Quiero que tengas un balcón [poema]

Quiero que tengas un balcón,
para ver a través de tu ventana,
para no cantarte esta canción,
que eso para ti es cosa vana.

Quiero que tengas un balcón,
para ver tus horas de alegría,
ver como suspiras de emoción,
desde abajo pasar la vida mía.

Quiero que tengas un balcón,
adornada de plantas y flores,
ver como nace en ti la pasión,
entre ramas y rosas de colores.

Quiero que tengas un balcón,
para verte pasar nuestro hoy.
Verás mi avergonzada confusión,
Sonrió, ¡tonto enamorado soy!

Quiero que tengas un balcón,
para que me sigas con tu mirada;
Ser súbdito tuyo sin decisión,
tú mi dueña, por siempre amada.

Quiero que tengas un balcón,
para verte en el atardecer del valle;
de sol bañada en dorada loción,
mientras soñador camino por la calle.

Quiero que tengas un balcón,
no porque seas una princesa,
lo quiero para verte a ti;
para contemplar tu belleza.

Algún balcón en Puebla

Las ideas revientan, el tiempo se acaba y las letras sobreviven

La clase transcurría, no recuerdo si alguien exponía, si un maestro preguntaba por participaciones, si un compañero hablaba; últimamente he desviado mi atención hacia mi celular. Por alguna extraña razón, siento que esos artículos de superación, de empoderamiento y motivacionales me estaban dejando más que algunas de las clases. La incertidumbre era inevitable ante encabezados de “Escribe 5 minutos diarios”, “Esto hará que cambies tus hábitos de escritura”, “Haz esto y construye el hábito de la escritura”. Obviamente eran títulos un poco más interesantes, a mí no se me da lo de los títulos. El caso es que mientras de fondo oía cosas como “Pero yo creo que esto es la perspectiva de…”, “habría que conocer el contexto del alumno para…”, “el 6 de noviembre es el último día para…”, esto último atrapa mi atención: otra tarea que está a la vuelta de la esquina. Pero mientras esas voces parlotean sin cesar, pienso en lo rápido que pasó el semestre, en lo poco que he escrito fuera de lo académico, comparado con lo mucho que se queda atascado en mi cabeza y pienso en escribir, en el tiempo y las ideas.

Las ideas revientan en mi cabeza y los vidrios rotos de esos focos de eureka,  disparatados se incrustan en mi atención. Pienso en tareas cuando un vidrio me hace recordar a aquella chica y su forma peculiar de caminar, pienso en lo que quiero hacer en un futuro y recuerdo al chico que cruzó la calle como un venado huyendo entre matorrales. Las ideas se estancan y terminan en una entrada patética de blog. Mis historias se resumen en fotos efímeras y que en 24 horas ya no están. Una mecánica similar son aquellas ideas que perecen ante los escombros de mis pensamientos, aquellas que a diferencia de las que son anotadas en cuadernos, nunca podrán verse plasmadas en letras. Porque las letras, esas… esas sí sobreviven. Mi tiempo se acaba, y cada tecla es un génesis de palabras que desean sacar a ese pesimista que un tuit relega, que una foto cubre; a ese pesimista que adoro, a ese romántico que adora la tragedia y el desamor. Porque estos habitan estas palabras, estas letras; porque las letras sobreviven.

Una foto, los 140 ni los 280 caracteres, son suficientes para el romanticismo y el pesimismo…

R. I. P.

PD: Tres Rs: Recordar, rutina y recompensa. 66 días para construir un hábito… 

37159144245_f25ebc95f0_z
Foto de una idea quebrada y un rosa artificial.

[Diario] El mejor consejo que un escritor podrá recibir

Imagen: Pexels.com

Hace unos días saqué algunos libros sobre escritura creativa de la biblioteca de mi departamento. Lo hice porque siento estas ansias por querer empezar a escribir, pero al mismo tiempo quiero conocer más a mis personajes  y a la historia que quiero contar para no tirarme al vacío así nomás. Los libros que saqué:

  • Revision and Self-Editing for Publication de James Scott Bell (Revisión y auto-edición para publicar)
  • Dialogue de Gloria Kempton (Diálogo) y
  • Characters, Emotion & Viewpoint de Nancy Kress (Personajes, Emoción y Puntos de vista).

