Naves, robots y los escenarios posibles de lo fantástico

Portada Los visitantes

Autora: Reina, Claudia
Título: Las visitantes
Fecha de publicación: Abril, 2017
País: México
Editorial: Color
Formato: Físico
No. Páginas: 96 páginas
Género: Narrativa, cuento, fantástico, ciencia ficción.

Sinopsis: En este compendio de cuentos Claudia Reina privilegia la escritura mediante la imaginación fantástica y los escenarios posibles. Cada uno de los textos comprende un mundo de historias entrelazadas por la consistencia de los enigmas. Más allá de una postura mística, la narrativa fantástica de Los visitantes nos comunica los cuestionamientos que nos hemos hecho todos, alguna vez, respecto a la realidad. ¿Qué fue lo que vi? ¿Soy un afortunado? ¿Me estoy volviendo loco? ¿Qué está pasando allá afuera? ¿Colonizar para qué? Estas y otras preguntas nos hará Claudia Reina para sujetarnos con el cinturón narrativo a su film interpretativo de la sociedad, respecto a los conflictos que nos visitan a diario. Nos «queda poco tiempo». Empecemos.

Reseña

“También [tengo] un libro de cuentos que se llama Los visitantes, pero la fecha de publicación de este libro es incierta”, decía la escritora sonorense, Claudia Reina (Nogales, Sonora, 1980) durante una entrevista en el 2016 para la revista Pez Banana. Hoy sabemos que fue casi un año exacto, el tiempo que transcurrió entre la fecha de la entrevista y el momento en el que su libro se terminó de imprimir en los talleres gráficos de la Editorial Color en la Ciudad de México.

Claudia Reina es reconocida por mantenerse al margen de las relaciones públicas del mundo literario lo que repercute en un escaso número de entrevistas o páginas que permitan conocer un poco más de cerca a la escritora. Si bien la autora se mantiene reservada, es su pluma la que atrae los reflectores. Gracias a su habilidad e interés por contar historias y crear mundos, Claudia Reina ha sido acreedora de varios premios literarios. Algo que es importante destacar sobre Reina, son los temas y espacios en las que decide desarrollar sus relatos. Siendo Sonora uno de los espacios geográficos por antonomasia de la literatura fronteriza, algunas generaciones no han podido deslindarse de los espacios desérticos y su respectivo imaginario, o han tenido un mínimo interés en hacerlo. Y aunque en La visita del  señor Morhl (Fondo editorial Tierra Adentro, 2012), novela escrita por Reina, se hace mención a Sonora pero más que nada como un elemento subordinado a las meras características esenciales del espacio pertinente para la obra “Nunca menciona el nombre de la capital, ni el de la playa donde fue rescatado: al igual que Roberto Bolaño alude a Sonora como un lugar abarcador. Daniel llega a su destino, cuyo intolerable calor parece ser su rasgo más notable” (Gil, 2013). Si bien esta novela ha llegado a ser un vehículo de reconocimiento luego de ser galardonado por el III Premio Nacional de Novela para Escritoras Nellie Campobello, Reina ya había demostrado en el 2007, su dominación por la escritura, siendo ganadora del Concurso del libro sonorense en tres categorías: teatro, cuento y novela. Los visitantes, llega en un momento justo para poner el nombre de Claudia Reina sobre la mesa junto a diversos cuestionamientos de lo que se está escribiendo actualmente. Este texto pasa a ser un elemento más que contribuye al proceso de consolidación de la autora.

