N. M. D. [Poema]

Este semestre estoy llevando una materia acerca de nuevas narrativas, en donde hemos visto formas narrativas, tipos de narradores y comparación de los tipos de cuentos. Analizamos cortometrajes, canciones, películas, cuentos, fotografías, ilustraciones y alguna que otra cosa más que estoy seguro se me está escapando en este momento. Entre uno de los trabajos finales que nos pidieron para la clase es hacer una adaptación. Podían ser reinterpretaciones de cuentos, o una obra de teatro a partir de una canción, o canción a partir de un cuento; el caso es que las posibilidades eran extensas. No sabía de qué lo iba a hacer, al final me decidí por una canción de un álbum que mi roommie me había compartido hace poco. La artista se llama Hope Tala y la canción se titula “D. T. M.”, abreviaturas de Don´t tell me. La canción explora una ruptura y como una de las partes recrimina a la otra al decirle que es insensible y que no le duele, cuando en realidad la voz narrativa asegura que el proceso también le duele y le está afectando. No soy bueno con la poesía pero quise escribir un pequeño texto para el vídeo que haría, ambos basados en la canción “D. T. M.”. Les adjunto la canción al final de este post y algunas de las fotos del día que grabé el vídeo con una amiga de teatro y su amigo. El clip ya casi lo termino de editar y en cuanto lo suba, se los comparto. Realmente me la he pasado muy bien al adaptarlo.


N. M. D.

No me digas que mi café se enfría,
que aquel globo voló alto.
que este sol no te quema,
que las lágrimas no arden o
que esa mordida no te envenena.

No me digas que aún tienes esa flor seca,
que la has dejado pudrirse entre páginas,
que las palabras te respiran al oído,
que se arrastran sobre el polvo,
que clavan sus colmillos y construyen nidos.

No me digas que los abrazos no terminan,
que las manos y los huesos crujen,
que los pies se doblan y tambalean,
que te secas sobre tu propio tallo
que baila y grita para que todos lo vean.

No me digas que el día es eterno,
que nuestras sombras alumbran la noche,
que los búhos y murciélagos aman el día,
que mis secretos vuelan y
que no escuchas lo que predice mi melodía.

No me digas que los profetas se equivocaron,
que podemos cambiar las cartas del Tarot,
que si la muerte, la torre y el diablo,
que el final ha llegado y
que mis palabras no te llegan cuando te hablo.


PD: Para la clase de literatura inglesa haremos un trabajo audiovisual también. Una amiga y yo adaptaremos el cuento de la escritora anglo-irlandesa Elizabeth Bowen “La amante del demonio”, contextualizado en México.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Te lo mereces

Anoche me preguntaste si te quería y no supe responder.
Te vi a los ojos, porque mereces que te vean.
Me permití ver tu futuro a través de ellos, y pensé que merecías ese tiempo para recorrer el mundo.
Y en cada ciudad, en cada cuerpo de agua y tierra por caminar, me vi a tu lado queriendo contestar esa pregunta, porque mereces que te la conteste.
Te diste la vuelta y te llevaste la sábana. Ahora se que nunca lo sabré.
Cada vez descubro algo nuevo en qué y cómo quererte, te quiero en azul y verde, sobre viñedos y sal, en páginas y lágrimas, en las imágenes y los sonidos, entre polvo y sonrisas. Porque te mereces el mundo.
Y siempre habrá rincones por pisar, bestias por domar, brebajes por beber, dioses por adorar, círculos por romper, listones por amarrar, y enjaular todo ese infinito en un “sí”… créeme, amor, no te lo mereces.

What if I want a kiss?

I would write a poem, but the dust in my keyboard just told me to look at the blank page. “Give the soil the water it deserves”, said letter B. These sand flakes arrive unexpected, similar as when I met you during those hot August days. Now I’m here, about to write how much I wish to kiss you, not inside our secret rooms, but outside where people push, kill, cry and laugh. Last night, I wandered in a warm what if and I smiled. I imagined my snaked fingers, drawing on the tip of your sea stones: so bright, hard and yet, so small. I praised death, and blew the candles of the Bible pages to die between the grace of your lips, to be crushed by them. I begged for a rock to land on my head and make me eat the dust of the Q W E R T Y…

Then the question comes back, what if I kissed you? There, where the Gods kneel upon destiny. It wouldn’t be a safe place, but you whispered enough protection. “We’ve battled greater wars”, said your eyes to mine. My Hydriaic tongue was cut again and again. No amount of words were enough. Being crushed by your lips is now a blessing. During cold nights I remember your warmth, typing to remove the sand out of these letters. I want you, but the statues you created will not move. A desert of your perpetual gaze, I run and find an arm of stone. I desire the day in which I find your lips over the dust. Maybe a flower will grow, or a tear might fall from the heavens… maybe you’ll stay forever, if I kiss you.


