¿Por qué me es difícil desconectarme de Instagram?

Muchos dirán que por qué desconectarte o cancelar tu cuenta de alguna red social que simplemente controles el tiempo que les dedicas. Pero hay que tener en cuenta que las redes sociales son diseñadas para ser adictivas y por mi cuenta; me cuesta trabajo no clavarme. Quisiera ahondar más profundamente en esto de la cancelación de redes sociales para otra entrada porque por ahora me quiero enfocar en Instagram. Actualmente no tengo Facebook ni Twitter y podría decirse que sólo uso el otro grande en redes sociales:  Instagram ❤.

A principios del año me establecí una serie de propósitos (que por cierto tengo pendiente escribir) que requieren un espacio en mi agenda diaria. Cosas como leer y escribir más, necesitan que les dedique un poco más de tiempo. Otro de los propósitos: Aprender a tocar la guitarra, ¡llevo años arrastrando este propósito! y la práctica de un instrumento también requiere tiempo.

Amo Instagram y por eso mismo le estaba dedicando muchas horas. Admito que las constantes actualizaciones que ha tenido la app, como las historias tipo Snapchat, me empezaba a consumir más y más tiempo. Porque he ahí un detalle; soy fan de publicar historias en Instagram. No sólo me gusta IG por su nueva plataforma sino también por la gente tan creativa de muchas partes del mundo. Las fotografías que he visto en algunas de las cuentas que sigo, casi no las veo en ningún otro lugar. Además, últimamente había estado intercambiando vídeos y memes con mi hermana menor; eso me divierte mucho.

Antes de cerrar Facebook y Twitter, había dejado Instagram pero eventualmente regresé. Fue en ese regreso donde me di cuenta lo mucho que me gusta la aplicación. Eso por esto que veo muy difícil abandonar IG. Entonces cuando miré que IG sería una roca gigante en el camino por lograr mis propósitos de año nuevo; decidí abandonar la aplicación, pero sólo por tres meses. Decidí tres meses porque quiero pensar que para ese entonces tendré muy marcados los hábitos de escritura, lectura y práctica de guitarra y así ya no pasaré tanto tiempo en IG.

Otras de las cosas que me gusta de IG es tomar fotografías en las que le dedico especialmente a la app; fotos que intento tomar con la intención de que vayan a ser subidas a IG. Entonces como no quiero dejar de tomar fotografías; creé la categoría de “Fotos para Instagram“. Ahí concentraré las fotos que tenga previsto subir una vez regrese a IG. Me gusta esta alternativa porque siento que voy a querer comentar la foto en las entradas al blog y eso hará que de paso escriba más; así mato dos pájaros de un tiro.

Por el momento ese es el plan. Veré cómo me va. Todo sea por un mejor 2017 🙂

La foto superior es un mural nuevo del movimiento que empezó la Casa Madrid. Antes se veía así:

¿Genial, no?

Muchas, muchas gracias por leer 😉

PD: Esa misma foto superior, es la primera foto que le dedico a “Fotos para Instagram“.

Conociendo: Café Mona | Casa Oaxaca | Fotos

Antier, visite por primera vez la Casa Oaxaca, un lugar donde congenia: un restaurante, cafetería, tienda de ropa, joyería, estética, estudio de clases de teatro infantil y una que otra cosa más. Ayer volví a visitar el lugar y hoy les quiero compartir mi experiencia y las fotos.


El primer día visité el lugar con Andrea. Pedí un late frappé y un rol de la casa que llevaba nuez, almendras y arándanos. Andrea pidió, si no mal recuerdo, un moca. Los precios no estaban mal y el café estaba muy bueno. El mesero que nos atendió fue precisamente eso: atento. Las áreas de estar en el interior son acogedoras. Hay una pequeña salita con chimenea, a un lado está la cafetería. Las mesas y sillas en el interior no combinan y eso le da un toque colorido y variado, así como también lo hacen las paredes de uno de los cuartos que está tapizado con páginas de libros y lo que remata es el candelabro de tazas. Las plantas y las decoraciones en el interior hacen que la Casa Oaxaca sea un lugar cómodo para charlar, hacer tareas, reuniones con amigos o estar solo. Otra cosa es que en una parte de los cuartos interiores está un piano que al parecer cualquiera, quien sepa y guste, puede tocar.

El segundo día que fui en el interior del café había un hombre tocando el violín y al final de cada pieza, unas mujeres que se reunían aplaudían con entusiasmo; luego lo acompañaron a la sala que está por la chimenea para verlo y escucharlo más de cerca. Ese mismo día, había un estudiante que podría apostar que era de medicina, estudiando en la parte exterior de la casa. Para cuando ya nos estabamos retirando, el joven se animó a tocar el piano. Ese día estaba más lleno, pero el lugar no perdía ese ambiente agradable para charlar.

