Escapar de la identidad o el no tener que ser gay las 24hrs

Photo by Sharon McCutcheon on Pexels.com

Me metí en una prisión terrible, que era ser gay las 24 hrs. Dejé de ser una persona y yo soy una persona. Como cualquier otra persona del mundo soy contradictoria, soy completa, soy compleja- Daniel Molina

Estaba escuchando la lista de descargas de algunos podcasts cuando se empezó a reproducir un episodio titulado “La prisión de la identidad” del podcast Ted en español , era una charla impartida por el escritor y crítico de arte, Daniel Molina. El episodio me gustó y decidí compartirlo en mis historias de Instagram. En la historia escribí acerca de la lucha que implica el encontrar, conocer y reconocer una identidad; y no sólo eso, sino lo que conlleva defenderla a capa y espada frente a una sociedad que constantemente suele cuestionarla. Al finalizar el episodio me di cuenta que tal vez yo también me he estado construyendo una celda. Claro que conocerme me ha resultado benéfico, ya que suelo sentir una cierta fidelidad a mí mismo, pero ¿a qué costo? La bisexualidad, dentro del espacio/tiempo en donde estoy, consiste en ser “hetero” si salgo con una chica o “homo” (homo suena demasiado nice, realmente sólo sería “puto”) si salgo con un chico. El común denominador: la aparente necesidad de ubicar a la gente en una categoría.

Hace unos días estaba platicando con un amigo y le dije “Sabes, a veces cuestiono lo que hago y me pregunto si realmente vale la pena todo esto. Digo, bien pude haber salido sólo con chicas, al fin y al cabo mi bisexualidad lo permitiría. Pude haberme quedado callado y no decirle nada a nadie y seguir así por la vida… creo que habría sido más fácil”. De inmediato yo mismo me dije que lo olvidara, que todo eso sí valía la pena. Porque a veces las cosas van más allá de lo individual, uno no sabe cuántas personas podría ayudar con acciones o palabras. Yo por lo pronto abogo por mis sobrines, por brindarles la posibilidad de reconocerse constantemente, de reconocer su capacidad de amar, y ver que el amor se manifiesta en muchas formas y que a veces no se limita a un solo sexo. Me gusta lo que Daniel Molina dice acerca de la persona como una entidad contradictoria, completa y compleja. Porque es cierto, tal vez no tengas que ser gay las 24 hrs, tal vez sólo te sentiste gay al abrazar o estar con cierta persona, pero eso no es ser gay, eso es ser humano, alguien capaz de querer. En un mundo ideal, mi sobrina puede ser afectuosa con otra jovencita sin que sea vista como lesbiana; o mi sobrino puede tomar clase de baile o ser estilista, sin que sea obligado a “ser” algo que el no quiera ser.

Daniel Molina comenta al inicio de su charla (titulada en Youtube como “La verdad es mentira”, pero que es la misma charla del podcast que escuché) que todo es como un trayecto de acontecimientos, que para que ciertas cosas sucedan, otras deben ocurrir antes. Me parece que el cuestionamiento, la búsqueda, la prueba y error, nos podrían llevar a nuevos acontecimientos que tal vez en un futuro, diversifiquen la manera en la que vivimos nuestra “identidad”.

PD: Esto fue un post pre-mes del orgullo 🏳️‍🌈 


¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

2 comentarios sobre “Escapar de la identidad o el no tener que ser gay las 24hrs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s