El libro que he estado leyendo más es el primero. Me pasó que antes de leerlo y de toparme con algunas dinámicas que el libro propone; yo pensaba que ya conocía la historia que quería contar y sus personajes. No pude estar más equivocado. Creo que estos libros son herramientas útiles para conocer mejor lo que queremos escribir. Entonces como escribir más es uno de mis propósitos para este 2017 (y para toda la vida); siento que necesito un estímulo constante que me recuerde esa meta. Creo que hoy he encontrado la frase perfecta para ayudarme y ayudar a otros escritores.

El consejo:

Traducción: “Sigue trabajando. No esperes la inspiración. El trabajo inspira a la inspiración. Sigue trabajando.” – Michael Crichton

Es bueno el consejo, ¿verdad? Lo quise compartir porque es algo que no solamente me ha de suceder a mí. Cuántas veces pasa que la “falta de inspiración” es la frase procrastinadora de preferencia.
Empieza a escribir porque puede que la inspiración no llegué o no en las cantidades que deseas. Mejor se un generador de inspiración, que yo intentaré hacer lo mismo. Busca conocer a fondo algún personaje que tengas para tu historia. Establece un diálogo con el mundo que construyas y verás que la inspiración llega sola.

Los siguientes dos consejos son un plus que les serán de utilidad.

Usa todo lo que esté a tu alcance

Ademas de escribir; tengo otras metas para este año: salir a correr a la milla, ir al gimnasio y practicar la guitarra. Para mantener un rastreo a mi progreso; creé unas carpetas en mi unidad de Drive de Google para concentrar mis avances ahí. Por ejemplo, en las visitas a la milla; subiré screen shots del temporizador para capturar el tiempo que me toma recorrer la milla, en las visitas al gimnasio; tengo ideado tomarme fotos de manera quincenal para hacer un registro de los posibles avances y para la guitarra; subiré grabaciones de voz de mis sesiones de práctica cada cierto tiempo. De esta manera, una carpeta con el contenido de tu historia puede ayudarte como recordatorio para que escribas eso que habita en tu cabeza.

Tiene poco que hice las carpetas, pero cada una ya tiene mínimo una imagen o grabación para el registro

El libro que estoy leyendo de Scott Bell propone crear perfiles para los personajes de una historia y eso es lo que planeo hacer. Por ahora solo estoy trabajando con una historia.

Este último tip puede que no sea cómodo para algunos, pero es algo que personalmente me funciona. Y ya para terminar, otro consejillo hacker: Pon muchos, muchos recordatorios. Mientras más exposición tengas de tu meta; más difícil te resultará olvidarte de él u omitirlo.

Así que en resumen: 

  • Escribe, escribe y escribe; que la inspiración se inspira del trabajo.
  • Organiza y registra tus avances (por más pequeño que sea).
  • Rodéate de recordatorios. Pon notificaciones en tu celular, usa alguna aplicación de hábitos, escribe notas en post-its y pégalas en áreas visibles. 

Espero que estos consejos te sean útiles.

Muchas gracias por leer 🙂
Hasta luego.

PD: Mientras escribía acerca de la inspiración, pensé que la inspiración se asemeja a cuando perdemos alguno objeto: llaves, tarjetas o algo así. Y que a veces nomás no aparece mientras lo buscas y que al contrario: lo encuentras cuando menos te lo esperas.

¿Podrá Wattpad salvarme de una crisis de escritura?

A finales de diciembre del año pasado, mi hermana me dijo que había estado leyendo unas historias en Wattpad. Tuve que buscar una definición de Wattpad. Vagué por la página oficial pero preferí la descripción que me brindó Wikipedia: 

Wattpad es una aplicación que permite compartir nuevas historias con otras de personas. Puede ser usado por medio de su sitio web, por medio de un ordenador o desde la app en el móvil. Los usuarios pueden publicar artículos, relatos y poemas sobre cualquier cosa, ya sea en línea o a través de la aplicación Wattpad (iOS, Android,Windows Phone, Online). El contenido incluye obras tanto de autores desconocidos como conocidos. Los usuarios pueden comentar y votar por las historias o unirse a grupos asociados con el sitio web.

