[Cartas a Diana] Carta V

diecinueve de marzo del 2017

¡Felicidades, Diana! Ayer fue tu cumpleaños y de verdad deseo que hayas pasado un momento agradable. Se que para muchos eres una persona especial y no dudo que te han de haber hecho alguna sorpresa u organizado alguna velada o fiesta. Preferí no marcarte, siento que mi llamada no sería de mucho. Aunque creo que por esa misma forma de pensar suceden cosas de las que no me entero, cómo tu viaje a otra ciudad. En fin, prefiero felicitarte hoy, al día siguiente, cuando las cosas ya están más tranquilas y cuando la euforia de los “¡Feliz cumpleaños!” y cuando los posts de Facebook ya se hayan mitigado. Fíjate que hoy cumple años Esmeralda, una de mis sobrinas y sólo pienso en lo mucho que ha crecido.

******************

Ayer salí con unos amigos a un antro/bar para celebrar el cumpleaños de uno de ellos. Podría decirse que me la pasé bien, pero en general, creo que disfruto de cualquier momento que tenga una poderosa bocina incluida y buena música; así que les quito un poco el mérito. La persona con la que estaba quedando fue con alguien más y a penas y nos dirigimos la palabra. No moría por hablarle, creo. Solo me puse a pensar que lo bueno que el compañero de clase con el que fue no tendría que llevarla caminando hasta su casa como alguna vez lo hice yo en uno de sus berrinches. Él no la tendría que corretear para preguntarle qué sucede, si está bien o rogarle una explicación. Por un momento sentí había una competencia entre nosotros para ver quién se la pasaba mejor. A ratos me volvía participe de tan mediocre juego ¿hago mal? es muy probable que sí luego reflexionaba acerca de mis sentimientos hacia ella ¿es amor, cariño, deseo? A veces me pregunto si uno tiene mayor valor que el otro sólo para llegar a la conclusión que sí, que el amor es algo de mucho más valor. Luego me pregunto si es malo buscar lo demás, de ceder ante el cariño y el deseo en busca de convertirlo en algo más. La persona con la que ella iba es alguien que una amiga del salón quiere mucho. Ha llorado por él, se ha hecho menos ante él y este simplemente no quiso nada con ella públicamente debido a sus ideologías “liberales”, tal vez. Con liberales me refiero a que ella habla del sexo como uno habla sobre el clima o la escuela; para ella, el sexo es un tema natural que no debe ser satanizado. Para él, ella no es lo suficientemente inteligente o recatada ¡es más! pienso que ni siquiera es por lo que él piensa ¡sus amigos no lo aprobarían! No se atreve a una relación pública porque le teme al juicio de su círculo social. Para él, ella solo es una persona con la que se puede hablar por mensajes de texto y con la condición de que nadie se entere de esos mensajes. Creo que nadie merece ser menospreciado de esa manera. Sabes, a veces cuando hago estos juicios, temo caer en ellos e intento pensar si tal vez no estaré haciendo lo mismo.

Esta amiga ha hecho mucho para hablarle, le ha sido sincera respecto a lo que ella siente y hasta le ha llevado uno que otro presente; ahora llega esta otra persona con la que apenas y hablo y ella sí le puede postear cosas en su muro, si puede dirigirle la palabra en el aula solo porque ella probablemente sí tenga la aprobación de sus amigos. No sé cómo hacerle para simplemente decirle a mi amiga que ella tiene el mismo valor que la otra persona. Quisiera no cometer una tontería en esa búsqueda y que en lugar de ayuda, termine haciendo lo contrario.

Little do you know
All my mistakes are slowly drowning me
Little do you know
I’m trying to make it better piece by piece (Little do you know)

Little do we know…

Perdón por escribir de estas banalidades. Mejor pensemos en tu cumple y todo lo bueno que mereces. Te sere sincero que  cuando me decías que ibas con aquellos niños a entregar juguetes, cuando recuerdo por qué quieres ser doctora y cuando te compadeces ante las tragedias de los demás; me hace pensar en lo maravillosa que eres. Pienso que tu belleza trasciende la belleza física. Por eso creo que mereces tener un excelente cumpleaños y espero que así haya sido. Gracias por leer estas cartas. Te mando un fuerte abrazo con mucho cariño.

Te quiere y te extraña,

firmaCAD

 

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s