Las 96 páginas que conforman Los visitantes transitan en el campo de lo fantástico, género que ya ha sido excursionado por la autora en obras anteriores. Algo importante de resaltar es que por medio de los cinco cuentos  que conforman la obra, no sólo se abordan los temas fantásticos, sino que además propone espacios y elementos de la ciencia ficción. De este modo, la obra genera un punto de convergencia entre ambos géneros. La literatura fantástica, partiendo del planteamiento que Todorov establece en Introducción a la literatura fantástica, tiende a evolucionar y cambiar conforme a las nuevas propuestas. Entonces “un texto no es tan solo el producto de una combinatoria preexistente, sino también una transformación de esa combinatoria” (Todorov, 08). Pero a pesar de que Todorov prevé la hibridación y la evolución del género fantástico, cabe leer a Ana María Barrenechea en “Ensayo de una Tipología de la Literatura Fantástica” en donde argumenta sobre los parámetros establecidos por Todorov, mismos que no han logrado seguir las manifestaciones contemporáneas de lo fantástico: “los requisitos de Todorov hacen que sólo haya un período histórico muy reducido en el que florece la literatura fantástica pura (desde fines del XVIII con Cazotte, hasta fines del XIX con Maupassant [..])” (Barrenechea, 295). Los cambios eran de esperarse ya que “La literatura se crea a partir de la literatura” (Todorov, 10), según la cita que hace Todorov de “Ethical Criticism: Theory of Symbols” de Frye. Por este lado, Reina ha dejado claro que su escritura surge a raíz de sus lecturas y su trabajo se desenvuelve en una reformulación narrativa, brindándonos este agradable  conjunto de cuentos.

El cuentario inicia con “Noche estrellada”, la historia de Tomás López, un niño poco común que recibe el rechazo de sus compañeros y que su aparente extrañeza permea hasta perturbar a las personas adultas. Una narración que despega ante una aparente cotidianidad, para luego pasar al extrañamiento y terminar en la revelación final. Contada por una voz narrativa aparentemente adulta o consciente que rememora la interacción que tuvo con ese niño durante su niñez. Todo girará alrededor al secreto que el niño escondía y que ella llegó a conocer.

“Luces en el horizonte” nos brinda la historia de un hombre violento y alcohólico que murmura que “la vida iba más allá del espacio infinito”. Contada desde la voz de una mesera en modo de confesión y recurriendo a un hecho pasado. Ella trabaja en la cantina al que recurre este misterioso hombre, su relación tendrá origen a partir de esa frase que escucha murmurar al hombre. Al estilo de un escoltamiento similar al de Juvencio Nava en el cuento “Diles que no me maten” de Juan Rulfo, acá el hombre se lleva a la mesera y el cuento gira en torno a la incertidumbre de ella al no saber qué le hará ese sujeto; sólo para desembocar en un sorpresivo encuentro del que ahora ella también es testigo.

“R400” establece la dinámica entre el hombre y la máquina, Reina explora esta psicología desde la perspectiva de un hombre que no confía en estos seres metálicos que son cada vez más analíticos hasta llegar a conclusiones que chocan con las creencias humanas. Pero en este juego de máquina-hombre, las relaciones empiezan a asemejarse tanto que surgen preguntas acerca de quién es el hombre y quién es la máquina.

“Meteorito”, el cuento que en lo personal se me hizo el más entrañable, narra la historia de una pareja de adultos mayores, los López, y su cotidianidad. Los apellidos pueden ser un juego con el primer cuento, o no. Ante los sueños que parecen comunicarle algo, la señora López recurre al pasado, vive su presente, y recurre al futuro en sus sueños, en donde alguien le dice que “le queda poco tiempo”. Aún así, y en invierno, ella sigue saliendo a regar sus flores.

Finalmente “¿Qué harías si vieras naves espaciales en el cielo?”, brinda una continuidad al cuento anterior, respecto al espacio y tiempo. Se establece una atmósfera onírica y de realidad en donde se empieza a inclinar una cierta preferencia por el espacio onírico. Esto nos lo cuenta un narrador omnisciente con un enfoque en el personaje de María, una joven que vive una vida monótona y en donde sus sueños adquieren una realidad más agradable que la propia. Consciente de que el espacio al que recurre a manera de escape no es del todo “real”, la joven empieza a tomarle cariño a ese lugar que parece ser un Edén donde se resguardan sus padres ya fallecidos. Un día descubre que ese espacio de aparente ensoñación está regido bajo normas propias y que las consecuencias por haber accedido  a él puede llegar a ser más real de lo que cree.

Claudia Reina propone la narración de lo fantástico ante nuevos escenarios. La sutileza de su escritura permite un lectura fluida y envolvente. Las veces en las que los elementos de la ciencia ficción quedan expuestos de manera explícita, es porque el cuento lo amerita, pero en la mayoría de los casos, opta por alejar al presunto concepto. Este recurso de omisión configura la parte fantástica de sus relatos.