Hace unos años consideré escribir en esta plataforma, pero temía que plagiaran mis historias. Ha pasado mucho tiempo y ahora que estoy en la carrera le temo más a la idea de no escribir nada. Tuve varios intentos para lograr escribir y hasta tuve una clase en la que debía entregar textos de los temas que yo quisiera. Ahí es donde aproveche para escribir sobre las historias que deambulan en mi cabeza, pero nunca estaba satisfecho con los textos resultantes. Me gusta crear pero en ese momento la incertidumbre de escribir “mal” fue más fuerte y empecé a escribir sólo cuando mis clases lo requerían.

Esta vez mi hermana me dijo que si porque no publicaba en Wattpad una de las historias que le solía narrar a ella de chica. No hizo falta pensarlo dos veces, me dije “¿por qué no?” digo, las historias son vagas y poco congruentes pero no me pareció mala idea. Entonces para este 2017, Wattpad aparece dentro de uno de mis propósitos de año nuevo. Esta necesidad de escribir ya llegó a tope. Pero hay existe otra razón más por el que siento que me sentiría cómodo escribiendo en Wattpad: mis errores de escritura serían un poquito más tolerados que en otra parte. Esto no quiere decir que no me vaya a preparar para crear una historia, sino todo lo contrario; siento que este es el impulso necesario para empezar ese camino hacia la práctica constante de la escritura. Y además los personajes de mis historias exigen salir de mi cabeza para que así obtener vida propia en otros imaginarios. 

Mi propósito dice que crearía una historia diferente al mes, pero nunca se si me clavaría con una historia en particular. No lo sé.

Usar la plataforma de Wattpad brinda muchas posibilidades de escritura. Es algo nuevo para mí. Así que pienso publicar fragmentos de mis escritos aquí en mi blog con redireccionamiento a Wattpad y también escribir sobre mi experiencia al usar esta app.

Espero que los siguiente pasos sean mostrar mis textos a amigos y familiares para obtener su opinión. Esta es la parte que más me pone nervioso. Pero por más que lo intente evadir: los nervios y la crítica son parte del show.

Los géneros están puestos sobre la mesa, las herramientas están listas, yo me siento listo; así que espero pronto escribir una entrada del primer capítulo de mi primera historia en Wattpad.

Muchas gracias por leer 🙂

Momento de crear algo nuevo

PD: Aquí les dejo el enlace a mi perfil. En realidad no encontraran nada, pero se los dejo de todas formas. Wattpad Oscar Mares.



Quiero ser públicamente privado

dsc00235
Esta foto la tomé en una de las playas que quedan cerca de la ciudad donde vivo. Me llamó mucho la atención la dimensión que obtiene la pluma ante la majetuosidad del mar.

Luego de tres tazas de yogurt con granola, trabajos inconclusos, lecturas pendientes y con la incertidumbre de ver si me levanto mañana para acompañar a mis roommates mañana al mandado; escribo esto con eso y muchas otras cosas más que revolotean en mi cabeza. Porque luego de haber hecho algunos cambios grandes en el blog; decido dejar este espacio como algo públicamente privado. Pienso en usar este espacio como diario, espacio de notas sobre mis lecturas y reflexiones.

En un principio sí consideré compartir todo lo que escribía aquí con mis amigos y familiares. Algunos me leían y debo admitir que es una sensación muy agradable saber que alguien más lee lo que escribes. Por eso es que probablemente decidí escribir desde un punto en el que mi YO quede descubierto y decir todo lo que no podría decirle o que resulta más difícil de decirle a ellos, los de afuera.

Ahora que escribo esto, me doy cuenta lo relajante que me resulta escribir. Probablemente ahora que llevo cinco meses sin Facebook y algunos días sin Twitter, los cuales eran las redes sociales que tenía vinculado el blog hace que de alguna manera tonta, sienta que puedo escribir con “mayor libertad”. Probablemente lo que más pienso es cómo me irá en el intento de plasmar las discuciones morales que atravieso constatemente yde ver si puedo lograr ver las cosas de una forma más clara.

Sin más que decir creo que aquí termino.

Atentamente,

OM.

Los “post-it” de la casa

Los post-its son esos bloques de notas de diferentes dimensiona que me he acostumbrado a utilizar, tanto que cuando me quedo sin ninguno, quiero salir corriendo a la papelería a comprar más. Ayer, con el nacimiento de un nuevo post-it que puede que llegue a tener una larga existencia colocada en la pared de la casa, fue el motivo por el que escribo esta entrada y donde además comparto los post-it que se han ido colocando alrededor del departamento y que se han acumulado en distintas partes de la casa desde el semestre pasado.