PD: First Blogtober post in English

Hablemos del espacio

Hablemos del espacio, ese que queda entre tu almohada y tus sueños; entre el antojo y el apetito; entre la sed y el deseo. Ese espacio temporal entre enero y noviembre; entre las siete de la mañana y las once doce de la noche; o entre los minutos que te tardas en leer una página del testamento. Hablemos como me arrastro entre los días para ser la pluma donde te recuestas y juntos sobrevolar el mar abierto. Digo juntos porque yo no soy nada, soy un par de alas que se encuentran pegadas a ti, que te envuelven… soy una carga de tu ligereza. Por eso te propongo que hablemos sobre el espacio, ese que hay entre cada pluma que me compone, o la distancia de tus labios entreabiertos cuando piensas; los milímetros que hay entre el cadáver asesinado y la superficie, y la longitud del humo cuando lo exhalas… En el sigilo de tus secretos, tal vez para crear ese ritmo armonioso debía haber una distancia entre sonidos, fuimos demasiado estridentes. Entre las luces, tus alas fueron un reflector, una luz para los insectos nocturnos que se abalanzaron sobre ti. Ciempiés, cien brazos, cien dioses y un ángel. Ante la temperatura de tan pequeño espacio, me derretí al acercarme a la bola de cristal, los cuerpos quemaban y tu cuerpo jamás voló.


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Blame Society

Blame society for being a herd,
for unconsciously imposing ways
of living that we barely understood.

Blame it, them or us,
for giving that gaze and
those words of disgust.

Blame my mother and father
for not raising their voice,
making me believe that I had no choice.

Blame me for accepting that “truth”,
for walking strange footsteps,
giving up my dreams and youth.

Let us all accept that we can be blamed
and reflect on those prejudgments
that catch a hoping fire and fade in the flames

Maybe then we might learn,
that hatred and words leave scars.
In a whisper we cry upon shooting stars.

So I stand for those generations to come,
hoping one day we respect one another,
looking upon how much we’ve accomplished and done.


I wrote this because I want to make a statement of how some basic elements such as clothes, can divide people. This week I wore a skirt, I treated it the same way I would treat any other piece of clothes. It belongs to my mother, she personally gave it to me. Her first reaction when I asked her to give me a skirt to wear was “No! you’re crazy, why would you wear it?”. Once I told her that I can ride my bike through Hermosillo (city of a northern Mexican state) in the middle of the night and that I would feel normal, not having to worry about being raped, even though it is also possible, she understood where my actions were going to and she even gave me another one. I told her that I wanted to use it and will be using it constantly to try to bring personal awareness of how women have to struggle through harassment. I’ll be posting about how it felt, but in general I believe that this can be taken all the way to areas like sexual orientation and nationalism, because we grow up believing in a certain type of speech “YOU ARE A MAN, AND MEN DO THIS” “YOU ARE MEXICAN AND WE BELIEVE IN THIS”. It’s time to doubt and question ourselves about what they made us believe as true and start searching for equality and respect for others.



¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

I believe that clothes shouldn’t have gender…

“Espero curarme de ti” – Jaime Sabines [poema]

Espero curarme de ti en unos días. Debo dejar de fumarte, de beberte, de pensarte. Es posible. Siguiendo las prescripciones de la moral en turno. Me receto tiempo, abstinencia, soledad.

¿Te parece bien que te quiera nada más una semana? No es mucho, ni es poco, es bastante. En una semana se puede reunir todas las palabras de amor que se han pronunciado sobre la tierra y se les puede prender fuego. Te voy a calentar con esa hoguera del amor quemado. Y también el silencio. Porque las mejores palabras del amor están entre dos gentes que no se dicen nada.

Hay que quemar también ese otro lenguaje lateral y subversivo del que ama. (Tú sabes cómo te digo que te quiero cuando digo: «qué calor hace», «dame agua», «¿sabes manejar?», «se hizo de noche»… Entre las gentes, a un lado de tus gentes y las mías, te he dicho «ya es tarde», y tú sabías que decía «te quiero»).

