Las posibilidades comunitarias y de diversidad expresiva en el K-pop

Era una noche como cualquier otra, pasé junto al edificio del poder judicial del estado, cuando vi a ese grupo de personas bailando al ritmo de lo que se conoce como K-pop. Cada vez que pasaba y los veía bailar, yo quería bailar también. Un día, las ganas de bailar fueron tan grandes que me acerqué a una de las muchachas que en ese momento descansaba y le pregunté “¿Sabes quién es la encargada del grupo o dueña/dueño de la bocina?”, fue ahí cuando señaló hacia Albeira, una de las integrantes del grupo Soul Dance. No imaginaba que ahí en ese espacio, conocería a personas tan simpáticas, agradables y fiesteras (porque, hago un énfasis especial, a través de ellos he asistido a un par de fiestas en donde me la he pasado genial. Mejor que cualquier fiesta de artes escénicas, que en su momento pensé que solían tener fiestas chidas) que he conocido. Pero más allá de las fiestas, he pensado que mi comodidad alrededor de estos grupos se debe a dos cosas muy importantes: 1) comunidad y 2) la diversidad de expresión.

Así es un domingo de KT (Catedral, porque antes solían bailar más cerca de la Catedral y cuando se reubicaron, mantuvieron el nombre. Aunque esto no es información verificable, me gusta pensar que ese es el motivo)

Aquella noche me prestaron su sonido y bailé una canción. Me sentía muy bien y empecé a visitar a este grupo de manera esporádica. Tiempo después, empecé a hablar más con Albeira. Resulta que habíamos estudiado lo mismo: literaturas hispánicas. Aparte de que sentíamos la misma necesidad de bailar y que muy probablemente, sienten todxs esas personas que se reúnen cada domingo en esa plaza. Fue en una de esas visitas que me habló sobre Soul Dance. Luego de un tiempo, empecé a darme cuenta de la atmósfera interpersonal que se generaba en esos espacios. Las siguientes palabras parten desde mi perspectiva: una persona que ha compartido momentos y escenario con este grupo.

K-pop como generador de comunidad

No se realmente cómo se conocieron, ni cómo empezar, pero cuando pienso en Soul Dance, pienso en comunión. Y tal vez me refiera mucho a este grupo que hace covers de coreografías del K-pop, pero ha sido con el que más contacto he tenido. Si no mal me equivoco, también es de los que más tiempo tiene. Resulta que ya ha habido la conformación de otros grupos y me atrevería a decir que la comunión es el elemento constante en estos grupos. Bailan juntos, conviven y se enfiestan juntos. Estoy seguro que la certeza de saber que perteneces a un grupo que te respalda, ha de ser de las cosas más cool que una persona puede sentir.

View this post on Instagram

🤗❤

A post shared by Soul Dance MX (@souldancemx) on

Cuando me tocó colaborar con ellxs para bailar “News” de Nine Muses, me la pasé muy bien. Un gran porcentaje de los ensayos se iba en risas. Recuerdo que para sacar la canción, había momentos en los que requería un empoderamiento, y en donde se decían comentarios como “No eres Oscar, eres Oscarina”. Es por eso que reafirmo lo que digo, porque a pesar de no ser un integrante del grupo, me hacían sentir que lo era.

Aunque el evento en donde nos presentamos no me gustó, tengo bonitos recuerdos de los ensayos y la oportunidad de haber compartido el escenario con ellxs.

K-pop como catalizador de la diversidad

Quisiera referirme a diversidad como una cuestión de estilos, personas y sexualidad. Los estilos tal vez se ven apoyados por la estética de los íconos K-poperos y eso es lo que me hace pensar que este género musical provoca una emulación por parte de sus seguidores. No digo que el K-pop como tal, abogue por la diversidad (aunque muy probablemente sí lo haga), sino es a través de la apropiación en donde se descubre lo monótono que es el mundo. Una vez dentro de un vídeo musical de alta producción, como suelen ser los vídeos del K-pop, ¿quién querría regresar a lo aburrido del mundo real? Es por eso que en el entorno, K-popero, los colores y lo “extravagante” es el común. Me parece que esta aceptación se replica en otras áreas, llegando a la sexualidad de los que conforman el grupo, porque el juicio queda “suspendido”, por lo menos en ese espacio. De esta manera, un nuevo integrante, tiene la seguridad de una incorporación orgánica y que con el tiempo, se reafirma gracias a la comunidad que puede llegar a surgir entre la persona y el grupo.

Los covers del K-pop no se quedan en la mera imitación

Si algo aprendí al momento de colaborar con Soul Dance, es el darme cuenta que montar un cover de un vídeo tiene sus complejidades. Cuando los veo bailar en KT, noto como la esencia de cada persona se deposita en la representación que hacen. Cuando la persona que baila se apropia de la melodía, se vuelve creador. Claro que habrá ejemplos de personas que no se permiten crear y que reflejan su “sigue este paso” en la cara, pero suele ocurrir con personas que a penas se están acercando a esto. He visto como algunxs muchachxs pasan de no lucir en el espacio, a volverse una estrella acaparadora del escenario. Siento que este género musical y la dinámica de los covers de baile, tienen un potencial para que las personas reconozcan sus capacidades y adquieran confianza en sí mismos. Creo que si esa confianza escénica se reproduce en el día a día escolar, en casa, en donde sea; el K-pop estaría formando personas que realmente crean que pueden contra todo. No lo se, tal vez como el caso de Andrea, una integrante de Soul Dance quien ahorita está en Ciudad de México en busca de ser artista y que siendo la que produce los vídeo covers, es evidente que su conocimiento en edición y grabación ha evolucionado y seguirá evolucionando.

Vídeo grabado por Andrea

Andrea es un ejemplo de cómo el K-pop, la comunidad y la colaboración, generan material creativo.

Nota final

El primer acercamiento que tuve hacia el K-pop, fue a través de una amiga de la preparatoria, en su momento se me hacía hasta repulsivo, y ahora estoy aquí, abogando por el K-pop y por las posibilidades que ofrece para crear comunidades incluyentes. Tal vez sea cursi, o ni siquiera sea el caso, pero recuerden: perspectiva.


PD: Hace mucho tiempo que quería dedicarle una entrada a estas reflexiones. Tal vez regrese a ellas un día y las desarrolle más. Por lo pronto, me pregunto si Soul Dance pensará en estas cosas que aquí he escrito.

PD II: Estos son algunos clips que tengo por ahí, de las veces que he bailado con los chicxs K-pop. Y aunque no baile K-pop (aunque sí colaboré con ellos en alguna ocasión), igual me gusta ver la entrega y la fuerza con la que bailan.

View this post on Instagram

Tal vez valga shit el vídeo por copyright pero meh, les cuento algo… Hace algunos días subí un igtv vídeo hablando sobre las intervenciones en la calle. Visité el IMCA y me informaron de que se debe someter un proyecto que debe reunir ciertos requisitos y bla bla bla, algo medio complicadon. Gracias a @rennierpinero tuve una perspectiva alterna a las posibilidades de actos escénicos, partiendo de lo que hizo en el mercado en donde intervino con música y ópera en el local (tienen que verlo si aún no lo han checado, lo tiene en su perfil). Él en lugar de someter un proyecto, entabló una comunicación directa con los dueños del mercado. El acto fue todo un éxito. Ayer @prettyguardiann , una de las integrantes de @souldancemx es quien me ayudó a grabar el vídeo que comparto. Ella me ha hablado de más o menos cómo han sido sus domingos de kpop en KT, en donde se reúnen varios grupos de kpop para bailar música de este género. Ellos son constantes y les agradezco que cada que puedo visitarlos los domingos, me proporcionen un espacio para presentarme. Creo que a lo que voy es sobre lo que Piñero me decía, los circuitos y estructuras del área artística en Hermosillo, está muy maleable e inconstante. Llega a ser complicado para un artista, rastrear algún foro para ensayo a menos que siga en la uni y vaya en la licenciatura en escénicas. Estas pequeñas trabas son las que me hacen cuestionar ciertas cosas. Creo que habría que normarlizar las manifestaciones artísticas en la calle y proponer más a menudo que los trabajos de la universidad tengan un foro callejero. Me alegra que haya indicios de avance, pero aún hay mucho por hacer. En fin, feliz Navidad (: 🕺🎄💃 🎼 "Fire on fire"- Sam Smith . . . . . #ballet #danceclass #fireonfire #championship #dancers #balletdancer #danceshoes #sportsphotography #actionphotography #instaballet #pointe #choreography #samsmith #sportphotographer #dancestudio #dancerecital #dancefloor #dancelife #justdance #dancer @samsmith

A post shared by oscar mares (@soyoscartero) on

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s