En la mesa donde nos sentamos Andrea y yo, estaba justo a un lado, una ventana que daba hacia la cocina de la casa, así que podíamos ver cómo preparaban las comidas. Nos preguntábamos si ya se habrán acostumbrado los cocineros en sentirse observados cuando alguien se sienta en esa área.

Los candelabros y la iluminación con jarrones, tazas y cosas de cristal, son detalles que a mi en lo particular me gustan, ya que como no he salido a muchas partes, eso hace que me sorprenda por todo.

Agradezco a Andrea con la que descubrí el lugar y a  Jason del blog Singing to the body electric que me ayudaron a tomar algunas de las siguientes fotos de la casa.

Las siguientes fotos son de las áreas interiores de la Casa Oaxaca
Clic en la foto para ampliarla


La parte exterior de la casa Oaxaca es otra de las áreas más atractivas del lugar. Al salir te encuentras con mesas y sillas rústicas para comer en la parte exterior. Está techado y desde ese mismo techo hay unos rociadores que riegan una suave cantidad de agua para mantener el lugar húmedo, ya que es en este mismo espacio donde está concentrado gran parte de las plantas de la casa.

El techo está conformado por cristales de colores variados, así como las sillas y las decoraciones. Hay arbustos y un árbol. y al salir a la parte trasera hay dos torres de enredaderas y luego, lo que salta a la vista es un piano, que al acercarte te das cuenta que también es una fuente que detrás habita un árbol grande. Luego están los locales de estilo retro, de puertas coloridas, ladrillos y sillas de colores. En verdad, las plantas son una características destacable de la Casa Oaxaca, ya que afuera abunda la cantidad de plantas también.

Cerca de la estética que está en uno de los locales dentro de la casa, hay también un columpio en un pequeño espacio cuadrado, donde está un poco más callado debido a las tres paredes que rodean esa área.

Las siguientes fotos son en una de las partes traseras de la casa junto a la estética
Clic en la foto para ampliarla

Las siguientes fotos son en una de la parte exterior para comer
Clic en la foto para ampliarla

 

Las siguientes fotos son en una de la parte trasera y centro de la casa 
Clic en la foto para ampliarla


Cuando caminaba por la casa no podía evitar hacer una lista mental de los amigos y conocidos que sabía les gustaría el lugar. Creo que la finalidad de esta entrada es animarlos a visitar el lugar, el café se me hizo bueno, los panecillos también y la atención que recibimos fue estupenda. El lugar fue excelente para platicar, en cualquiera de sus áreas, ya sea interior o exterior; eso lo sé porque las dos veces que fui, pasé horas platicando. Puedo decir que la Casa Oaxaca es uno de mis lugares favoritos de la ciudad.

Ubicación de la Casa Oaxaca en Hermosillo

Foto: 16:9

Entre 1:1 a 16:9 de aspecto.

Caminando a ver la película de “El niño y el mundo” como parte de la programación del 6 Festival internacional de cine en el desierto, del cual espero poder escribir más tarde.

DSC09127
El edificio de muchos cristales

Ubicación de la toma

Foto: Gotas en el carro | Música: Fast car

 

IMG_20150412_140111
Foto: Oscar Mares

 

 

Tu tienes un auto rápido
Como es tan rápido podemos volar
Tienes que tomar una decisión
Nos vamos esta noche o vivimos y morimos de esta manera.- Fast car de Tracy Chapman

 

 

 

 

 

 

 


En el gimnasio se escucha, la mayoría del tiempo, pura música medio electro y entre muchas de las canciones escuché “Fast car” una canción que conocí en su versión electro y después en su versión original acústica. La letra me gustó. En la canción se narra la historia de dos jóvenes enamorados, la historia utópica de aventura y de renuncia-ganancia. Renunciar a la vida monótona, cuando no hay mucho que perder para ganar una posible oportunidad de vivir y amar, sin ataduras.


 

IMG_20150412_140128
Foto: Oscar Mares

 

Siempre creí lo mejor
Pensé que juntos lo lograríamos
No tengo planes, no voy a ningún lado
Entonces toma tu auto rápido y sigue manejando.- Fast car de Tracy Chapman

 

 

 

 

 

 

 

 

And I had a feeling that I belonged
And I had a feeling I could be someone, be someone, be someone

 

IMG_20150412_135747
Foto: Oscar Mares

Fast car | Jonas Blue | Ft. Dakota | Remix

Fast car versión original

Constela-e-iones

Dicen que tengo un fetish con los pies, yo digo que no es cierto. Más que “fetish” es admiración por esa parte corporal que te permite pisar tu propia tumba pública.

