descargas de algunos podcasts cuando se empezó a reproducir un episodio titulado “La prisión de la identidad” del podcast Ted en español , era una charla impartida por el escritor y crítico de arte, Daniel Molina. El episodio me gustó y decidí compartirlo en mis historias de Instagram. En la historia escribí acerca de la lucha que implica el encontrar, conocer y reconocer una identidad; y no sólo eso, sino lo que conlleva defenderla a capa y espada frente a una sociedad que constantemente suele cuestionarla. Al finalizar el episodio me di cuenta que tal vez yo también me he estado construyendo una celda. Claro que conocerme me ha resultado benéfico, ya que suelo sentir una cierta fidelidad a mí mismo, pero ¿a qué costo? La bisexualidad, dentro del espacio/tiempo en donde estoy, consiste en ser “hetero” si salgo con una chica o “homo” (homo suena demasiado nice, realmente sólo sería “puto”) si salgo con un chico. El común denominador: la aparente necesidad de ubicar a la gente en una categoría.

Hace unos días estaba platicando con un amigo y le dije “Sabes, a veces cuestiono lo que hago y me pregunto si realmente vale la pena todo esto. Digo, bien pude haber salido sólo con chicas, al fin y al cabo mi bisexualidad lo permitiría. Pude haberme quedado callado y no decirle nada a nadie y seguir así por la vida… creo que habría sido más fácil”. De inmediato yo mismo me dije que lo olvidara, que todo eso sí valía la pena. Porque a veces las cosas van más allá de lo individual, uno no sabe cuántas personas podría ayudar con acciones o palabras. Yo por lo pronto abogo por mis sobrines, por brindarles la posibilidad de reconocerse constantemente, de reconocer su capacidad de amar, y ver que el amor se manifiesta en muchas formas y que a veces no se limita a un solo sexo. Me gusta lo que Daniel Molina dice acerca de la persona como una entidad contradictoria, completa y compleja. Porque es cierto, tal vez no tengas que ser gay las 24 hrs, tal vez sólo te sentiste gay al abrazar o estar con cierta persona, pero eso no es ser gay, eso es ser humano, alguien capaz de querer. En un mundo ideal, mi sobrina puede ser afectuosa con otra jovencita sin que sea vista como lesbiana; o mi sobrino puede tomar clase de baile o ser estilista, sin que sea obligado a “ser” algo que el no quiera ser.

Daniel Molina comenta al inicio de su charla (titulada en Youtube como “La verdad es mentira”, pero que es la misma charla del podcast que escuché) que todo es como un trayecto de acontecimientos, que para que ciertas cosas sucedan, otras deben ocurrir antes. Me parece que el cuestionamiento, la búsqueda, la prueba y error, nos podrían llevar a nuevos acontecimientos que tal vez en un futuro, diversifiquen la manera en la que vivimos nuestra “identidad”.

PD: Esto fue un post pre-mes del orgullo 🏳️‍🌈 


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento