Vampiro vaquero – No. 6

Hoy durante una clase, una alumna me preguntó de qué me vestiría en Halloween. Es una pregunta en la que me gusta divagar a pesar de que haya un 99.5% de probabilidad que no ejecute ninguna de esas ideas. Aunque la de disfrazarme de Ariana Grande me agradaba, luego pensé en una idea que haría feliz a mi yo actual, y a mi yo de primaria/secundaria. Sería un vampiro vaquero. Reflexiono en el sonido de la letra “V” en inglés, se pronuncia como /vi/, y así llega: Vivian, un “Vi” de Vampiro y el otro de Vaquero. El sonido de su nombre me conecta a la palabra vena en inglés, vein. Sería Vivian Vein, un vampiro vaquero que habita en el universo de Anne Rice, pero que vive en alguna parte de Sonora o Baja California.

Galoparía sobre un caballo color púrpura galáctico de ojos color blanco mármol. Vein montaría ese caballo proyectando una gran sombra, sin importarle que su capa no combine con su camisa y pantalones negros, sus botas camperas, sombrero negro y su hebilla que tiene una luna tallada sobre el metal… ah, y su amatista incrustada en la corbata de bolo. Vein a veces pasea con su caballo, quien lleva el nombre de la roca en su corbata, pero cuando no lo acompaña, le gusta visitar los parques, bibliotecas y las casas de los lugares que no llegan a los 1000 habitantes.

No lo conozco en persona pero estoy seguro que es alguien cool que baila canciones pop en las fiestas, que hace su mejor intento por bailar cumbias y reggaeton. Habita en las sombras y destellos de las luces de un antro y bajo el secreto de las velas de aceite.

Por alguna razón, siento que sería interesante ser Vivian Vein por un rato, una noche sería suficiente.

Vampyr II, 1895-1902 Edvard Munch

Edvard Munch creó un par de versiones de este tema. Otro título es Amor y dolor, pero fue llamado Vampiro por el amigo de Munch, el crítico Stanisław Przybyszewski. Przybyszewski vio la pintura en exhibición y la describió como “un hombre que se ha vuelto sumiso”, y en su cuello “una cara de vampiro mordaz”.

Munch pintó seis versiones diferentes del tema en el período 1893–95; tres versiones se encuentran en el Museo Munch en Oslo, una en el Museo de Arte de Gotemburgo, otra es propiedad de un coleccionista privado y la última no se cuenta. También pintó varias versiones y derivados en su carrera posterior.

En la litografía que presentamos hoy vemos a una mujer con el pelo largo color rojo fuego besando a un hombre en el cuello, mientras la pareja se abraza. Aunque otros han visto en ella “un hombre atrapado en el torturado abrazo de un vampiro, con el pelo rojo fundido que corre por su suave piel desnuda”, el propio Munch siempre afirmó que no mostraba más que “solo una mujer que besa a un hombre en el cuello”.

Daily Art App

Vampiro

Querido Munch,

Hoy mientras observaba tu obra Vampiro (1893), recordé a una vieja amiga. Su nombre era (¿es?) Irania, era alta y muy blanca, de ojos almendrados… pero lo que más recuerdo de ella es su larga, larga cabellera negra. La punta de sus cabellos coquetaban con sus tobillos. Se decían muchas cosas sobre ella, y sobre su gusto por las jóvenes de la ciudad. Se escabullía en los antros, pero una vez adentro, pocos la habían podido encontrar. Una vez creí verla y recuerdo haberme preguntado, cómo es que todos en ese lugar no la rendían tributo, ante las luces de colores y el sonido estridente de las bocinas, parecía una aparición divina. Pero era como si no estuviera ahí, como si ella no se permitiera ser vista. Parecía como si las personas estuvieran en un trance que ella misma ejecutaba y en donde ella elegía quiénes la podían ver. Me sentí afortunado… aunque siempre que cuento esto olvido que ese día iba con mi novia. Fue la primera vez que vi a Irania y la última en la que vi a Mariana.

Continúa leyendo Vampiro

Seres que respiran

“No se puede pintar eternamente mujeres haciendo punto y hombres leyendo; yo quiero representar seres que respiran, sienten, aman, sufren. El público a de percatarse de lo sagrado que hay en ellos; así que tendrá que descubrirse al verlos, como en la iglesia”, escribía Munch en su diario.

Extracto Pintura contemporánea de Julián Gallego

El expresionismo modernista, paradójicamente decorativo y profundo, encuentra en Munch su intérprete más genial. Y, traducción de las formas a lo más esquemático -el rielar de la luna se convierte en una i tan real como las siluetas humanas que bailan ante ella-, será uno de los precursores de la pintura abstracta geométrica.

Ojo en ojo (1894) Edvard Munch

[Video] Los motivos de un grito

El semestre pasado en la clase de Teoría Literaria II, le propuse a mi maestro si podía presentar un trabajo audiovisual. En ese momento no sabía qué le presentaría, pero realmente me entusiasmaba crear algo en vídeo. Ahorita mismo, mientras escribo esto en mi habitación, en lugar de estar leyendo Frankenstein para mi clase de literatura inglesa; veo el rompecabeza de El grito de Munch, que me prestó un amigo para el proyecto que le terminé presentando al maestro, junto con una amiga. Seré breve para explicar de qué se trató. Estaba un día en Instagram cuando me topé con un clip que decía que la famosa pieza de El grito, tenía la interpretación de que el grito como tal, no provenía del sujeto, sino del exterior y es el sonido estridente lo que le provoca tal expresión.

