Blogtober 2020

Blogtober ha llegado y me ha encontrado en un momento en la que me siento como una esponja porque quiero aprender mucho sobre varios temas. Además de que tengo ganas de vaciar en algún lugar la información que he recibido en estas últimas semanas. Este año, quisiera que blogtober fuera una pausa. La nueva realidad o todo lo que implica un traslado de nuestras vidas habituales a los entornos digitales, me ha hecho pensar que en realidad las formas son nuevas pero las sensaciones son las mismas: seguimos corriendo, solo que ahora parece que lo hacemos sobre una caminadora. Pero no solo eso, ya que la pandemia no detiene la injusticia y no lo se, me gustaría tener un momento de reflexión porque a veces no quisiera que mi realidad me sobrepasara, no quisiera sentirme indefenso y creo que el arte, sea lo que sea que hagas, es una vía de expresión y ahora más que nunca debe ser estridente. Me pregunto cómo ser estridente en impacto, quisiera escribir sobre eso, plantear miles de dudas y ver a dónde me llevan.

Actualmente formo parte del Programa de Actualización de Arte Contemporáneo y muchos de los artistas que han asistido me han conmovido en niveles que no esperaba y han hecho que mis ideales choquen y que llegue a muchas reflexiones sobre nuestra sociedad actual y la forma en la que el arte puede atender a esas problemáticas.

Quisiera escribir sobre las sesiones de mi taller de lectoescritura sobre arte, y compartir lo bonito que la señora María Lourdes leía los versos de Manuel Acuña.

Quiero compartir la música nueva que ha llegado a mí e intentar descifrar por qué me gusta la música que me gusta.

Tal vez algunas entradas sean solo pasajes breves, una imagen que me haya gustado o un vídeo que quiero compartir en este espacio y con ustedes para que así lo puedan ver y juzgar o disfrutar.

El arte ha jugado un papel importante en estos momentos y qué mejor que un blogtober para juntar todas esas ideas dispersas, esos corajes, esos “extraño cuando”, visitar los recuerdos de la otra normalidad, sacar las adivinanzas y predecir el futuro. Saquemos las cartas del tarot, el violín o la guitarra, los pinceles o la cámara, o en mi caso el teclado de mi laptop y convirtamos este torbellino de momentos en un registro de este año tan inesperado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s