Gracias al estímulo del FORCA (Fondo Regional para la Cultura y las Artes del Noroeste) y su respectiva alianza de los organismos culturales que la conforman: Instituto Sonorense de Cultura, Instituto de Cultura de Baja California, Centro Cultural Tijuana, Instituto Sinaloense de Cultura, Instituto Sudcaliforniano de Cultura y la Secretaría de Cultura; se ha hecho posible que Los visitantes (2017), pueda ser adquirido en línea o librerías. Este cuentario se perfila como una propuesta a las posibilidades de lo que el centro del país se empeña en clasificar como “literatura fronteriza/del norte” y brinda las posibilidades de diálogo no sólo a lo fantástico sino que por medio de esta, se abren puertas a otros géneros. El libro crea una propuesta y amplía el panorama actual de la creación literaria sonorense y brinda una alternativa al encasillamiento de los géneros literarios que se basan en los espacios geográficos. Los visitantes se presenta ante los ojos de los críticos que han seguido a Reina, pero existe toda una audiencia de estudiantes y público en general, ansioso por conocer qué otras posibilidades brinda la literatura local.

Claudia Reina dictamina su escritura y los temas que ella desea abordar. La Universidad de Sonora, la institución literaria más grande de Sonora forma licenciados ejemplares, que se dividen en múltiples áreas pero que rara vez llegan a la escritura creativa. Se  ha etiquetado a nuestra literatura desde una perspectiva centralizada; son los casos como Reina y otros más los que brindan voz a la literatura del estado. Si queremos que nos escuchen, critiquen y que se generen diálogos en el área de la escritura creativa, se necesita formar y estimular figuras establecidas. También es necesario ver cómo se percibe la creación literaria en las instituciones y actuar por una reformulación de la misma y la presencia que esta tiene en los programas educativos, todo en busca de una voz como la de Reina y los creadores de Sonora.

Al final del día Los visitantes es propuesta, convergencia, ejemplo, irrupción, extrañamiento y cómo dice Barrenechea “el ámbito de los desconocido se reduce cada vez más con los avances de la ciencia, porque el psicoanálisis ha acabado con ciertos tabúes que alimentaban lo fantástico” (Barrenechea, 402) pero ella misma anota lo siguiente como un acto de fe a la continuidad del género “el miedo a la muerte inevitable continuará alimentando la posibilidad de imaginaciones fantásticas” (Barrenechea, 402). Reina ejemplifica esto y lo hace a su modo ante el género de la ciencia ficción, género que sigue captando la atención de los lectores. Los visitantes termina siendo, irónicamente, un texto digno de ser visitado.

03/12/18

Hermosillo, Sonora.

Bibliografía:

  • Reina, Claudia. Los visitantes. Ciudad de México, México: Editorial Color, 2017.
  • Todorov, Tzvetan. Introducción a la literatura fantástica (1970). España: Editor digital 17ramsor ePub baser r1.0, 2014.

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Portada de Los visitantes

Reseña: “Las buenas noches de las vírgenes” de Cecilia Pablos

Autor: Pablos, Cecilia
Título: Las buenas noches de las vírgenes
Fecha de publicación: Abril 2017
País: México
Editorial: Instituto Sinaloense de Cultura. Serie Ex-Libris
Formato: Físico
No. Páginas: 92 páginas
Género: Narrativa, cuento, fantástico.

Sinopsis

Este libro de relatos explora un mundo que, en los límites de la realidad, parece desgajarse de entre los sueños y las pesadillas: todo aquello que percibimos, nos dice la autora, debe ser objeto de sospecha: en nada podemos creer ciegamente porque toda apariencia, como escribió Juan Filloy, oculta en su seno una serpiente.
Así, entre las derivas del desamor, el abandono y el silencio, los personajes de Las buenas noches de las vírgenes han asimilado la pesadilla como si se tratara de la vida misma y juegan con sus reglas sin cuestionarlas: somos nosotros, los lectores, quienes desde fuera de esta mascarada atestiguamos el absurdo del cual también formamos parte. Cecilia Pablos logra, en este libro de relatos, que la función poética se haga presente en la narrativa: al despertar no sabemos si el sueño y la pesadilla siguen acechándonos sin remedio.

