[Diario] ¿Y cómo vas en el amor?

And, how’s your love life?

Hablaba por teléfono con un amigo acerca de cómo un amigo suyo estaba sufriendo de amor no correspondido. Le dije que le dijera que se relajara, que así como lo rechazaron; lo seguirán rechazando, pero que eso no significa que no vaya a encontrar a nadie. Le mencioné la importancia de que él como amigo; debe hacerle ver la cruda realidad y también: las bellezas y oportunidades que se esconden bajo esa realidad. Algo motivador (más o menos). Me sentía muy satisfecho del consejo que le estaba brindando. Hasta que me preguntó como iba yo en el aspecto amoroso. Creo que el efecto de sonido de un disco rayado habría sido el más adecuado para el momento. Me había sorprendido del consejo que acababa de dar: parecieran de un gurú del amor. Oí una voz decir en mi cabeza: Hm, qué cosas. No me había percatado del verdadero desastre que era (soy) en esa área. 

El año pasado había tenido propuestas muy buenas, personas verdaderamente encantadoras; más ninguna de ellas logro consolidarse en algo más allá de un “hay que salir y tratarnos; luego veremos que resulta”. Los resultados no me fueron favorables. Poquito a poquito me fui dando cuenta de los errores que iba cometiendo y moldeando mi comportamiento. Pero bueno, eso es otro tema y no era esa la pregunta. Pensaba contestarle algo igual de “elaborado” que lo anterior, pero no lo hice, sino todo lo contrario. Pensé en mis propósitos y le contesté: “Sabes, tengo muchas cosas nuevas que quisiera intentar este año. Muchas cosas que quiero lograr y sinceramente buscar a alguien no está entre mis prioridades. (Pausa) Quiero decir que, la neta; yo voy a hacer lo que tenga que hacer y si en el camino conozco a alguien, pues adelante. De lo contrario, seguiré con lo mío”. Luego de eso, intercambiamos alguno que otro comentario y tuve que colgar porque ya había comenzado mi otra clase. 
Reflexioné sobre el asunto el resto del día. Me preguntaba qué tan cierto era lo que acababa de decir.

LA PROPUESTA

Ya en la noche después de ir al mandado; pasamos por la Catedral de la ciudad. Ahí se encontraba un mimo que estaba haciendo sus cosas de mimo. Este mimo le pidió a mi roommie y a mí que pasaramos. Nos puso una actividad y al terminar nos agradeció. Estabamos por irnos cuando una señora nos dice algo. Ese algo hizo que cambiaramos de plan y que prefirieramos seguir ahí. Ese algo involucraba una caja grande que se encontraba detrás del mimo. 

El acto principal lo logré grabar (empieza desde el minuto 1:00):

Fue algo muy emocionante. Este acto hizo que pensara de nuevo las cosas respecto a lo que le había comentado a mi amigo esta mismo mañana, pero no fue así. Seguí en pie con eso de continuar trabajando y dejar el resto al destino. Lo hago así porque creo que una pareja es alguien con la que compartes cosas y en donde se apoyan mutuamente para que cada uno logre sus objetivos y juntos; logren ser mejores personas y las versiones más bellas de ellos mismos. Así veo las cosas.

Muchas gracias por leer.

PD: Hace unos días hubo una clase sobre el racionalismo. El racionalismo es una corriente filosófica en donde el conocimiento se adquiere por medio de la razón. Se decía que las ideas no pueden existir si no han sido puestas por una causa que contenga algo de realidad. Entonces podría decirse que el amor existe (?).

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s