Una semana más para reunir todo el amor del tiempo. Para dártelo. Para que hagas con él lo que quieras: guardarlo, acariciarlo, tirarlo a la basura. No sirve, es cierto. Sólo quiero una semana para entender las cosas. Porque esto es muy parecido a estar saliendo de un manicomio para entrar a un panteón.

-Jaime Sabines


pd: en una semana recrearemos cada pecado capital, evento en fb…

[Entrevista] “Convivencia, espacio y comunidad” Diana Picot respecto al 2do Benemérito Slam de Poesía


A pocos días de que se lleve a cabo el 2do Benemérito Slam de Poesía, en la que se elegirán a 12 ganadores para ser publicados en una antología de jóvenes poetas sonorenses, tuve la oportunidad de conversar con Diana Picot, coordinadora del evento. Como sede en uno de los espacios culturales más activos en la ciudad de Hermosillo, la librería Hypatia una vez más, abre sus puertas para funcionar como foro a la creación artística local.

Luego de una breve charla y después de haberse fumado un cigarro cerca de una de las ventanas en un rincón de la librería, le pregunté a Diana acerca de esta convocatoria, que por cierto, sigue abierta.


“La idea de mostrar un trabajo tiene que ver el cómo conectar con los demás”

O: ¿Cuál es el objetivo y dinámica de este slam poético?

D: Lo que se ha tratado de perseguir es crear comunidad. Tenemos muy presente la idea de dar foro y espacios, porque hay personas, hay creación dentro del estado y lo que queremos es crear espacios alternativos para que podamos desarrollar un poquito más esto. El slam es algo que ya tiene mucho tiempo y diferentes escuelas lo han manejado a nivel internacional y para no quedarnos atrás, decidimos tomar postura.

O: Si yo nunca he ido a un slam, ¿cómo suele ser la dinámica de un evento así?

“Las evaluaciones de este año van a ser tres: la interpretación del poema, la conexión que establece con su alrededor y con el público, y el verso como tal”

D: Uy, pues hay diferentes formas de manejar el slam, nosotros lo comenzamos a través de público y por lo que va decidiendo la gente. En esta ocasión como el objetivo es armar una antología, tenemos un jurado. Este jurado se conforma por profesionales del área que se dedican y preocupan respecto a la temática. Las evaluaciones de este año van a ser tres: la interpretación del poema, la conexión que establece con su alrededor y con el público, y el verso como tal. Entonces es una cuestión de mostrar, de exhibir, de fuerza, por así decirlo.

O: Digamos que tengo mis poemas por ahí, pero estoy nervioso y como que sí quiero pero no. Qué le dirías a esas personas que han visto el evento y que tienen curiosidad pero que no se han animado del todo.

“Los nervios existen porque de alguna manera nos sentimos exhibidos”

D: Antes que nada, la idea de los slams y todo esto es compartir. La escritura es un ejercicio que hemos hecho a oscuras y que de alguna manera siempre escribimos para nosotros, para sacar emociones. Entonces, una forma de entrar en contacto con los demás y de entendernos a través de lo que es tu perspectiva, es a través de tu trabajo. Los nervios existen porque de alguna manera nos sentimos exhibidos. Yo les diría que como ellos ven y piensan, son formas que todo mundo comparte. Que no se sientan mal, que no existan estas barreras que muchas veces tiene que ver con lo propio, de como uno valora su obra, que estén seguros de su obra, que trabajen lo que tengan que hacer y que no tengan temor de lo que van a mostrar. Es muy importante y al final de cuentas son palabras, memorias, escritos que van conformando lo que es parte de nosotros, como sujetos que forman parte de una comunidad y una forma de relacionarnos. La idea de mostrar un trabajo tiene que ver el cómo conectar con los demás. Buscar la empatía a través de las artes es algo precioso.

O: ¿Requisitos? ¿Qué debo tener o hacer?

D: Ser menor de treinta años únicamente. Las cuestiones de evaluaciones corren por parte del jurado.

O: ¿Y cómo me inscribo?

D: A través de mi número celular que es 662 403 4647, me pueden localizar con ese número, me pueden mandar un Whatsapp, me pueden buscar en redes sociales y pues aquí andamos.

O: ¿Cómo surgió la idea de que en esta edición hubiera una antología como resultado de los doce ganadores?

