Novios de viaje [Parte I]

Era mi vecino, él de Nuevo León y yo de Coahuila.

Habíamos coincidido en un lugar. Era un lugar de deseo, de palabras efímeras y de miedo constante a la identidad. Un lugar de lobos y cenicientas. Caminaba entre los candidatos, buscaba un acompañante para esa noche solitaria. De pronto, aparece en mi pantalla, alguien quieto, que analiza porque sabe que está siendo analizado. Sólo un gesto de aprobación es el que hace falta para iniciar una conversación. A veces, el hecho de no huir, es señal de aprobación.

En una noche nos conocimos y en la madrugada, teníamos la elección si dejarlo todo en el olvido o guardarlo y acumular recuerdos futuros.

“Quiero conocerte” me dijo. Yo también lo quería conocer, aunque no estaba seguro. Las palabras del momento, las miradas y risas penosas, ahogaron cualquier duda y de mis labios brotaron sin control algunas palabras, “Me gusta la idea, ¿qué lugar te parece bien?”.


 

PD: Me gusta verte, desearía que sólo sea eso lo que me guste de ti. No lo creo.

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Un comentario sobre “Novios de viaje [Parte I]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s