Pasa que a veces shipeo a mis crushes

A veces, cuando la observo mientras escribe, cuando ella no me ve: la veo con alguien más. Y es común que lo haga, es común que sienta celos y sonría para mí mismo ante la genialidad de pensar que ella y él, dos personas que quiero, puedan estar juntas. La idea de que en mi mente junte a mis crushes, sean hombres o mujeres, y me los imagine siendo pareja es una costumbre que hasta a penas hace poco era un acto inconsciente de mi parte.

A veces las combinaciones me hacían pensar en cosas tan variadas que me preguntaba qué tan cuerdo era armar esas parejas en mi cabeza o hasta considerar que debía evitar que se conocieran entre ellos, porque en mi mente, ambas personas encajan tan bien, que hasta celos me dan.

Cuando mi crush tiene novix

Explorar este punto no tiene mucho sentido, por varias razones.

  1. Respeto las relaciones de las demás personas porque me gustaría que en dado momento, mi relación con alguien también sea respetada.
  2. Porque normalmente, ese “crush”, es sólo impresionista. Es decir, es común que sólo sea porque la persona me parece atractiva
  3. Suelo shippear bastante a ese crush con su pareja actual y aquí es donde sí quiero escribir un poco más al respecto.

Hoy en la tarde estaba haciendo fila en una papelería local, cuando vi a un chico que me llamó la atención. Tenía una sonrisa bonita, amplia, de esas que forman pequeñas fisuras en las extremidades de los labios. Me pareció lindo y al verlo, capté que no venía solo. A su lado había una chica que en un principio parecía algo gris, como si no estuviera ahí. Pero al hacer una observación más detallada de ella, vi que había algo que la hacía atractiva, porque realmente no era una característica particular de ella sino un conjunto de pequeños detalles que al juntarse la hacían portar un aura armoniosa y hasta, díganme exagerado, angelical (?).

Cuando los vi juntos, no pude evitar pensar en lo bonito que se veían. No sólo eso, también me tocó ver una pequeña interacción entre ellos. Cuando la chica le preguntaba a su novio si tenía cambio para pagar, el chavo le hizo una pequeña broma y ella sonrió. Eran una pareja bastante linda y ya no podía ver al chico de la misma forma. Me refiero a que de alguna manera creé un enlace entre su imagen y la de su novia. Verlo me remetía a ella y viceversa. Los shippeaba, aunque en este caso, el ship fue real.

No creo que esta tendencia a armar parejas con base a las personas que me gustan, tenga que ver con mi bisexualidad. Aunque admito que me entretiene imaginarme a esas parejas que muy probablemente nunca se armen y que en otras ocasiones, las veo formarse ante mis ojos.

mi post data


PD: Recuerdo que en alguna ocasión te dije que no puedes saber el valor de algo que nunca has tenido y hoy me pregunto qué tan cierta es esa hipótesis que ahora me parece tan refutable.

Sígueme en

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

20180204_083527

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s