Reseña

Compuesto por 16 cuentos y acompañado de 7 ilustraciones, Las buenas noches de las vírgenes es una exploración de voces poéticas que desnudan realidades para vestirlas de fantasía y construcciones oníricas. Cuentos que se pasean alrededor de diversas situaciones de violencia, amor y abandono. Vemos a la autora jugar con mundos propios y confeccionar otros mundos preexistentes en la literatura pero con el aporte de su estilo de voces enigmáticas y espacios etéreos. Cuentos que contorsionan al personaje bíblico David y a Alicia, la habitante de ese país de maravillas y les brinda nuevos matices en un cuento para cada uno. Leer más “Reseña: “Las buenas noches de las vírgenes” de Cecilia Pablos”

Reseña: “Crimen y misterio. Antología de relatos de suspenso”

Autor: Varios autores.
Título: Crimen y misterio. Antología de relatos de suspenso
Título original: Crimen y misterio
Selección de textos: Fabiana A. Sordi
Fecha de publicación: marzo 2006
País: México
Editorial: Alfaguara
Formato: Papel. Tapa blanda.
No. Páginas: 144
Género: Cuento, suspenso, policíaco.

Sinopsis

La antología reúne seis cuentos, un prólogo que los comenta y un estudio que presenta la biografía de cada autor y un análisis del género policial. El relato de Hardy “Los ladrones que no podían dejar de estornudar” cuenta, con el registro enunciativo tradicional, el curioso episodio de un robo en Navidad. “El regalo de Navidad del chaparral” de O Henry traslada una acción, también navideña, al ámbito del Lejano Oeste. “La historia del Hombre Leopardo” de Jack London cuenta un divertido episodio de celos y leones que hacen trizas las cabezas de los domadores. “El corazón delator” de Poe es un clásico que presenta un narrador que, bajo la excusa de su salud mental, narra un crimen y la alucinación de su propio remordimiento. “Markheim” de Stevenson relata un episodio dostoievskiano de un criminal que se entrega por propia voluntad a su castigo y así logra redimir su existencia. Cierra el volumen “El crimen de Arthur Saville” que, con el tono irónico y distante de Wilde, cuenta las peripecias de un hombre que no desea otra cosa que ver cumplido el destino que le han augurado. (Fuente: Guía de lectura Lo que leo)

Leer más “Reseña: “Crimen y misterio. Antología de relatos de suspenso””

Lecturas imprescindibles de un lector respetable

pexels-photo-106116

pexels.com

El Festival Internacional de Pitic 2017 se caracteriza por la inclusión de diversas presentaciones culturales, desde danza, hasta teatro, literatura, música y más. Esta vez no fue la excepción y vaya joyas que me encontré en su sede de la Casa Hoeffer. “Los caminos interminables del lenguaje: plática entorno al libroobjeto” impartida por Verónica Gerber Bicecci, José Manuel Suárez y Judith Ruíz Godoy; “Horror al vacío” impartido por Ricardo Sánchez Riancho y Arturo Delgado y “El efecto mariposa: poesía y traducción” impartido por Hernán Bravo Varela; estas fueron algunas de las charlas que se presentaron en esa sede y “estuvieron geniales” sería una frase que le quedaría corto. Pláticas entorno a la literatura contemporánea, al arte contemporáneo, poesía, traducción y hasta una plática improvisada sobre editoriales y el trabajo del editor. Sin duda, desde mi punto de vista como estudiante de literatura, la información que rescaté de estas charlas fueron muy valiosas. Esta entrada contiene una lista de lecturas que le solicité a José Manuel Suárez, maestro de literatura y arte en la Escuela de Ciencias Sociales y Humanidades del Tecnológico de Monterrey, Campus Estado de México. José Manuel Suárez se mostró muy amable y me hizo llegar esta lista y específica en su correo que “resalta de otro color las lecturas de autores mexicanos que actualmente escriben y que vale la pena leer”; en este caso, esta entrada resalta a esos autores de color naranja/café (no sé que color sea exactamente). Espero que puedan sacarle mucho provecho a esta lista tal y como lo haré yo. En mi caso, esta lista podrá ayudarme a obtener mayores referentes de autores mexicanos.

