Dionisio y los estudios literarios

Querido *,
Quiero presentarte a Dionisio, mi maestro de estudios literarios. Dionisio asegura tener demencia senil, la verdad, desconocía la forma en la que la palabra “senil” moldeaba a “demencia”, una palabra de la que sí tenía una idea más o menos clara de lo que quería decir. Es por eso que a continuación cito la definición de la demencia senil:

La noción de demencia senil hace referencia al trastorno de la mente que aparece en la ancianidad. Se trata de un síndrome orgánico que se caracteriza por el deterioro de la memoria, trastornos del juicio y del pensamiento abstracto y alteraciones de la personalidad. Definición.de

Puede que exista una alta probabilidad de veracidad, a veces no sé si lo dice de juego o realmente es un demente senil. Pero bueno, el caso es que Dionisio es de los dioses más carismáticos y apreciables del Olimpo 15.9

rAYA

Los libros son las uvas de Dionisio, de ellos extrae el vino, lo que conlleva a las lágrimas, al enojo, al miedo, dependiendo de la cosecha del libro y la cantidad que tomes. Así que era importante que el proceso de introducción al vino fuera imparcial en el impacto. El dios nos proporcionó un pergamino y entre los párrafos, había uno que leía:

Propósito:
Introducir a los alumnos en el manejo de una nomenclatura básica de la disciplina llamada literatura, con el fin de que reconozcan las diferentes instancias y fenómenos que constituyen un texto literario narrativo, y así puedan realizar un análisis de la obra literario en términos técnicos y metodológicos de lo que ocurre en el proceso de la lectura.

En el proceso de introducción, hubo días en las que la clase se embriagaba tanto con el texto, que muchos llegaban a perderse, otros filosofaban y otros tantos caían en somatización. La embriaguez corría por nuestra cuenta, ya que Dionisio nos trajo el vino y nos mostró una nueva manera de beber. Generábamos más interpretaciones que un oráculo, sentíamos fiestas divinas cuando lográbamos conexiones a la vid de la literatura.

CC Nicolas Garay
CC Nicolas Garay

*, ¡si te dijera la emoción que siento en la clase! una verdadera embriaguez. Había días que mi corazón se aceleraba tanto que me alegraba infinitamente de estar en el Olimpo 15.9
Deseo con tanto fervor que los demás mortales sientan el mismo éxtasis que siento cuando me sumerjo en el vino de un texto.

Esta por demás decir que la clase de Dionisio es de mis clases preferidas, sin ofender las clases de Hefesto, Artemisa, Atenea, Apolo, Ares y Morfeo. Sabes *, Dionisio resultó ser además, mi tutor; algunos, tuvieron que viajar a tierras lejanas a conocer a sus tutores, yo no, ahí mismo en el Olimpo 15.9 está. Conocí su cultivo de vides y selección de vinos, es bastante interesante su repertorio.

rAYA

Hace bastante que no escribía, espero ser más frecuente. Hasta pronto *

Atentamente,

Firma

Estudiante de Letras

Escrito por

Estudiante de literaturas hispánicas en la Universidad de Sonora. A ratos es maestro de inglés. Fan de Instagram y a la búsqueda constante de su verdadero yo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s