“Lo que apunta esta antología es crear una convivencia, espacio y comunidad. Que como público, pidan y como creadores, den”

D: La idea es unificar y dar espacio. De alguna manera, si no son premios si no han sido por publicaciones dentro de la universidad o de otras instituciones, pues no ha habido divulgación. De repente uno va a los floris (evento cultural que se lleva a cabo en el departamento de letras y lingüística) y a diferentes partes, y nos damos cuenta de que hay talento, presentaciones y trabajo. Una de las inquietudes es ver qué pasa después de todo eso. La idea de la mitocondria de que sean menores de treinta años es brindar un espacio en donde todos esos chicos que van en pininos y todo esto, es que su obra tenga una seriedad en el objeto-libro. Tenemos la intención de una divulgación nacional y atravesar algunas fronteras. Todavía estamos en proceso pero de que va haber impacto, va haber impacto.

O: Habría que asistir, participen o no, me parece una idea genial y que se esté dando un paso más a una segunda edición…

D: Es la segunda edición del slam, pero es la primer antología juvenil. Es muy emocionante. La participación va a constar de veinticuatro, los que pasen a la segunda ronda que van a ser doce, son los que automáticamente ya están publicados. El proceso que continúa en las demás rondas y la final es para elegir al ganador, pero los que pasen a la segunda ronda, ya están dentro de la antología.

O: ¿Cuándo se llevará a cabo este segundo slam?

D: Va a ser el 21 de marzo de 6pm a 9pm, vamos a tener tres espacios dentro de Hypatia, tres escenarios para desarrollar, tenemos sorpresas para la presentación. Va haber lectura, música, presentaciones, ¡es todo una fiesta! Una fiesta que está celebrando la creación, que está celebrando a la gente, a los artistas y a los escritores .

Ubicación de librería Hypatia:

O: ¿Hacia dónde te gustaría que se dirigieran estas dinámicas del slam poético a futuro?

D: Uy, pues yo le tengo todo el corazón. Le tengo mucha, mucha fe. Yo creo en lo que se está haciendo y en la perspectiva que tenemos acá. Ahorita lo podemos convertir en algo local, tenemos invitados de diferentes partes. Queremos llevar la antología a diferentes lugares. Más que nada es provocar, provocar a los escritores a decir “sabes qué, quiero participar, quiero un lugar”. Y otra cosa es crear público. Un público que diga “sabes qué, ¡esto! yo se que esto se está haciendo y se está haciendo con calidad, son gente que están a mi alrededor”. Tenemos una distancia, muchas veces hacia los creadores y demás instituciones. Lo que apunta esta antología es crear una convivencia, espacio y comunidad. Que como público, pidan y como creadores, den.

Dar espacios a esas voces. Y que no sean como luces fugaces, que aparecen y de repente desaparecen. Yo creo que aquí el trabajo es la constancia y así seguir moviendo y organizando.

O: Y que de alguna manera va acorde a lo que han hecho aquí en Hypatia…

D: Sí, fíjate. Tenemos un compromiso tanto cultural, por ejemplo desde los libros, los clientes, desde un carácter de “sabes qué, tengo tales inquietudes, me gustaría saber más sobre esto, etc.”. Acabamos de terminar un curso de introducción a la filosofía, empezamos con la poética del sahuaro, que recogía la tradición y después vimos diferentes formas de poesía: métrica, cuestiones de rítmica, ahorita estamos con las cuatro transformaciones en la que viene el Dr. Gustavo Lorenzana, maestro de la universidad. Y que gracias a las personas y al interés, hemos tenido respuesta.

Diana Picot, coordinadora del 2do Benemérito Slam de Poesía

PD: Una de las consideraciones a evaluar es que se pase sin la hoja, pero Diana me comentaba que no importa si lo leen directamente del papel, en todo caso lo que importaría más es cómo se lee el poema y su respectiva interpretación de lectura en voz alta.