Clásicos grecolatinos imprescindibles en el acervo de un lector respetable

Leer a: Homero, Hesíodo, la poesía de Safo, Esopo, Sófocles, Aristófanes, Esquilo, Eurípides, Catulo, Plauto, Tibulo, Petronio, Horacio, Virgilio, Ovidio.


Clásicos (no grecolatinos) imprescindibles en el acervo de un lector respetable

  • Esperando a Godot. Samuel Beckett
  • Hamlet. William Shakespeare
  • Macbeth. William Shakespeare
  • La metamorfosis. Franz Kafka
  • La Sra. Dalloway. Virginia Woolf
  • Orlando. Virginia Woolf
  • Las olas. Virginia Woolf
  • Rayuela. Julio Cortázar
  • Crimen y castigo. F. Dostoievski
  • El Señor Presidente. Miguel Ángel Asturias
  • Retrato del artista adolescente. James Joyce
  • El ruido y la furia. William Faulkner
  • Cien años de soledad. Gabriel García Márquez
  • La región más transparente. Carlos Fuentes
  • Palinuro de México. Fernando del Paso
  • Los recuerdos del porvenir. Elena Garro
  • A sangre fría. Truman Capote
  • Fausto. Goethe
  • El beso de la mujer araña. Manuel Puig
  • Álbum de familia. Rosario Castellanos
  • Cartucho. Nellie Campobello
  • El mundo alucinante. Reinaldo Arenas
  • El paraíso perdido. John Milton
  • El retrato de Dorian Gray. Oscar Wilde
  • Drácula. Bram Stoker
  • Pedro Páramo. Juan Rulfo
  • El llano en llamas. Juan Rulfo
  • La casa de Bernarda Alba. Federico García Lorca
  • Una temporada en el infierno. Arthur Rimbaud
  • Los cantos de Maldoror. Conde de Lautréamont
  • La vida es sueño. Pedro Calderón de la Barca
  • Las batallas en el desierto. José Emilio Pacheco
  • El libro vacío. Josefina Vicens
  • Los años falsos. Josefina Vicens
  • La Feria. Juan José Arreola
  • Leer a Ernest Hemingway

Novela negra, detectivesca, thriller, thriller psicológico

  • Crimen y castigo. F. Dostoievski
  • A sangre fría. Truman Capote
  • La fila india. Antonio Ortuño
  • Me llamo rojo. Orhan Pamuk
  • El percherón mortal. John Franklin Bardin
  • El quinto hijo. Doris Lessing
  • El huésped. Guadalupe Nettel
  • La balada de los arcos dorados. César Silva Márquez
  • La noche de los alfileres. Santiago Roncagliolo
  • El cuerpo expuesto. Rosa Beltrán
  • La otra cara de Rock Hudson. Guillermo Fadanelli
  • Ensayo sobre la ceguera. José Saramago
  • Salón de belleza. Mario Bellatin
  • Nostalgia de la sombra. Eduardo Antonio Parra
  • La transmigración de los cuerpos. Yuri Herrera
  • La fiesta del Chivo. Mario Vargas Llosa

Fantástico, terror, ciencia ficción, libros extraños

  • Máscara. Stanislaw Lem
  • Toda la sangre. Bernardo Esquinca
  • Mar Negro. Bernardo Esquinca
  • Érase una vez una mujer que quería matar al bebé de su vecina. Liudmila Petrushévskaia
  • El país de las últimas cosas. Paul Auster
  • Árboles petrificados. Amparo Dávila
  • La cresta de Ilión. Cristina Rivera Garza
  • El animal sobre la piedra. Daniela Tarazona
  • Limbo. Agustín Fernández Mallo
  • Nocilla Experience. Agustín Fernández Mallo
  • Confabulario. Juan José Arreola
  • La torre y el jardín. Alberto Chimal
  • Flores. Mario Bellatin
  • No tendrás rostro. David Miklos
  • Señales que precederán al fin del mundo. Yuri Herrera
  • Pájaros en la boca. Samantha Schweblin
  • Ornamento. Juan Cárdenas
  • Ciudad Fantasma I y II. Antología de cuentos fantásticos y de terror (compiladores: Bernardo Esquinca y Vicente Quirarte)
  • Cuentos de Nathaniel Hawthorne, Edgar A. Poe, Cortázar, Jorge Luis Borges.

