Seres que respiran

“No se puede pintar eternamente mujeres haciendo punto y hombres leyendo; yo quiero representar seres que respiran, sienten, aman, sufren. El público a de percatarse de lo sagrado que hay en ellos; así que tendrá que descubrirse al verlos, como en la iglesia”, escribía Munch en su diario.

Extracto Pintura contemporánea de Julián Gallego

El expresionismo modernista, paradójicamente decorativo y profundo, encuentra en Munch su intérprete más genial. Y, traducción de las formas a lo más esquemático -el rielar de la luna se convierte en una i tan real como las siluetas humanas que bailan ante ella-, será uno de los precursores de la pintura abstracta geométrica.

Ojo en ojo (1894) Edvard Munch

Publicado por

Oscar Mares

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s