 

20160407_114705.jpg

El lonche y la exploración de domingo

Creo que habría que abrir una categoría o sección que se llame: Lo que a nadie le importa. Dicho esto, se darán una idea de lo que leerán en esta entrada 🙂

Era domingo, un domingo de horario completo: ocho horas de trabajo y una hora de “lunch”. Cuando el reloj dio las cinco, mi alma ya le aventajaba por mucho a mi cuerpo; sólo quería salir de ahí y comer. Entro al comedor del trabajo y era de esperarse, de hecho yo ya lo sabía: el comedor no lo abren los domingos. Tal vez quería sentir esa satisfacción de haberlo predicho o tal vez sólo quería decepcionarme. Entonces fui al OXXO que está cruzando la calle; me compré un litro de leche, dos negritos y una de esas pizzas de goma FUD. Ni modos nutrióloga.

20160320_172246.jpg
Sólo resonaba en mi cabeza la voz de la nutrióloga que había visitado hace tres días.

Cuando regresé al edificio del trabajo, subí al segundo piso para comer solito, con musiquita relax, comida y un libro; que por cierto este último estuvo demás porque no lo leí, sólo lo paseé. Cuando terminé de comer quedé empachado, pensando que el queso goma que había comido se pegaría a mis intestinos; la leche no me la pude acabar y tuve que dejarlo en el refri del trabajo, que por cierto terminé olvidando al final del día, ya que cuando sales de trabajar, lo único que quieres es estar en casa.

Cuando terminé de comer, me quedé quieto. Volteo a mi derecha y veo que las escaleras continúan hacia arriba y aun me quedaban como veinte minutos disponibles, así que decidí a ver qué onda; nunca había ido más arriba que el segundo piso. Subí y me encontré con el estacionamiento, había otras escaleras para un piso más hacia arriba; lo subí también. Me encontré con una puerta que pensé no se iba abrir, cuando se abrió sólo verifique que no fuera de esas puertas que se abren de un lado; no lo era. Me la pasé muy bien arriba de ese techo, el único inconveniente que sigo resintiendo mientras escribo, es el maldito sol que me estaba cegando, aunque no lo suficiente para ir por mis lentes de sol que tenía en la mochila; así que en realidad, no debería quejarme.

Fue en ese techo en donde canté, di vueltas y vueltas (lo suficiente como para no vomitar la pizza y los negritos), contemplé la vista panorámica, agendé futuras visitas, tomé fotos y reflexioné acerca de lo agobiante que era tener que regresar al teléfono.

 

20160320_172921
Ventanas. Esta es mi vista inmediata de cuando como en el segundo piso.
20160320_174138
Techo/Sol
20160320_173902
Pandorámica

Creo que estos pequeños escapes dentro de nuestra vida cotidiana son extremadamente necesarios para evitar arrancarnos los cabellos cuando la vida tan apresurada del mundo actual nos exige regular nuestro tiempo.
¿Cuál sería tu plan de escape?

Conexión

DSC05151.JPG

Hoy en la mañana le ordené a Google que me hiciera compañía y me dijera cómo le podía hacer para no sentirme ajeno. A mi izquierda había cuatro libros: dos de poesía, una obra griega y un ensayo; a mi derecha: una manzana red delicious oxidándose. Conexión…

conexión
nombre femenino
  1.  
    Unión que se establece entre dos o más cosas (aparatos, sistemas, lugares, etc.) o personas para que entre ellas haya una relación o una comunicación.
    “conexión telefónica; se ha interrumpido la conexión; los puentes colgantes sirven de conexión entre las zonas altas en los Andes”
  2.  
    Puesta en funcionamiento de un aparato o un sistema mecánico o eléctrico al hacer contacto con una fuente de energía.

En este momento solo deseo que todo el sistema tenga un corto circuito y me deje leer a gusto durante la Semana Santa.

Oscar M.

 

 

Fotografía: Preparando el jardín de letras para el XII FIELL

Escribo esta entrada a unos minutos de la inauguración de la XII edición del Foro Internacional de Estudiantes de Lingüística y Literatura. Veo personas muy bien arregladas, a los de intendencia limpiando el jardín, a los estudiantes comentando, a las personas de la presa de la Universidad, personas nuevas y se siente un ambiente agradable y tranquilo. Empecemos.

Mi maestro de fotografía le dio el visto bueno a la fotografía que tiene a la señora que está embelleciendo el lugar.

img_20160217_084136.jpg

¿Tiene alguna fotografía en donde intentas encuadrarar muchas cosas?