Contemporáneos imprescindibles en el acervo de un lector respetable

  • El libro de la risa y el olvido. Milan Kundera
  • Todo lo que tengo lo llevo conmigo. Herta Müller
  • La bestia del corazón. Herta Müller
  • La piel del zorro. Herta Müller
  • Purga. Sofi Oksanen
  • Conjunto vacío. Verónica Gerber Bicecci
  • Antes que anochezca. Reinaldo Arenas
  • Yoro. Marina Perezagua
  • La fila india. Antonio Ortuño
  • Nada. Jane Teller
  • Nadie me verá llorar. Cristina Rivera Garza
  • El cuerpo en que nací. Guadalupe Nettel
  • Después del invierno. Guadalupe Nettel
  • Canción de tumba. Julián Herbert
  • Educar a los topos. Guillermo Fadanelli
  • El hombre nacido en Danzig. Guillermo Fadanelli
  • Al final del periférico. Guillermo Fadanelli
  • Los últimos hijos. Antonio Ramos Revillas
  • Muerte en la rúa Augusta. Tedi López Mills
  • Autorretrato de familia con perro. Álvaro Uribe
  • Farándula. Marta Sanz
  • La corte de los ilusos. Rosa Beltrán
  • El vampiro de la colonia Roma. Luis Zapata
  • El lugar sin límites. José Donoso
  • Señorita México. Enrique Serna
  • La doble vida de Jesús. Enrique Serna
  • Te vendo un perro. Juan Pablo Villalobos
  • Umami. Laia Jufresa
  • La marrana negra de la literatura rosa. Carlos Velázquez
  • Los ingrávidos. Valeria Luiselli.
  • Todo nada. Brenda Lozano
  • Había mucha neblina o humo o no sé qué. Cristina Rivera Garza
  • Fuga en Mi menor. Sandra Lorenzano
  • Agua corriente. Antonio Ortuño
  • Temporada de huracanes. Fernanda Melchor
  • El buscador de cabezas. Antonio Ortuño
  • Tela de sevoya. Myriam Moscona
  • No voy a pedirle a nadie que me crea. Juan Pablo Villalobos
  • El amor es hambre. Ana Clavel

Poetas

Rubén Darío, Pablo Neruda, Wislawa Szymborska, Marina Tsviétaieva, Anna Akhmatova, Emily Dickinson, Rilke, Ezra Pound, T.S. Eliot, Fernando Pessoa, Juan Gelman, Juan Ramón Jiménez, Xavier Villaurrutia, Salvador Novo, José Gorostiza, Yeats, D.H. Lawrence, William Blake, E.A. Poe, Sylvia Plath, Alejandra Pizarnik, Alfonsina Storni, Baudelaire, Verlaine, Mallarmé, Rimbaud, Federico García Lorca, Cernuda, Pedro Salinas, Josefina Storni, José Emilio Pacheco, Myriam Moscona, Tedi López Mills, Hernán Bravo Varela, Octavio Paz, Rosario Castellanos, Abigael Bohórquez, e.e. Cummings, William Carlos Williams.


 

PD: Aprovechar la disponibilidad de personas como José Manuel Suárez puede darnos la oportunidad de ver lo que nos gusta desde otra perspectiva. En este caso él como docente y yo como estudiante, vagamos por los caminos de la literatura y que coincidimos en el punto de lector junto a muchas personas más. Por mi parte les recomiendo que sea cual sea su gusto artístico, aprovechen este tipo de espacios para acercarse a las personas que asisten a estos eventos para compartir un poco de su tiempo y conocimiento.