El post-it de las pastillas

20160114_192659.jpg
Este post-it es el de un amigo que va marcando los días que se toma las pastillas que le recetaron.

El post-it de los dibujos

 

20160114_192638.jpg
Este post-it fue hecho por una amiga que suele venir a la casa a visitarnos. Para ella, Yew, uno de mis amigos con los que vivo, es una tortuga.

 

El post-it de la dinastía

20160114_192622.jpg
Este post-it contiene la clave de nuestra red, y el post-it detrás es una nota que hice durante una clase.

 

El post-it de mando

20160114_192629.jpg
La frase del post-it superior lo encontré, si no mal recuerdo, en un libro o artículo. Debajo está la manifestación.

Los post-it sobre el lavado de los trastes

El post-it de la izquierda fue el primer intento para reducir la cantidad de trastes que se ensuciaban al día. Probablemente el primero surgió efecto, pero no lo suficiente, así que se tuvo que ser más específico.

El post-it motivacional

20160114_192727.jpg
“Hay todo un mundo de diferencia entre haber fallado y ser un fracasado, una gran diferencia entre haber hecho algo mal y ser malo”. Esta nota la escribí y la coloque cerca de la caja donde suelo poner mis cargadores, clips, papeles pequeños y cosas así.

 

El post-it más reciente (hasta la fecha): Las palabras nominadas a mejor palabra del 2016.

20160114_192612.jpg
Esta es la lista que se espera tenga un crecimiento a lo largo del año, para que al año próximo se elija la palabra favorita que se utilizó en este 2016. 

Este último post-it fue quemado y apuñalado con una navaja, pero fuera de eso, si su pegamento se deteriora y cae, siempre habrá un imán dispuesto a sujetarlo en el refri.


 

¿Escribir post-its por tradición?

Esto de escribir en los post-it y pegarlos en distintas áreas de la casa es algo que creo que empezará a ser costumbre, ya que el número de post-it pareciera ir en aumento. Algunos son utilizados para recordar, registrar, motivar o simplemente para jugar, cada uno representa el registro de problemáticas, de las ilustraciones de amigos y tareas que ya se han realizado. En verdad no me molestaría tener en alguna caja, todos los post-it que se acumularan a lo largo de mi estancia, fuera de mi ciudad natal. A pesar de que algunos post-it llevan tiempo pegados y hasta llegan a perder su significado original, a veces, verlos me ocasiona una sonrisa.

 

Y tu, ¿usas post-its? ¿para qué los usas?

7 Cortometrajes que te podrían animar a leer.

Hoy en la mañana mientras navegaba por Youtube, estaba agregando un cortometraje animado a mi lista de favoritos, cuando pensé en escribir y hacer una compilación de cortometrajes que me han parecido maravillosos tanto por el trabajo visual y técnico utilizado, como por el mensaje que dejan, en este caso: el gusto y el fomento a la lectura. A continuación enumero los cortometrajes que más me han impactado y gustado. Tal vez tu ya hayas visto alguno de ellos, si es así comenta cual fue tu reacción cuando lo miraste por vez primera, me gustaría también conocer tu opinión acerca del resto. Que quede claro que la numeración es solo una estrategia de orden, no de favoritismo, ya que todos en general han sido de mi agrado. Espero los disfruten.

Continúa leyendo 7 Cortometrajes que te podrían animar a leer.

3 motivos por el que me animé a empezar a escribir un blog y por qué tú deberías escribir uno también.

Siempre he pensado que las únicas personas que pueden escribir un blog son aquellas que tienen  una vida extraordinaria, poco común, solo para artistas o bien, personas que tengan una educación profesional que usen este medio para compartir su conocimiento al mundo. Da la casualidad que yo no soy ninguno de los anteriores, o al menos así lo consideraba.
A pesar de eso tuve contacto pasajero escribiendo blogs, desde Tumblr a Blogger, pero ambos con un mismo final: el abandono. Después de analizar los motivos de aquellos fracasos y junto con una reciente investigación en internet encontré tres razones por lo que deberías empezar a teclear o seguir tecleando y alimentando tu blog.

Continúa leyendo 3 motivos por el que me animé a empezar a escribir un blog y por qué tú deberías escribir uno también.