Fuiste, eres y serás larga metamorfosis

Pensar en Cuerpo metamorfo, pieza escénica propuesto y ejecutado por Mario Largarda, es divagar en conceptos como evolución, determinismo, premonición y preludio ¿Qué tanto de lo que ahora somos está escrito ya? De los miles de posibilidades que nuestro cuerpo pudo adquirir, ¿por qué somos bajitos, altos, blancos, morenos, enérgicos o tímidos? La metamorfosis embrionaria puede que se traslade a la metamorfosis corporal. Pero vayamos a Google para definir este concepto.

Metamorfosis:

  1. Transformación que experimentan determinados animales en su desarrollo biológico y que afecta no solo a su forma sino también a sus funciones y su modo de vida; es típica de los poliquetos, equinodermos, insectos, crustáceos y anfibios.
  2. formal. Cambio o transformación de una cosa en otra, especialmente el que es sorprendente o extraordinario y afecta a la fortuna, el carácter o el estado de una persona.

Hay que señalar que en ambas definiciones encontramos la palabra “transformación”. Recordemos esa famosa Ley de la conservación de la materia en donde esta palabra también se hace presente: “La materia no se crea ni se destruye, sólo se transforma”. Cuerpo metamorfo resulta una exploración escénica indirecta (o directa) de distintos conceptos. Basado en el registro auditivo y visual de procesos evolutivos o de transformación, podemos hacer énfasis en otra palabra: registro.

Desde la concepción de dos células portadoras de ADN que al unirse generan un nuevo registro por medio de la convergencia de ambos; nos podemos dar cuenta que registrar es una acción permanente que suele ir de la mano con la transformación. La presentación de Lagarda es una proyección corporal de estos dos: verbos registrar y transformar. Nuestro cuerpo es un historial de enfermedades, poros, cicatrices, lunares y marcas que lo acompañan.

34258787_1857840074509103_1179629578348396544_n

La metamorfosis podría ser vista como el movimiento encuadrado por la naturaleza. Es genial pensar en el punto de encuentro en donde un embrión no se ha desarrollado lo suficiente para distinguir si es un perro, un gato, un mono o un humano. La transformación marca por si sola un perímetro en donde la metamorfosis atraviesa el plano físico y llega hasta un plano espiritual y mental. Cuerpo metamorfo es un guiño a la posible aceptación de los cambios, de la adaptación y no-adaptación pasando por una aparente resignación (?).

La interpretación de esta pieza puede resultar atemporal, ya que se viven pequeños cambios que conllevan a transformaciones mayores. Podemos hablar de metamorfosis corporal del cuerpo humano o reducirlo al pequeño embrión tibio conformado de células en el inicio de un largo vals.

La vida es transformación: la fecundación, el crecimiento en el útero antes de nacer, el desarrollo del cuerpo, la muerte y la descomposición que desemboca en una inminente asimilación.

mi post data


PD: Algunos mencionaron el calor que hacía en la locación seleccionada para la representación de la obra. Pero si lo vemos desde un lado conceptual, podemos decir que el proceso metamórfico es un proceso cálido.

Instagram: Soy Oscar Cartero
Twitter: Oscar sin acento

¡MUCHAS GRACIAS POR LEER!

34586084_1857840111175766_6302640279522377728_n
Fotografías: Carlos Durazo

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s