Encierros y libertades: visiones sobre el matrimonio e infidelidad en algunas cuentistas de mediados del siglo XX y principios del XXI

Photo by Pixabay on Pexels.com

El siguiente texto es una reseña de una compilación de cuentos de mi clase de literatura mexicana. La compilación está compuesta por las siguientes narradoras mexicanas:

  • Amparo Dávila
  • Inés Arredondo
  • Raquel Banda
  • Ángeles Mastretta
  • Silvia Molina y
  • Guadalupe Nettel

La reseña es de una cuartilla, por eso la brevedad. Adjunto los comentarios que el maestro anota (excepto por aquellos que tienen que ver con la redacción). Al final, les comparto un mapa que el maestro elaboró con base a los temas que abordaron las reseñas que el grupo le mandó.

Si desean recibir el archivo con la antología que el maestro elaboró, escríbanme a oscarmares9@gmail.com, con asunto “Antología escritoras mexicanas”.


Encierros y libertades: visiones sobre el matrimonio e infidelidad en algunas cuentistas de mediados del siglo XX y principios del XXI

Las voces de las mujeres quedan subordinadas a la ideología dominante, la cual se caracteriza por androcéntrica y patriarcal. Es por eso que resulta interesante analizar los cuentos de narradoras mexicanas que escribían a mediados del siglo XX, momento decisivo en su lucha por obtener voz y voto en un país que acuñó el término que lo caracteriza: machista. “La celda” de Amparo Dávila, delinea un personaje que vive a los márgenes y violentada ante las mecánicas “funcionales” de la sociedad y de su familia nuclear[DAC1] . El cuento “En la sombra”, al igual que Dávila, Inés Arredondo propone a una mujer introspectiva de la cual sus palabras hacen ecos en su cabeza y en la oscuridad. Raquel Banda continúa narrando sobre el tema del “deshonor”, al igual que sus dos antecesoras de la selección, sólo que esta vez hay una verbalización sorprendente de la voz que exige y del sujeto opresor que decide seguir ignorando. Es a partir de Ángeles Mastretta, con sus cuentos de Mujeres de ojos grandes, cuando la mujer sigue el hilo de manifestar y accionar sobre lo que quiere, denotando un antes y después de la representación de la mujer. “La noche de Mara” de Silvia Molina libera, literal y sintácticamente a la voz de la mujer, al desinhibir las expresiones que no son socialmente “aceptables” cuando su voz narrativa femenina usa palabras consideradas como  “groseras”. Finalmente, “Hongos” de Guadalupe Nettel, crea al personaje con mayor perspectiva sobre el matrimonio, generando así un fuerte contraste con el cuento de Dávila, el cual aborda ese mismo tema.

Más allá de las formas y estrategias narrativas, cabe enfatizar el matrimonio, visto como símbolo de fidelidad incondicional, atadura y una inminente monotonía. Ligado a esto se encuentra la infidelidad como deshonra, vergüenza y motivo para demeritar el supuesto “valor” de la mujer. Pero ambos conceptos son abordados con ajustes que responden a los cambios generados en su tiempo de escritura[DAC2] . Por ejemplo, el matrimonio abordado en “La celda” dista mucho del de “Hongos” en el sentido de que se presupone una felicidad en algún momento de la vida de la protagonista y más importante aún: en el cuento no parece haber indicio de que un tercero haya forzado la unión; en cambio, con Dávila, el matrimonio es construido como una nueva forma de violencia y encierro. La infidelidad en “Un hijo” y “En las sombras”, la mujer amante es vista como portadora de un extremo deshonor y falta a la moralidad. En cambio “Hongos”, “La noche de Mara” y en uno de los cuentos de Mastretta, la amante y la infidelidad son vistas como un elemento natural, con sugerencia de ser hasta necesario en respuesta al aburrimiento del matrimonio. La mujer de “En las sombras” es introspectiva, callada y se rige bajo las normas del hombre. Nettel responde a un nuevo contexto histórico y a través de este escenario, delinea a una mujer contemporánea y cosmopolita [DAC3] que decide el papel que juega y que acepta por elección más que por imposición.
Finalmente, cabe esperar las futuras rupturas de otros constructos sociales impuestos hacia la mujer y las repercusiones que esta tendrá en la literatura.


 [DAC1]Compuesta, por cierto, por puras mujeres, lo cual sugiere que el machismo es una estructura, no un comportamiento individual y exclusivamente de los hombres. En el cuento de Amparo, la hermana y la mamá son las primeras opresoras.

 [DAC2]Totalmente de acuerdo: el tema es el mismo, pero no su tratamiento ni la lectura que cada cuentista hace de él, por más que haya muchas convergencias.

 [DAC3]De acuerdísimo: la infidelidad se da, para empezar, en otros país, a raíz de un viaje de trabajo internacional.

Mapa conceptual

Mapa sobre escritoras mexicanas (1959-2014)

PD: ¿Qué opinan sobre la evolución de las voces narrativas escrita por mujeres?

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s