[Entrevista]"La poesía es preguntarse cosas y responderse"- Genov V. P. en su presentación de libro "Algo digno de compartir"

El pasado 08 de febrero a las 6:00 pm en las instalaciones de la librería Gandhi, se presentó el libro Algo digno de compartir escrito por Genoveva. Una presentación moderada por Diana Picot en donde se conversó sobre poesía y de las historias que hay detrás de este libro. Una cálida reunión en donde se reunieron la poeta acompañada de familia, amigos y lectores. Tuve una oportunidad de acercarme y hacerle unas preguntas a Genov acerca de su trayecto como escritora y su opinión acerca de la poesía.

Presentación del libro Algo digno de compartir escrito por Genov V. P.

Para ti, ¿qué es la poesía?

Para mí la poesía es un salvavidas, es la forma literaria más deliciosa y libre de todas las formas literarias. Es la que más se me acomoda con mi personalidad. La poesía es preguntarse cosas y responderse. La poesía se presta para ser demasiado ecléctico: creer en todo y en nada. Para mí, la poesía es la mejor forma de arte literaria.

¿Cómo ha sido el trayecto para convertirte en la poeta que eres hoy?

A trancazos. Siempre fui escritora, pero hasta hace un año me la creí. Siempre he escrito, desde diarios, cartas, poemas. En mis berrinches utilizaba ese recurso sin que nadie me lo dijera. Tuve muchos ejemplos malos de violencia y para mí la poesía fue todo lo contrario, fue toda la paz. Me voy a otro lugar, trasciendo. Cuando estoy haciendo poesía soy otra persona que me gusta y que me cae bien. Todo lo tenía escrito, pero atreverme a publicarlo fue todo un boleto distinto: desde cómo va a ser la portada, el dinero, materializarlo. Sí fue difícil pero nunca me faltó apoyo, la neta fue autogestionado, pero nunca estuve sola. El proceso fue muy rico. Así que depende de cómo me preguntes, si es sobre el proceso de publicar o el de escribir.

¿Qué le dirías a un poeta novel que tenga dudas o insegurx sobre lo que escribe?

Lo que más me ayudó a mí fue ver la diversidad como algo bonito, quitarme los estándares de belleza en todos los aspectos y empezar a ver todas las diferencias que tenemos como lo más bonito que hay en la humanidad. Cada quien tiene su historia de vida y es igual de valioso, aunque seas un matón, un narcotraficante, hayas hecho lo que hayas hecho, si hay algo a lo que se presta la humanidad es a ser diverso: ser oscuridad, ser luz. No hay porqué dudarlo porque ya lo eres. Como que nos esforzamos mucho en ser persona, pero ya lo somos. Ya podemos compartir. Si hay alguien que esté atorado en dar el pasito, se trata de un saltito de fe y de confianza. Va a llegar ese momento.

¿En dónde encuentras inspiración?

En la cotidianidad, en las fiestas, en los momentos incómodos, en los momentos silenciosos, en un camión… en realidad, ahorita podría escribir, siempre hay algo de qué escribir. No es como que “Ay, necesito inspirarme”, para mí ha sido un ejercicio muy fácil el escribir sobre cualquier cosa. De cualquier cosa se puede desarrollar un pensamiento, lo puedes ir desbaratando y nomas escribirlo. Creo que lo que nos bloquea es el querer ser perfectos y que todo se vea muy estructurado. Como que todos los que han estudiado literatura dicen “Ay, la ortografía es lo que me impide” o el querer ser como los ejemplos de antes, cuando en realidad el lenguaje es dinámico. Evolucionamos, ya no es lo mismo que antes y es igual de válido. Esto en cien o doscientos años va a ser una joya también. Hay que quitarnos ese chip de “no ser suficiente”. La vida no es buena, la vida no es mala; la vida es. Ahí encontré la inspiración, en darme cuenta de que somos una roca en el universo, flotando, con un chingo de seres adentro. Si no hacemos cosas ahorita, pues qué vamos a hacer o cuándo.

Durante tu presentación hablaste acerca de tus pilares, para ti ¿qué significado ha tenido la familia y el feminismo?

Bendito feminismo, we. Dentro del feminismo está el darnos valor como mujeres. Estamos en un sistema en donde la mayoría son autores, las mayorías de muchas cosas son varones. Como que las morras somos más sensibles y se dice “Ay no, cuando hablas de tus sentimientos, no es válido”, pero ¡¿por qué no es válido?! Es lo más válido, bonito y auténtico que tenemos. Entonces sí ha sido un pilar muy chilo el feminismo. Y pues mi familia es muy grande, siempre me han hecho sentir muy deseada; con un “vente a comer”, o sea, no necesitaba hacer mucho. Nomás con que estuviera yo con mi carita ahí, con eso estaban felices. Aparte de eso la psiquiatría, el somatizar la ansiedad, el sentir, apretujar los dientes, el estar apretada corpóreamente cuando todo está bien, fue como un “órale, puedo hablar mucho de esto, no todos saben hablar de esto y en realidad, todos podemos sentir esto”. Ser un paciente psiquiátrico también fue un pilar.

¿Hay algún artista o poeta que te inspire?

¡Sí! Yo quisiera ser la Elvira Sastre de Hermosillo, ella.

Me podrías compartir una recomendación personal de una pieza artística: película, obra de teatro, un canal de YouTube, un libro, lo que sea.

Celdas rosas, es algo que me inspiró mucho. Es de Silvana Arvizu, ahorita está en el CERESO de aquí de Hermosillo. Es una mujer que compiló historias de las mujeres de la cárcel y la suya. Es una narración muy sencillita, muy rica, es muy disfrutable y te hace apreciar el estar en la libre, estar en libertad. Celdas rosas me inspiró a empezar una novela, que es la que estoy haciendo. Es de un hospital psiquiátrico, porque ella escribe tan ameno, tan libre, tan cero pretensioso y te llega al corazón, que dije “¡Fierro, yo también puedo hacer esto!”. Yo creo que también puede inspirar a otras personas a que también escriban o que de perdida tengan una vida más amena.

Las Celdas Rosas

¿Cuál crees que es el papel de la poesía dentro de una sociedad turbia y ante movilizaciones sociales feministas, de grupos LGBT+, problemáticas del cambio climático…?

La poesía matiza todas estas controversias, lima esperezas y une. De hecho, hay un poema que se llama “Los viajantes de adentro” y siento que muchos le sacamos la vuelta a la poesía porque las cosas que tocan el alma siempre duelen. Y esas cosas, aunque sean chingonas, les sacamos la vuelta, pues. Estamos en esta sociedad y estamos adormecidos. No lo veo como algo mal, porque recuerda que la diversidad es preciosa, pero siento que hay cosas que son puro ruido, puro adormecerte, atontarte, no pensar, estar en un cuadrito empírico, no tener consciencia. La poesía es eso que todos tenemos, sí estamos despiertos y se me hace muy necesaria. La poesía es incluso poquito menospreciada, cuando en realidad es algo súper chingón que debería tener más valor, que debería haber más poemas y que debería ser más popular. Me gustaría un chorro que la poesía fuera más popular que los narcocorridos, que también tienen su validez, pero me gustaría que fuera más popular que eso. Ahorita creo que “bendita poesía” y que nos va a hacer mucho bien.



¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s