Una taza caliente de estrofas y otras “Palabras de desayuno” [Reseña]

Autora: Laura Fernanda
Título: Palabras de desayuno
Fecha de publicación: 2018
País: México
Editorial: Grupo Rodrigo Porrúa
Formato: Físico
No. Páginas: 65 páginas
Género: Poesía

Sinopsis

Son todas las recetas de mis amores, inquietudes, respuestas y preguntas sin signos de interrogación
Los ingredientes son mis derechos, mis izquierdos, mis frentes que van en alto y las que van al borde de la zona donde crece mi cabello y mis locuras; son pizcas de mis miedos que nunca se atrevieron a salir y jugaban en mi cabeza a saberlo todo; cucharadas de mis ganas ahorradas e invertidas; son gotas de suposiciones y sus posiciones.
Son medicina sin prescripción y mi refugio sin descripción.
Son espacios separados de caracteres. Son espacios unidos de carácter.
Son palabras que alimentaron mis mañanas, sazonaron mi razón y nutrieron mi corazón.
Son para ti, lector. que desayunas cereal y rutina todas las mañanas, agarres y cocines tus huevos como te pegue la chingada gana.

Reseña

La mesa está servida entre las 65 páginas que conforman la variedad de platillos de este poemario. Publicado por el Grupo Rodrigo Porrúa, Laura Fernanda o como la llegué a conocer por Instagram, La Pinche Fer, nos presenta un texto como vía de escape de esta ajetreada realidad. Pero más allá de un “escape” es un camino a ver desde su fresca perspectiva y elección de palabras, esas situaciones que compartimos todos: ganas de ser fuertes, débiles, ganas de coger, de cuestionar o de mandar todo a la chingada. Laura toma algunos sentimientos y sensaciones universales y las ensambla de manera que tengamos un flashback a ese momento incómodo, a ese minuto placentero, a esa sensación de inutilidad, de plenitud y de inconsistencia. En una entrevista para el portal de Playboy México, Iván Montejo anota ” buena parte de los poemas siguen lo que Laura Fernanda llama “Polisemia Emocional”, un signo lingüístico donde una palabra tiene dos o más significados, las emociones no son las mismas”. Así, como en busca de nuevos sabores, Laura experimenta a través de la búsqueda para encontrar una estética sencilla, una propuesta agradable y fácil de digerir por las mañanas en el desayuno, durante el caos de la comida o el agotamiento de la cena.

Palabras de desayuno deja un espacio para esos pensamientos que a veces se oyen bien en nuestras cabezas y que no es hasta que lo leemos en papel cuando vemos que lucen mucho mejor. Es en ese momento cuando vemos que la sinceridad es poesía en sí misma.

Gracias

por abrirme
tu puerta
tu corazón

y tus piernas

——–apio y piña en cuadros

O ¿qué tal la reiteración de los hechos para superar los miedos?

Ya no me da miedo
saber que existes
y no saber quién eres
ni dónde estás.

——– media toronja y tostada con hummus

Tal vez hasta esa angustia irrazonable que narra “——–parfait de frutas” (fragmento):

En el momento que
acogí,
acepté
y amé
mi parte romántica
y cursi,
(esa parte que se comparte)
comprendí
que vivo el riesgo
de enamorarme
en cualquier momento.

Se puede observar mi afinidad por las frutas, partiendo de la selección de poemas que elegí, pero de igual forma hay otros más agridulces, salados y otros sin sabor (sin que este llegué a saber mal).

Ante la alta competencia entre los medios de comunicación para capturar al espectador, la estructura y forma de la poesía de Laura, se adhiere a las dinámicas fugaces y rápidas impuestas por las alternativas de entretenimiento. El libro como objeto se enfrenta a esta característica de “fugacidad” y el texto llega a suplir este aspecto para dar pie a las relecturas y redescubrimientos en las palabras de los poemas.

Palabras de desayuno es un buen libro para llevar, acompañar esos pequeños espacios vacíos del día y un buen sustituto a las pantallas pequeñas. Palabras que se adaptan a los desayunos tranquilos o apresurados. Tal vez, a los lectores habidos, el libro les llegue parecer breve, dependiendo que tanto quieran detenerse en cada platillo. Otra característica del texto es que lo considero como un buen inicio para los lectores interesados en la poesía y para aquellos que buscan sin intenciones de encontrar.

Pueden conseguir el libro en Otros mundos café dentro de Casa Madrid en Hermosillo, a través de la página oficial de la autora o mandando un mensaje directo a a su cuenta de Instagram. Es fácil de distinguir el libro con su color amarillo madrugador. En fin, no se pueden perder la oportunidad de leerlo y para cuando lo encuentren, les deseo un “buen provecho”.

PD: Sólo anoto que encontrar a autores es uno de mis hobbies favoritos. Laura Fernanda es originaria de Cananea, Sonora; muy cerca de “El Charco”, el nombre por el que conocemos a la ciudad donde nací: Agua Prieta, Sonora.

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!