Edvard Munch, The Scream, detail of lithograph, 1895. CC BY 4 The Munch Museum.

Tenía mucha curiosidad de abordar los temas de la interpretación que estábamos viendo en clase, pero reproducida a través de distintas áreas artísticas. Dije “Estaría cool, ir a música, para que nos dijeran, qué pieza musical le adjudicarían a El grito y por qué, para luego llevar esa música a los de danza y que ellos hagan su interpretación libre”. Esa fue la idea que llevé a cabo con mi amiga Doriannel. Ambos tuvimos la oportunidad de acercarnos a estas áreas, a los maestros y alumnos.

Queríamos saber los motivos de un grito, por qué elegían esa música, por qué bailaban de esa forma y por qué nuestros maestros de literatura pensaban en ciertos textos cuando veían la obra.

Los motivos de un grito

En el vídeo intentamos que fluyera tanto la parte teórica como la práctica, en un intento de justificar con base a la teoría, la aproximación de cada artista. El vídeo en sí no tiene muy buen sonido y originalmente, quería esperarme a renderizarlo con mejor sonido y pasarles algo bien a los colaboradores (que por cierto no han visto el trabajo final), pero creo que eso ya queda descartado. Sólo espero compartirles este post como un agradecimiento muy tardío. Porque en verdad estamos muy agradecidos por habernos dado parte de su tiempo, de sus palabras y de su arte.

A pesar de que mi maestro creía que no teníamos las bases necesarias para llevar a cabo un trabajo así, le terminó gustando y pues gracias ello, mi amiga y yo tuvimos una buena nota en esa clase.


PD: No. 6 del Blogtober, just in time.

Un grito que convoca a las artes [Diario]

Fragmento de “El grito” 1893

Desde que inició este semestre, sabía que quería presentar algo audiovisual como proyecto final para la materia de teoría literaria 2. Hace unas semanas le propuse a Doria que se uniera conmigo para el trabajo final que aún no tenía muy claro. A veces me pasaba ratos pensando de qué sería ese trabajo final, hasta que un día, mientras scrolleaba en mi feed de Instagram, me topé con un vídeo de INSIDER. En un minuto explicaba que Giulia Bartrum, curadora de una exhibición dedicada al pintor noruego en el British Museum, decía que el grito no surge del sujeto en la pintura sino que está escuchando el grito que proviene desde afuera. Ella se basa en una litografía de Munch que a diferencia de las obras a color, este tiene escrito: “I felt the great scream throughout nature.” [“Yo sentí el gran grito de toda la naturaleza”]. Ahí supe que esa obra sería un buen objeto de estudio para un proyecto y para ver las posibilidades de la interpretación.

A grandes rasgos, el proyecto consiste de los siguientes pasos:

  1. Entrevista con docentes de artes plásticas: Adriana Salazar y Leonel de Gunter.
  2. Entrevista con el profesor de música, Alejandro Corona, pianista y compositor mexicano.
  3. Una ejecución dancística de los alumnos de cuarto semestre en artes escénicas, coordinados a través de la maestra Abigail Nuñez y de Mario Lagarda.
  4. Entrevista con docentes de literatura: Manuel Llanes, Daniel Avechuco y César Avilés.

Buscamos que estas disciplinas se vean entretejidas, de manera que la información de los docentes de plásticas son la base del proyecto. De la misma manera, las personas de escénicas dependerán de lo que el maestro Alejandro Corona proponga en cuestión musical y trabajarán con las piezas que él crea atribuible a “El grito”. La contribución de los maestros de literatura son más que nada, un elemento complementario para así explorar las posibilidades de la interpretación a través de la multidisciplina.


Lo que falta

Por el momento, aún tenemos pendiente las interpretaciones escénicas, la entrevista con los docentes de plásticas y la grabación de elementos composicionales para acompañar a las entrevistas. Sabemos que la parte de edición va a hacer una de las más complicadas del proceso, sólo esperamos que no nos tome más de las semana, para así coordinarnos con los otros trabajos finales del semestre.

Otro elemento importante por revisar es el aspecto teórico del proyecto, el cual consiste en revisitar los textos de Susan Sontag “Contra la interpretación”, Umberto Eco “La sobreinterpretación de textos” y de Jonathan Culler “En defensa de la sobreinterpretación”. Añadido a esto está lo de localizar la mayor cantidad de referencias populares y como la obra de “El grito” ha sido apropiado por diversas vertientes comunicativas y artísticas.

Con el libro “Expresionismo” de Ashley Bassie, en los pasillos del departamento de letras y lingüística.

¿Cómo se escucharía “El grito”?

A continuación les adjunto el vídeo de la pieza musical que el profesor Corona nos sugirió como el elemento musical que podría ser representativo del cuadro. Esta será la pieza que las personas de danza utilizarán.


PD: De verdad estoy agradecido con las personas que se siguen uniendo al grito para participar en este proyecto, regalándonos su tiempo y apoyo. Espero publicar el vídeo aquí en el blog una vez que esté terminado.

PD II: Uno no puede evitar la expectativa, así que aspiramos a algo grande para ver cómo será el alcance y producto final.

PD III: Sin duda, el llegar a conocer y acercarnos a las otras áreas de la división de bellas artes, ha sido lo más cool del proceso.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento